Publicidad

Juan Carlos Orrego

Más de lo mismo

Opinión / Juan Carlos Orrego
¿Más de lo mismo?
Se dirá que este alegato no se conduele con el poco tiempo que lleva la nueva secretaria en el edificio Carré. Y puede ser; pero, como dicen, más vale un metido a tiempo

Malicia blanca

Opinión / Juan Carlos Orrego
Malicia blanca
Dos casos recientes, en apariencia simpáticos, han venido a sumarse a mi memorial de agravios

Diciembre

Opinión de Juan Carlos Orrego
Diciembre
Hombres de todas las cataduras y formatos -obesos, raquíticos, bajos, espigados, de voz gangosa o silbante, desenfrenados, mesurados, bienintencionados o maquiavélicos-, en todas las esquinas o cada diez metros, se visten de Papá Noel

¿Señor Juan Carlos?

Opinión de Juan Carlos Orrego
¿Señor Juan Carlos?
El lector timorato, amigo de la tolerancia y seguramente egresado de algún cursillo de relaciones personales, se escandalizará con mi propuesta

Primera y última

Primera y última
Lo que resta es una fiesta abierta: no hay que cantar nada, ni apagar velas, ni bailar valses ni soportar edecanes que espantan mariposas blancas con espadas ridículas

¿Para qué sirve esta columna?

¿Para qué sirve esta columna?
En el caso de que un periódico no pague a sus colaboradores, a estos les quedan dos razones para sentir que sus párrafos sirven para algo

Extremos salvajes

Extremos salvajes
Cerré el libro con mal sabor de boca, espantado ante los acontecimientos de parecida índole que de un tiempo para acá han tenido lugar a un paso de mi casa, en la histórica Universidad de Antioquia

Crítico, rufián y profeta

Crítico, rufián y profeta
Con todo, las risas más estridentes entre las provocadas por las retahílas de Facundo cayeron por cuenta de sus ocurrencias de tema sexual

Vanidad que intoxica

Vanidad que intoxica
Como si se tratara de un concierto de Metallica, los pereiranos ya habían agotado los abonos, y un insignificante remanente de boletas alcanzaba, en el mercado negro, precios multiplicados por los números más gordos de la tabla

Juegos de media noche

Juegos de media noche
¿Qué más podía hacer? Si ese era el robo que me había deparado la siniestra ruleta criminal de la ciudad, bien podía creerme un consentido de la suerte

Libros y lágrimas

Libros y lágrimas
Aunque no se trata de un inventario pobre, estoy seguro de que alguien más curtido me enrostrará no haber conocido, incluso, la mítica librería de Alberto Aguirre

No por mucho madrugar…

 
No por mucho madrugar…
 
 
Por muchos colegios de hoy corren vientos feroces de algo que, si no es terror paranoico, muy seguramente será pecaminosa soberbia
 


El mito de la lechuza

 
El mito de la lechuza
 
 
¡Mentira! Se le vio una noche de diciembre 2009, cuando, en pleno cuadrangular final, el poderosísimo DIM venció 2-1 al equipo de Barranquilla
 


Por culpa de Kafka

 
Por culpa de Kafka
 
 
Ha podido comprobar que buena parte de los hogares que conforman esa comunidad educativa está regentada por papás solitarios
 


Confesiones de un ex conductor

 
Confesiones de un ex conductor
 
 
La tercera caída fue la previsible pelea con la aseguradora, taimada como cualquier empresa que subsista con base en promesas
 


El susodicho

 
El susodicho
 
 
Diré, para empezar, que me decepciona profundamente que un humorista no venda la idea de la más sublime originalidad al primer golpe de vista
 


Yo vi batear a Rentería

 
Yo vi batear a Rentería
 
 
Mike Schmulson, el célebre —y, por lo visto, inmortal— periodista barranquillero, dijo que el jonrón del paracortos de los Gigantes de San Francisco era la gran hazaña de un deportista colombiano en todos los tiempos
 





El escribidor

 
El escribidor
 
 
Lo llamativo es que la misma Academia Sueca, en su explicación de por qué despachó el premio para Arequipa, habló más de política que de literatura
 




Sin nada en la nevera

 
Sin nada en la nevera
 
 
Juro que, por un momento, me creí en la casa de The Simpsons, y casi me convencí de que en el papel había sido marcada una “A+” sobre el nombre de la pequeña Lisa
 




Mañana seréis tratados como insurgentes

 
Mañana seréis tratados como insurgentes
 
 
Ha hecho lamentable carrera esa idea según la cual la “primera Independencia” no fue más que un alboroto pasajero
 




Sólo para mundialófilos

 
Sólo para mundialófilos
 
 
Durante muchas mañanas de este junio fui un convidado de honor entre las cobijas de mis hijos, la una prendada del “Niño” Torres y el otro hecho seguidor incondicional de Eslovaquia
 




Dorado de oro golfi

 
Dorado de oro golfi
 
 
Algo debe significar que, en las guerras promovidas por el “Libertador”, los indios pastusos prefirieran pelear al lado de los chapetones
 

 

El mínimo esfuerzo

 
El mínimo esfuerzo
 
 
Pienso en las decenas de trabajos que mis alumnos universitarios han robado —y que robarán— de Internet solo por tener más horas libres para la cerveza, el facebook o los juegos de rol
 

 

 

Peste humana

 
Peste humana
 
 
Pues bien, los morbosos boletines de los noticieros mostraron, ahora en versiones con poca melanina, lo mismo que ya se había visto en Haití: ciudadanos saqueando tiendas y peleándose a los mordiscos por un paquete de pañales o un tarro de leche
 

 

 

Julio Posada

 
Julio Posada
 
 
Julio me “desenterró” de mi remota buhardilla universitaria y, tras una larga homilía de lector vicioso en pos de la nueva entrega de un folletín, me convenció de ponerme otra vez frente al teclado
 

 

 

El centenario de espaldas

 
El centenario de espaldas
 
 
Muchos de nuestros conciudadanos padecen de un estúpido complejo que les lleva a detestar todo lo que huela a altiplano cundiboyacense
 

 

 

Bajo las faldas

 
Bajo las faldas
 
 
Fieles a un estilo de crianza timorato y cuadriculado, tienen como ideal del comportamiento paterno aquel en que la madre calienta sus pollos las 24 horas del día
 

 

 

Un señorazo

 
Un señorazo
 
 
La imagen más vieja que tengo de Leonel Álvarez es la de su primer gol como profesional: en 1984, en partido del Medellín contra el Cali, el peludo volante entró al área como Pedro por su casa y ensayó una cabriola modesta para patear, hasta el fondo del arco, un balón que se paseaba a media altura.
 

 

 

 

En defensa de mis colegas

 
  Publicado en la edición 403, diciembre 1 de 2009  
     
 
En defensa de mis colegas
 
     
 
Los administradores de la educación de nuestros días gente cuyo único talento es diligenciar formularios– la han condenado al papel de una Cenicienta inoportuna y prescindible
 
     

Prejuicios del nido

 
  Publicado en la edición 401, Noviembre 1 de 2009  
     
 
Prejuicios del nido
 
     
 
Hace 85 años la Tipografía Helios de Medellín publicó Lejos del nido, obra cumbre del rionegrero Juan José Botero. Desde entonces la novela inició una firme carrera hacia la celebridad, materializada primero en nuevas ediciones, después en versiones televisivas de la dramática historia y, hace un cuarto de hora, en su aparición como el primer libro de la flamante colección con que el gobierno regional y nueve universidades buscan conmemorar el bicentenario de la Independencia de Antioquia. Nada más deshonroso, sin embargo.
 
     

Fiesta del libro sin libros

 
  Publicado en la edición 399, 4 octubre de 2009  
     
 
Fiesta del libro sin libros
 
     
 
Donde hay libros hay milagros y fantasía. No de otra manera puede interpretarse el hecho de que en aquel jardín de las delicias corra, caudaloso, un fresco río de cerveza
 
     

Corrupción en el congreso

 
  Publicado en la edición 397, 06 septiembre de 2009  
     
 
Corrupción en el congreso
 
     
  Bien mirado, los asistentes a una serie de conferencias académicas no son más que un hatajo de gente impaciente en espera de su turno y solo casualmente interesada por lo que emana de bocas ajenas  
     

Especie en vía de extinción

 
 
Publicado en la edición 395, 02 agosto de 2009
 
     
 
Especie en vía de extinción
 
     
 
No hace mucho sorprendí a un niño de mi familia relatando la historia de unos “monitos” que había visto no sé dónde, y hará cosa de un par de días oí en la calle, al acaso, a una niña que comparaba a su inquieto hermano con un “mono” de circo
 
     

Despecho social

 
 
Publicado en la edición 393, 05 julio de 2009
 
     
 
Despecho social
 
     
 
Hace un par de meses, cuando fue arrestado -entre evidentes irregularidades- el sociólogo Miguel Ángel Beltrán, los comentaristas virtuales de las diversas publicaciones electrónicas que trataron la noticia se despacharon con toda clase de opiniones sobre el asunto
 
     

Benedetti XVI

 
 
Publicado en la edición 391, 07 junio de 2009
 
     
 
Benedetti XVI
 
     
 
Lo mismo puede decirse del agudo zurcidor de cuentos, maestro inigualable en la detección de las manías cotidianas y, por ello, patrono de columnistas
 
     

Misa de gallo

 
 
Publicado en la edición 389, 03 marzo de 2009
 
     
 
Misa de gallo
 
     
 
Decía el poeta gaucho Leopoldo Lugones que en algún momento de la jornada se empieza a sentir algo así como el “miedo de lo demasiado tarde”
 
     

Todos odian las novelas

 
 
Publicado en la edición 387, 1 abril de 2009
 
     
 
Todos odian las novelas
 
     
 
Se dejaron de trasmitir partidos de la Selección Colombia y los juegos de los equipos colombianos en la Copa Libertadores pasaron a ser programas de pacotilla, dignos de ser emitidos por los canales regionales
 
     

Lugares comunes

 
 
Publicado en la edición 385, marzo 1 de 2009
 
     
 
Lugares comunes
 
     
 
Cejijuntos, citan a Aristóteles, Mandela y las Naciones Unidas para exigir que se les deje meter sus narices en lo que les place
 
     

Fatalismo animal

 
 
Fatalismo animal
 
     
 
Veo venir para el zoológico un final de bronce y toboganes, donde las diversiones infantiles se distribuirán entre bosquecillos y estatuas de los animales que alguna vez pisaron aquel predio
 
     

Tres estampas del suroeste

 
 
Tres estampas del suroeste
 
     
 
Caminando por cualquiera de sus calles, tiene uno la sana sospecha de que, bajo la fronda que emerge tras los muros de los patios, duerme con dulzura algún marrano o mil gallinas buscan lo que no se les ha perdido
 
     

Cuento de Navidad

 
 
Cuento de Navidad
 
     
 
Hace un frío horrible en las noches y todo consuelo está en el nocturno avistamiento de las estrellas rutilantes, teniendo como almohada una gigantesca piedra fría
 
     

¡Un antropólogo para Palacio!

 
 
¡Un antropólogo para Palacio!
 
     
 
Que yo sepa, desde hace 500 años se vienen presentando tales revueltas
 
     

Primera ley de la conversación climática

 
 
Primera ley de la conversación climática
 
     
 
¿Quién no se siente convocado a la suave charla cuando lo que está en juego es un “Siempre está como oscurito”?
 
     

El maestro de escuela

 
 
El maestro de escuela
 
     
 
Los yerros de la condición humana no son marca exclusiva de ningún oficio o profesión, y los estereotipos lo único que revelan es la ramplona visión de mundo de quien los emplea
 
     

Barney y sus amigos

 
 
Barney y sus amigos
 
     
 
Hará cosa de veinte años que los críticos de la televisión se fueron lanza en ristre contra los programas que contuvieran alguna riña, con la idea de que los espectadores niños muy seguramente iban a replicarla a la primera oportunidad, masacrando a hermanitos o compañeritos de colegio.
 
     

Iglesia La 86

 
 
Iglesia La 86
 
     
 
Bastaría pensar en el destino comercial del edificio que, en Medellín, fuera antes palacio arzobispal
 
     

Vuelve y juega

 
 
Vuelve y juega
 
     
 
Hará como dos semanas supe de un profesor universitario que estuvo a centímetros de ser golpeado por un estudiante energúmeno
 
     

Medellín de cartilla

 
 
Medellín de cartilla
 
     
 
Han tomado el zurriago contra todos los que pisan
el césped, se pasan de copas en las fiestas de Navidad
o fuman después del almuerzo
 
     

Alivio olímpico

 
 
Alivio olímpico
 
     
 
Al final uno entiende qué es eso del “deuce” o del “envión”
 
     

Dulces ampollas del caminante

 
 
Dulces ampollas del caminante
 
     
 
Quizá no haya nada tan contundente como la razón ausente de quién no sabe por qué