Publicidad

Adriana Mejía Londoño

Así no, alcalde Daniel Quintero

No le está saliendo bien la vuelta con los medios, alcalde Daniel Quintero. Hay cosas en la vida que...

Raíces que salen del clóset

El árbol de la vida crece torcido, mientras muy pocos se dan cuenta de ello. Hasta que una rodilla policial, fornida y...

Escobita de trapear

Suenan las canciones de Juan Luis Guerra. Y, a ritmo de merengue, recorremos baldosa por baldosa. Son los días en que tengo la certeza...

¡Oh, es Él!

Necesitamos que el Gobierno tome la información relacionada con el covid 19 por los cuernos. Y que nosotros aprendamos de los políticos lo mejor...

La mano en el considere

Cuando el general Montoya sugirió ante la JEP que los falsos positivos eran responsabilidad de muchachos que llegaban al Ejército sin saber coger los...

María Oliva, mi superhéroe

La anaconda la descubrió deambulando con sus tres cachorros, todos en los huesos y llenos de picaduras, pero con el espíritu intacto. Y no...

La vida de los otros

Me enteré de pormenores que no me importan, como no sea para comprobar que todos –santos y demonios- estamos amasados con grandezas y miserias...

Un banano en la pared

Alguien puede extasiarse con El jardín de las delicias y alguien evitarlo; alguien disfrutar de Botero y alguien pensar que pinta gordos sin...

Mi cacerola roja

¡Booong!!! por los que desconocen que hay razones para protestar; por los que entorpecen los derechos a no protestar y a trabajar que...

Monjas a grito herido

Algo conozco a las monjas, por eso las prefiero de lejitos. Recuerdo con cariño a la madre Inmaculada, que me enseñó a leer y...

Rapunzel y el oso perezoso

No son buenos días ni para los colombianos, ni para el presidente Duque, convertido en hazmerreír internacional, por cuenta de la torpeza, ¿malintencionada?, de colaboradores de su gobierno.

Martha Lucía, ¡par favarrr!!!

Padece de “lujuria de micrófono”. Blablablá, echa a hablar, con inmutable sonsonete. En la Segunda Cumbre de la Misión Internacional de Sabios sufrió uno...

Palabras que son balas

Twitter, por ejemplo, es un campo minado. Cualquier tuitero, sin apretar el gatillo, puede herir o matar a alguien. Allí los energúmenos de todas...

Días de “abrazos”

En épocas preelectorales se lanzan a la jura, con autenticidad inexistente. Promeseros, malabaristas y “abrazadores”, vendedores del ungüento mágico que curará ciudades y departamentos. Nada...

La cereza del pastel

En mi final, Betty, el as bajo la manga del Canal RCN, por fin se reconocería, se aceptaría y se daría permiso para salir...

Pétalos de rosa

Francia se unió a los 55 países que en el mundo prohíben los castigos corporales a los niños. En Colombia lo necesitamos con urgencia, a ver si la paz deja de ser un tema lejano.

El Congreso que somos

No es de admirar la sociedad que hemos construido. Así que menos botadera de corriente en los cocteles y más compromiso con la educación y la democracia a la hora de votar.

Falló la Corte

Llamar las cosas por su nombre, nos parece parte de mala educación, de ahí la experticia que hemos adquirido en dar varias vueltas alrededor de un asunto antes de enfrentarlo.

Que pase el inquisidor

Prefiero acatar el sabio consejo de Anatole France: “No discutas con un ignorante, te hará bajar a su nivel y ahí te ganará por...

Me fascinás, Fernando Vallejo

Con todo y su irreverencia, sus blasfemias, sus sacadas de clavo, su pesimismo, sus insultos, sus ganas de escandalizar, sus exabruptos, su todología. Qué le vamos a hacer.

La Dama inmortal

Estaba hipnotizada viendo rodar una cabeza de culto: la de la Dama de París. Y me dolieron los huesos. Y agradecí como nunca a Víctor Hugo porque la salvó de una demolición casi segura.

Con su permiso, señor Moctezuma

Y no es que mienta López Obrador cuando afirma que la conquista se hizo con la espada y con la cruz. La llegada de...

Ser mujer no es una opinión

¿Cuál sociedad es más injusta con las mujeres: la que las obliga a esconderse o la que las obliga a empelotarse?  ¿La que las...

El siglo del olvido

Ni siquiera las víctimas directas, a quienes de manera bienintencionada quiso la Alcaldía visibilizar con el acto mediático y quiere honrar con el memorial...

La chaqueta verde menta

Qué largo camino nos falta por recorrer. Vestirse como se quiera, ¿no hace parte, acaso, de esos derechos que nos asisten a cada una? El...

Cigarras en la piel

No conozco Hay-on-Way, el pueblecito de Gales donde en 1988 nació el Hay Festival, con el fin de compartir los gustos literarios de sus...

¿Cómo expresar mi grito?

Los ciudadanos, en vez de perder la sensibilidad ante lo hiriente, tenemos que gritarla una y otra vez. Lo hago hoy, el domingo y...

Gabo y el ricachón

Encabezaría gustosa el club de fans de García Márquez, casi toda su obra la he leído, subrayado, releído y saboreado. Respecto de su...

¡Estudien, vagos!

Osos de científicos sin vocación, que perjudican la credibilidad de los que sí la tienen y se la juegan toda, rogando patrocinios, para realizar...

Yo no me tapé el ojo

Nos resistimos a llamar las cosas por su nombre: una fractura de órbita ocular, un desplazamiento de tabique y cinco meses de incapacidad es...

Luzia murió dos veces

Estaba en la flor de la vida. Tenía cerca de doce mil años y secretos fundamentales sobre el proceso poblacional en América. Su cráneo...

La flor de la marimba

Los códigos de honor y venganza que regulaban las relaciones sociales, en reemplazo del Estado ausente, fueron pulverizados por la bonanza del cultivo y...

A mis amigas

La amistad verdadera que nace de sintonías profundas y no busca otra ganancia que la sola compañía, hoy día, en la era de los...

La pálida nalga

Algo va de 1993 a 2018. Para empezar, van 25 años en los que ha cambiado Colombia y hemos cambiado los colombianos (¿Para mejor?, ¿para...

Nosotros Los Chachos

Tengo indignación por cuenta de ese síndrome que se da silvestre en el platanal y que en los momentos más inesperados nos deja en...

Como decíamos ayer…

Fray Luis de León. El agustino de letras que en un día como hoy, aunque distinto, inspiró esta columna. Sin saberlo. Ni él, ni...

El laberinto de Ruiz Zafón

/ Etcétera. Adriana Mejía
Me gusta como escribe y para nada me predispone el hecho de que sea una máquina de producir bestsellers. La primera tirada de El laberinto fue de 700 mil ejemplares y sus obras han sido traducidas a 40 idiomas

Una torre de razón

/ Etcétera. Adriana Mejía
Pudiendo salir a votar, no lo hacen, cambian el voto por un sancocho, van a las urnas “verracos”. Son responsables de que quienes nos producen vergüenza ajena, indignación y desconfianza estén ahí, fungiendo de prohombres

Y el Nobel hizo ¡Bob!

/ Etcétera. Adriana Mejía
En un país nórdico, monárquico y resuelto no tienen cabida las irreverencias. Sobre todo tratándose de un Premio salpicado por la correcta política y el eficiente lobby (qué lo diga Vargas Llosa)

En la cuerda floja

/ Etcétera. Adriana Mejía
Es la hora de la grandeza. Alargar el tire y afloje hasta las elecciones del 2018 es inaceptable. Que se note, entonces, que el anhelo común sí es, como aseguran ustedes, conseguir el fin definitivo del conflicto

Ni se compra ni se vende

/ Etcétera. Adriana Mejía
El perdón es libre porque no se decreta, ni obedece a presiones de la comunidad, ni a directrices de colectivos de víctimas, es una decisión personal, aunque es innegable que un ambiente propicio estimula a “perdonar, incluso, lo imperdonable”

Un corrido muy mentado

/ Etcétera. Adriana Mejía
Qué pena con quienes de verdad están de luto con la desaparición de Juan Gabriel, pero que diez días después de muerto siga insepulto y lo tengan volteando como circo pobre, más parece la letra de un corrido

Bañados en agua de oro

/ Etcétera. Adriana Mejía
Soy una de las muchísimas colombianas que no encaja en estas afirmaciones. Me siento ofendida, porque la vida mía no sería la misma sin la presencia y las enseñanzas de un ser humano maravilloso que vino de Tutunendo

Mejor cambiemos de tema

/ Etcétera. Adriana Mejía
Como las campañas por el SI y por el NO tienen apellido, los responsables de las mismas apelan a la animadversión que existe entre ambos y a la receta mágica de los culebrones

Medellín con celulitis

Más allá de las cirugías estéticas que con tan buen suceso se le han practicado a la ciudad y más allá del primoroso maquillaje con el que consigue aplausos extranjeros.

La bandera de la discordia

/ Etcétera. Adriana Mejía
Las afirmaciones de Caterine deben ser sustentadas, investigadas y aclaradas. Por el bien de los interesados y de los colombianos, que nos sentimos violentados porque amamos el deporte

El Mediterráneo de nosotros

/ Etcétera. Adriana Mejía
Queda en Turbo, donde llegan en estampida perseguidores de otro sueño: el americano. Y se quedan atrapados en el limbo del puerto, a merced de los traficantes que abusan de ellos como les da la gana

Gelatina sin sabor

/ Etcétera. Adriana Mejía
“Una semana después, la piel se me caía a pedazos, el tejido comenzó a necrosar. El cirujano me ordenó un tratamiento que me sirvió para la recuperación del tejido, pero la cicatriz jamás tomó buen aspecto”

Con que “fallas menores”, ¿no?

/ Etcétera. Adriana Mejía
Qué pena, señores, pero los contribuyentes nos sentimos chalequeados. En muy buena parte debido a que entre ustedes el sentido común brilla por su ausencia, sumado a que los plazos para la cancelación de las cuotas no reciben contraprestación con los plazos indefinidos para la entrega de obras