Enfermedades respiratorias, pulmonares y cardíacas y su relación con la contaminación ambiental

Publicidad

Dos veces al año, Medellín y el área metropolitana atraviesan episodios de contaminación ambiental que obliga a tomar medidas extremas de autocuidado, especialmente en niños, mujeres en periodo de gestación y adultos mayores.

La aparición de enfermedades cardíacas, pulmonares o respiratorias está asociada a estos episodios de contingencia atmosférica o contaminación ambiental, según indicaron docentes e investigadores de la Universidad CES de Medellín.

El pasado 2 de febrero, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá anunció que el episodio ambiental iniciaría este lunes 8 de febrero y se extenderá hasta el 10 de abril. Al respecto, la médica y docente, Cristina Sierra Vargas, especialista en Medicina Interna de la Universidad CES, aseguró que “hay evidencia sólida que muestra que la mala calidad del aire tiene consecuencias sobre la salud humana”, según la especialista, de los principales efectos adversos está un aumento en el riesgo de desarrollar enfermedades alérgicas como rinitis, conjuntivitis o asma.

Publicidad

Le puede interesar: Episodio ambiental inicia el 8 de febrero y no habrá pico y placa para vehículos particulares

Si la exposición a partículas contaminantes ocurrió en la infancia, explica Sierra Vargas, hay un mayor riesgo de infecciones respiratorias y la posibilidad de descompensar enfermedades pulmonares preexistentes, en lo que sería una crisis de asma, o una exacerbación de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, EPOC.

La contaminación del aire también está asociada al riesgo de cáncer de pulmón y asimismo, se ha encontrado que la exposición a altas concentraciones de material particulado menor de 2.5 micras o de gases como el dióxido de nitrógeno y óxido de azufre produce mayor riesgo de enfermedad cardiovascular como sería el infarto agudo del miocardio y un mayor riesgo de morir de causa cardiovascular”, sentencia la profesional.

De nuevo, se reitera que la población más susceptible a presentar efectos adversos por la contaminación ambiental son los niños menores de 5 años, los adultos mayores de  65 años, las  mujeres en embarazo y los individuos que tengan enfermedades cardiacas o pulmonares preexistentes.

Lea también: Aeropuerto José María Córdova habilitó zona para toma de pruebas de COVID-19

En época de pandemia es importante señalar los beneficios de la mascarilla convencional que además de proteger contra el virus responsable de la COVID-19, también lo hace contra otros virus que producen infecciones respiratorias.

La médica, docente y especialista en Medicina Interna de la Universidad CES, aseguró que la mascarilla “también podría disminuir el ingreso al tracto respiratorio de macropartículas que componen el aire densamente contaminado, pero no protege contra partículas pequeñas ni contra gases que también son responsables de los efectos adversos de la polución”.

Explicación del fenómeno

El doctor en Biotecnología, Andrés Pareja López, director científico de la Unidad de Toxicidad Invitro (UTi) de la Universidad CES, explicó que el fenómeno de la contaminación del aire es multifactorial, en el que inciden tres variables que son las más importantes: las fuentes de emisión, la geografía y la meteorología.

Artículo de interés: Medellín ya está lista para la vacunación contra el COVID19

“Lo que está pasando en este momento es que la meteorología no nos está favoreciendo mucho, o sea, la dinámica de vientos es menor y además se presentan nubosidades alrededor del Valle de Aburrá, entonces todas las fuentes de emisión están produciendo esos contaminantes dentro del valle pero estos no pueden escapar, lo que hace que se acumulen y se presentan las altas concentraciones de estos contaminantes que repercuten directamente sobre la salud de todos los habitantes del valle de Aburrá”.

Contaminación y pandemia

Según fuentes de la Universidad CES, se estima que en el área metropolitana las fuentes móviles representan el 82% de las emisiones y el 18% obedecen a las fuentes fijas.

Es por esto que desde diferentes sectores se promueve buscar métodos alternativos para la movilización como el transporte público, la bicicleta o caminar. No obstante, la actual emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus hace más crítico el manejo del episodio de contingencia, toda vez que se promueve el distanciamiento físico y hacer un mayor uso del transporte particular.

Lea además: Desde este viernes está habilitado el portal Mi Vacuna

Publicidad
Publicidad