Videocuarentena, creatividad contra el tiempo de sobra

Publicidad

Esta preguntica azota a todos los padres de familia en la época de la pandemia. Porque sobra tiempo y falta creatividad. Además de ver televisión y conversar por celular, quedan horas y horas eternas de hacer nada. Entonces llega la temida preguntica: Mami, papi, ¿qué hacemos?

Hay una actividad que en parte puede responder a la inquietud. Se trata de hacer videos en vacaciones.

¿Cómo así? Muy sencillo. Es hora de que les enseñemos a los hijos a manejar la cámara del celular. Qué tal que entre todos realicemos cada día el noticiero de la familia. Pónganle nombre, Notiuva, por ejemplo, y haga que entre todos los muchachos graben la bañada del perro, la quemada de la torta que hizo la mamá, la receta de la abuela, el partidito de fútbol en el corredor, etcétera.

Publicidad

Por la noche, Notiuva será un noticiero que verán todos los de la familia, se reirán, se unirán, conversarán, darán mejores ideas para mañana, etcétera.

¡Hacer un noticiero con las actividades diarias durante la cuarentena es una nota! Y que la hermanita menor haga un comercial por ejemplo, de la plastilina que usa para hacer figuritas, ¡qué maravilla! Metamos a todos en el cuento. Incluso, grabemos una manifestación de los muchachos, con pancartas y todo, exigiendo en coro que los papás pidan una marialuisa para mañana… o que el domingo se haga un delicioso asado o un sancocho.

Pero no sólo se pueden hacer noticieros. Atrevámonos todos a realizar un dramatizado, así como suena. Cada uno de los miembros de la familia tiene un papel qué cumplir. Uno es camarógrafo titular, el otro se preocupa por el vestuario y la ambientación. Luego se distribuyen los papeles que se van a representar. Por ejemplo, un ladrón se entra a la casa cuando todos están en ella. ¿Quién será el ladrón?, que sea Luis que es muy bravo, por ejemplo. Y luego, se habla del argumento. El ladrón anda solo, se metió por una ventana que estaba abierta por descuido y lo pilló Nati que se levantó a robar arequipe en la nevera. Gritó y llegaron todos. El ladrón explica que no les va a hacer daño, que necesita comida porque en su casa se quedaron sin nada y sin trabajo. Entre todos, lo interrogan.

Al fin ven que el hombre, que vive cerca, puede trabajar en la finca por días mientras le consiguen un buen trabajo que le permita vivir con dignidad. Mientras tanto, parten la torta y le dan para que lleve a la casa. El ladrón les muestra el arma que llevaba, una pistola de agua. Todos terminan secos de la risa.

Más opiniones en Voz del lector:

Inventen argumentos entre todos, hay miles dentro de las cabezas, ¡encuéntrenlos! Dejen que cada uno le imprima a su personaje las características que quiera.

Otro día, hagan un festival del humor, cada uno tiene que grabar un chiste, o contar una anécdota graciosa, como cuando al abuelo se le olvidó el carro en el parqueadero y se fue en taxi para la casa.

O qué tal un programa que muestre quién es cada quién. O…

Hacer videos es fácil porque en casi en cada casa hay varios celulares que pueden usarse.

De esta manera tenemos algo para hacer que además de entretenido es útil porque nos permite integrarnos, desarrollar nuevos lenguajes en la familia, gozar, desmitificar el monstruo de la imagen.

Son gratos momentos de unión, de creatividad, de imaginación, de descanso, de risas, de amor.

¿Papi, qué hacemos? Qué tal hacer un programa, con nuestra programadora que se llama Teleuva solamente de deportes extremos como por ejemplo meter un balón en la canasta de la ropa sucia, o jugar golosa parado en las manos. Hasta Rocky, el perro malgenio va a disfrutar. ¿Verdad Rocky? ¡Guau, guau!

¡Viva el video!

Por Samuel Arango M.

Publicidad
Publicidad