Publicidad

José Gabriel Baena

Humo veloz


Como homenaje al filósofo y escritor José Gabriel Baena, fallecido el viernes 10 de julio de 2015, y quien fuera colaborador de Vivir en El Poblado durante diez años con su columna Humo veloz, publicamos este perfil que él mismo escribió en abril de 2010 

Adiós, José Gabriel


Vivir en El Poblado lamenta profundamente el fallecimiento de su columnista José Gabriel Baena, ocurrido en la mañana del viernes 10 de julio de 2015

Evocación Comunión


/ José Gabriel Baena
Creo que sobreviví merced a la lectura y la escritura. Y a una frase de mi profesor de literatura secundaria: “Todos podemos ser literatos”

¡Noticias requetemalas!

/ José Gabriel Baena
Medellín, la más innovadora en estadísticas

Fascinación Sherlock

/ José Gabriel Baena
Aparte de los muy difíciles casos que hay que resolver, el gran caso es el propio Sherlock, con su muy bizarra personalidad

Gobernando contra el pueblo

/ José Gabriel Baena
Lo que no nos mueve a risa para nada es que en 2018, cuando se entregue la obra, tendremos que importar el agua quién sabe de dónde diablos

Palabras, imágenes,la guerra tonta

/ José Gabriel Baena
La guerra entre las palabras y las imágenes se declara entonces sin ganador claro, quien gana es el amor

John Ruskin y el vello púbico

/ José Gabriel Baena
Una noción infantil de la feminidad, mitad gatito, mitad reina de las hadas, y cuando la confrontaba con la realidad retrocedía horrorizado

Cuando las lluviecitas rompieron a cantar

/ José Gabriel Baena
Inevitablemente se me vinieron a la cabeza dos de mis canciones preferidas de los Beatles, una de McCartney, una de Lennon

La vida en velade Oliver Sacks

/ José Gabriel Baena
“He sido un ser consciente, un animal pensante sobre este bello planeta y eso ha sido un enorme privilegio y una aventura”

Cuando el agua se acabó: el monstruo en la sala

/ José Gabriel Baena
¿Todavía se afeita usted cantando con la canilla abierta durante 15 minutos y cada vez que hace pipí suelta el sanitario?

Celebrar a Eliot

/ José Gabriel Baena
¡Pero salud también por Eliot el optimista! El poeta, divorciado de su primera esposa en 1932, se volvió a casar en 1957 a los 68 años

Enero, hojarasca, Nebraska

/ José Gabriel Baena
Con reverencia me quito las botas ante Nebraska, sugiriéndola para vuestros ojos de enero como el mejor antidepre

”La traviesa dama del callejón sombrío“

/ José Gabriel Baena
“Bueno, Baena, vos serás responsable de no pocas parejas arrojadas por nuestros bucólicos precipicios...”

Subido al zarzo

/ José Gabriel Baena
Muchos libros pecaminosos “para grandes” leí al escondido en el zarzo por la mañana bien tempranito, enfundado en mi sempiterna piyama Pleetway Caribú

¡Música contra la agonía de la luz!


/ José Gabriel Baena
Pero bueno, no seamos tan ingratos del todo: la música de Hans Zimmer y Thomas Bergersen es sobrecogedora y, puesta a yo no sé cuántos miles de vatios de volumen, lo eleva a uno del piso y lo saca del bostezo durante tres o cinco minutos cada que aparece

El “túnel de Crespo” y nuestro Gran Crespón


/ José Gabriel Baena
¿Queremos un Gran Crespón de 25 kilómetros? Esperemos que el próximo alcalde detenga esta obra megalómana

Raqqa: الرقة


/ José Gabriel Baena
¿La guerra del fin del mundo? Creo que sí

Vivir en Laniakea


/ José Gabriel Baena
Tardaríamos 500 mil millones de años en atravesarlo si nos pusiéramos unos tennis inteligentes Apple que trotaran solitos a la velocidad de la luz

El otoño, el amor, Sophie Marceau


/ José Gabriel Baena
Mis ojos cayeron de rodillas raspadas ante la presencia de Sophie Marceau

¿Prohibido fumar en los balcones?

josegabrielBaena¿Prohibido fumar en los balcones?
/ José Gabriel Baena
Con esta lógica, debería también prohibirse cocinar en la cocina

La alegría de leer a Morales Henao

josegabrielBaenaLa alegría de leer a Morales Henao
/ José Gabriel Baena
¡Dios mío, de cuántos autores he olvidado sus nombres y los títulos de sus obras y cómo los evoco hoy con suave amor de editor en retirada!

De carnes y amores en “Tirante el Blanco”

josegabrielBaenaDe carnes y amores en “Tirante el Blanco”
/ José Gabriel Baena
El pícaro director Aranda se ocupa menos de los bobos combates y sí mucho más del subido calibre carnal de la novela

Shakespeare en Coveñas: El “Temporal” de González

josegabrielBaenaShakespeare en Coveñas: El “Temporal” de González
/ José Gabriel Baena
En la lancha van el padre, de setenta años, y sus dos hijos mellizos, jóvenes, que lo odian a muerte

Opulencia y miseria: las Bodas de Barú

josegabrielBaenaOpulencia y miseria: las Bodas de Barú
/ José Gabriel Baena
¡Y cómo se aprende de historia nacional en las revistas de peluquería!

Permiso para “poltal el alma”

josegabrielBaenaPermiso para “poltal el alma”
/ José Gabriel Baena
Esto me hizo dar tres voltacanelas mentales por ese inquietante juego de palabras, ajustable muy precisamente a esta época

“The Archipielago Press”: Sueñan las islas como ángeles

josegabrielBaena“The Archipielago Press”: Sueñan las islas como ángeles
/ José Gabriel Baena
“Las islas” siguen siendo ese paraíso que cantó el profeta nadaísta Gonzalo Arango en su libro cuasipóstumo Providencia

Nymphomaniac: la más grande estafa del cine “culto”

josegabrielBaenaNymphomaniac: la más grande estafa del cine “culto”
/ José Gabriel Baena
Con Nymphomaniac, el señor Von Trier se ha tomada la amarga cucharada de su propia medicina

El libro mostaza de X

josegabrielBaenaEl libro mostaza de X
/ José Gabriel Baena
Recoge en sus 200 páginas mis poemas favoritos, los cuales releí juiciosamente y me llevaron a esculcar en mi cada vez más exigua biblioteca

Biblioteca Rey de España y el “Efecto Calatrava me la clava”

josegabrielBaenaBiblioteca Rey de España y el “Efecto Calatrava me la clava”
/ José Gabriel Baena
En Medellín, ¿alguna corte ha llamado al arquitecto Mazzanti a rendir cuentas por el peligrosísimo deslizamiento de lozas y su cierre inminente?

“Aquí nadie estamos a salvo”

josegabrielBaena“Aquí nadie estamos a salvo”
/ José Gabriel Baena
Todo esto, que parecía irreal en 1950, es nuestro pan de todos los días

¿Vórtices polares? ¡Abordemos las arcas!

josegabrielBaena¿Vórtices polares? ¡Abordemos las arcas!
/ José Gabriel Baena
Este cronista ya compró una acción de un dólar para el Arca Uno

Botero y los japoneses

josegabrielBaenaBotero y los japoneses
/ José Gabriel Baena
Los dibujos supuestamente eróticos de Botero parecen calcados

Lipton and Clooney: entrevista modelo

josegabrielBaena Lipton and Clooney: entrevista modelo
/ José Gabriel Baena
A propósito de la exitosa película Gravity, de la cual Clooney es protagonista

¡Autoedítate!

josegabrielBaena¡Autoedítate!
/ José Gabriel Baena
Puede que no vendas nada y tengas que “lanzar” tu libro en tu apartamento con un puñado de amigos, pero tu satisfacción será multiorgásmica

Ciudad flexible, antifrágil, improbable

josegabrielBaena
Ciudad flexible, antifrágil, improbable
/ José Gabriel Baena
“El que quiera divertirse, pues que se compre un mico y lo vista…”

Una gran revista de ciudad

josegabrielBaena
Una gran revista de ciudad
/ José Gabriel Baena
Como diseñador invitado tengo el grato permiso de adelantar al público lector de asuntos históricos y contemporáneos de Medellín y Antioquia, los contenidos de este número

De espías y cofradías

josegabrielBaena
De espías y cofradías
/ José Gabriel Baena
Como decía el autor nadaísta Pablus Gallinazus, cualquier parecido con la coincidencia es pura realidad

Suicidio seguro mientras te afeitas

josegabrielBaena
Suicidio seguro mientras te afeitas
/ José Gabriel Baena
Así las cosas, no me he atrevido a aventurarme con esta amenazante maquinita de electrocución

Escripofilia colombiana en el libro de Ricardo Gómez

josegabrielBaenaEscripofilia colombiana en el libro de Ricardo Gómez
/ José Gabriel Baena
Desde 2006 y hasta la fecha corrieron unos 2.500 días de sumergimiento en el rescate de esta otra historia de Colombia

Infames Infomercials

josegabrielBaenaInfames Infomercials
/ José Gabriel Baena
Confieso que con estos he sentido la tentación del “cháme chá” argentino (traducido “llame ya” en español) para contornear mi escuálido abdomen

Té con Pessoa y Japonesa Buenos-Senos

josegabrielBaenaTé con Pessoa y Japonesa Buenos-Senos
/ José Gabriel Baena
Me siento sobre mis preferidos cojines de terciopelo azul y púrpura y oro frenéticos y me sirvo una tras otra mis tres diminutas tacitas de té

¡Traidores a la Patria!

josegabrielBaena ¡Traidores a la Patria!
/ José Gabriel Baena
Esto parece ya la Venezuela madurista, hacia donde vamos a caer como plátano en Osterizer

Traigamos a Yoko Ono

josegabrielBaena
Traigamos a Yoko Ono
/ José Gabriel Baena
Propongo que el Mamm gestione autorización y programe una gran temporada con las películas de Yoko and John, junto con audiciones de su trabajo musical

Semana de 4 días

josegabrielBaena
Semana de 4 días
/ José Gabriel Baena
Qué tal si el Comendador nos la decretara

Estampitas rocambolescas

josegabrielBaena
Estampitas rocambolescas
/ José Gabriel Baena
Breves apuntes tomados al desgaire de cadenas de TV y periódicos

Corazón de mantequilla

Corazón de mantequilla
Había una vez dos personajes de novela que vivían en mis 66 obras inéditas dentro del anaquel de la cocina

Francisco y su pesebre

josegabrielBaena
Francisco y su pesebre
/ José Gabriel Baena
Diáfana piratería de las cosas del Altísimo

Girocópteros y represión

josegabrielBaena
Girocópteros y represión
/ José Gabriel Baena
Espero marzo con ansiedad de ciudadano de bien

Sobre los prejuicios

josegabrielBaena
Sobre los prejuicios
/ José Gabriel Baena
Frases proverbiales como “los antioqueños son el pueblo más verraco y trabajador de Colombia” son de una completa pendejada