Tapabocas en personas sanas tienen el riesgo de expandir el COVID-19

Publicidad

La Asociación Colombiana de Infectología, en un pronunciamiento que convoca a alcaldes y a gobernadores y a la comunidad en general, manifestó su preocupación por la práctica en las ciudades de medidas de prevención contra la infección por COVID-19 que son “contrarias a la evidencia científica”.

Tapabocas y demás elementos de protección, señala el gremio, deben ser usados de manera responsable en los casos realmente necesarios y en los que resultan efectivos:

  • Para quien contiene el virus y tose o expectora.
  • Para trabajadores de la salud expuestos a secreciones.

En los demás casos, indica la Asociación Colombiana de Infectología, “tienen riesgo de convertirse en reservorio de contacto continuo con las manos del portador expandiendo el virus”. El efecto, añade, es que la “medida no solo resulta ineficaz sino riesgosa”, además de que conduce al desabastecimiento de estos elementos de protección.

También le puede interesar:

Un escenario similar se presenta con el uso de guantes: “su uso en escenarios no clínicos (supermercados, transporte) genera contaminación cruzada ya que, al tener los guantes puestos, la persona nunca hace higiene de manos y contamina todo a su alrededor”.

Publicidad

De acuerdo con la invitación de la Asociación Colombiana de Infectología, “el pilar para contener el virus y frenar la transmisión es la higiene de manos con agua y jabón o fricción con soluciones alcohólicas”.

Publicidad
Publicidad