En Medellín habrá ley seca este fin de semana, pero no toque de queda

Publicidad

En un mensaje enviado hoy a través de su cuenta de twitter, el alcalde Daniel Quintero informó que en Medellín la medida tomada para este fin de semana para continuar en la estrategia de disminución de contagios por COVID19 es la ley seca nocturna: “Hemos coincidido con el Gobierno Nacional que en las condiciones actuales no se requieren más toques de queda. En su lugar tendremos ley seca nocturna: entre las 12 de la noche y las 5AM que aplicarán los días viernes 29 y sábado 30 de enero. No es tiempo de fiestas”.

Le puede interesar: ¿Llegó del extranjero y tiene síntomas de COVID-19? La UdeA busca voluntarios para estudio

Esta medida es diferente a la que rige en los demás municipios de Antioquia, según las decisiones tomadas este lunes 25 de enero por el gobernador Aníbal Gaviria.  Aunque son más flexibles que en días anteriores, la gobernación consideró importante conservar el Toque de Queda Por la Vida, con cambio de horario: regirá desde este miércoles 27 de enero a las 00:00 horas hasta las 5:00 a.m., y continuará de la misma manera cada día, hasta el martes 2 de febrero.

Publicidad

La otra medida que se mantiene para lograr que las cifras de ocupación de camas UCI siga bajando, es el Pico y Cédula, el cual seguirá operando en los otros 9 municipios del área metropolitana y para los siete municipios del Valle de San Nicolás, en el Oriente antioqueño:  Rionegro, Marinilla, El Santuario, Guarne, El Carmen de Viboral, El Retiro y La Ceja. Seguirá con el sistema de números finalizados en pares e impares para todos los establecimientos comerciales con excepción de restaurantes, hoteles y similares. 

Disminución de cifras de contagio

El gobernador de Antioquia Aníbal Gaviria Correa también coincidió en que las cifras de contagios en el departamento han disminuido en los últimos días desde el 9 de enero, cuando se presentó el pico más alto de contagios, con 3.170. En los últimos 8 días la tendencia ha sido a la baja: 2.412 –  2.375 –  1.826 – 1.948 – 1.721 –  1.802 – 1.659 – 1.239 y 1.153, según los datos suministrados este martes 26.

“Esta cifra muestra esa tendencia clara a la disminución de los contagios, producto, quiero reiterarlo muy contundentemente, de las medidas tomadas en el Puente de Navidad, en el Puente de Año Nuevo y el Puente de Reyes, medidas duras, complejas pero que ahora están claramente mostrando el resultado sobre los contagios”, afirmó el gobernador Gaviria. 

Le puede interesar: ¿Superó Medellín el segundo pico? Esto dijo la secretaria de Salud

El gobernador también se refirió a la ocupación de las camas UCI, que, aunque también ha mostrado una disminución, no se puede bajar la guardia. En los últimos 7 días ha mostrado una disminución gradual y constante. Pasó de 91.47% – 90.21% – 91.30% –  91.51% –  90.59% –  90.23% y el día de hoy a 88.53%.

Sin embargo, tanto el alcalde de Medellín como el gobernador de Antioquia insisten en que aún no hemos salido del peligro, y que el cuidado debe mantenerse.  Así lo dijo el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, en su cuenta de twitter: “El efecto de caída de contagios ya se evidencia en una reducción en cuidados intensivos. Sin embargo, quiero ser tan claro como sea posible. El virus sigue ahí. Es igual de letal que en un principio”.

El gobernador, por su parte, hizo el mismo llamado, refiriéndose a la cifra de ocupación de camas UCI, que aún preocupa: “Sigue siendo una cifra muy alta, que nos significa mucha prudencia y mantener la Alerta Roja Hospitalaria, para que no se cope esa capacidad y se siga extenuando a todo el equipo y el sistema de salud y los profesionales de la salud”. 

Por último, el gobernador hizo un reconocimiento a los ciudadanos que han acatado las medidas y pidió no bajar la guarda para poder seguir flexibilizando las restricciones, para permitir no solo el cuidado de la vida sino la reactivación económica y la generación de empleo.

Ver decreto

Le puede interesar: Así será el toque de queda en Antioquia hasta el 2 de febrero

Publicidad
Publicidad