Publicidad

Etcétera. Adriana Mejía

Ni se compra ni se vende

/ Etcétera. Adriana Mejía
El perdón es libre porque no se decreta, ni obedece a presiones de la comunidad, ni a directrices de colectivos de víctimas, es una decisión personal, aunque es innegable que un ambiente propicio estimula a “perdonar, incluso, lo imperdonable”

Un corrido muy mentado

/ Etcétera. Adriana Mejía
Qué pena con quienes de verdad están de luto con la desaparición de Juan Gabriel, pero que diez días después de muerto siga insepulto y lo tengan volteando como circo pobre, más parece la letra de un corrido

Bañados en agua de oro

/ Etcétera. Adriana Mejía
Soy una de las muchísimas colombianas que no encaja en estas afirmaciones. Me siento ofendida, porque la vida mía no sería la misma sin la presencia y las enseñanzas de un ser humano maravilloso que vino de Tutunendo

Mejor cambiemos de tema

/ Etcétera. Adriana Mejía
Como las campañas por el SI y por el NO tienen apellido, los responsables de las mismas apelan a la animadversión que existe entre ambos y a la receta mágica de los culebrones

Medellín con celulitis

Más allá de las cirugías estéticas que con tan buen suceso se le han practicado a la ciudad y más allá del primoroso maquillaje con el que consigue aplausos extranjeros.

Gelatina sin sabor

/ Etcétera. Adriana Mejía
“Una semana después, la piel se me caía a pedazos, el tejido comenzó a necrosar. El cirujano me ordenó un tratamiento que me sirvió para la recuperación del tejido, pero la cicatriz jamás tomó buen aspecto”

Escándalo en la Familia

/ Etcétera. Adriana Mejía
Grupo Familia contestó el fuego con golpes de pecho públicos que si bien no se pueden desconocer, ya que en el lenguaje de las grandes empresas no existe la expresión “pedir perdón”, tampoco se deben aplaudir. ¿Cómo se va a reparar a las víctimas?

Una Dora color magenta

/ Etcétera. Adriana Mejía
Que una muchacha de buenas costumbres, con seis hijos a cuestas y una casa de zaguán en Caracas con El Palo, pisara los terrenos del divorcio y de la pintura profesional al mismo tiempo, era plato suculento para los vecinos

Agua que no has de beber

/ Etcétera. Adriana Mejía
Estamos ardiendo. No solo por los incendios, cinco mil en el país, con 120 mil hectáreas de bosque destruidas, sino porque las lluvias han disminuido en un 60% comparadas con las de hace un año

No me molestes mosquito

/ Etcétera. Adriana Mejía
Mientras en los aeropuertos y puestos de frontera se hace todo lo posible por dificultar el libre tránsito de los seres humanos, capitales golondrina, delincuentes, bichos y epidemias entran y salen como Pedros por sus casas

Locos por la plata

/ Etcétera. Adriana Mejía
Nunca antes el mundo había movido tanto dinero y había sido tan inequitativo como lo es hoy. Algo anda mal en la mente universal, cuando la base de la pirámide se engorda y la cresta de la misma se enflaquece

Colombia profunda

/ Etcétera. Adriana Mejía
Hay que agradecer al Grupo Éxito, financiador y promotor del proyecto, el que contemos ahora con otro tema de conversación y otra posibilidad de mostrar al mundo, sin maquillaje, una de las múltiples caras del país. La más hermosa, la más gratuita

Parte de mala educación

Parte de mala educación
/ Etcétera. Adriana Mejía
“... y que la vida sería más larga y feliz si cada uno pudiera trabajar en lo que le gusta y sólo eso”

Hipopótamos en excursión

Hipopótamos en excursión
/ Etcétera. Adriana Mejía
¡Son entre 30 y 40 los hipopótamos vagabundos!

La Medellín de ponqué

La Medellín de ponqué
/ Etcétera. Adriana Mejía
O este valle de lágrimas fue alguna vez un paraíso terrenal o míster Scully era un tontarrón de los pies a la cabeza

Pastrana, el Memorioso

Pastrana, el Memorioso
/ Etcétera. Adriana Mejía
Memorias olvidadas ya no exhala el aroma del pan recién salido del horno

Una sola sombra ancha

Una sola sombra ancha
/ Etcétera. Adriana Mejía
¿Memoria u olvido? No es fácil la disyuntiva

Como hígado de pato

Como hígado de pato
/ Etcétera. Adriana Mejía
Y, que conste, no quiero faltarle al respeto

Entre el cuero y la cuerina

Entre el cuero y la cuerina
/ Etcétera. Adriana Mejía
Deplorable espectáculo para este circo de tres pistas

Pague una y lleve dos

Pague una y lleve dos
/ Etcétera. Adriana Mejía
Es como si a Medellín la hubiéramos conseguido en un pagueunayllevedos y hubiéramos salido estafados con la ñapa

Los libros, forever

Los libros, forever
/ Etcétera. Adriana Mejía
Con la cola de “Guillermito” colgándole todavía de la boca, sacaron a Fulanita a empujones de la habitación

Los que saben de paz

Los que saben de paz
/ Etcétera. Adriana Mejía
Tarde o temprano, como sociedad, seremos coprotagonistas. Que el momento nos coja preparados

Camilla, batola y catéter

Camilla, batola y catéter
/ Etcétera. Adriana Mejía
Con contadas y honrosas excepciones, médicos y enfermeras hablan entre sí en un lenguaje incomprensible

Angelinas como arroz

Angelinas como arroz
/ Etcétera. Adriana Mejía
Los verdaderos ejemplos provienen de mujeres que ponen la cara a la vida (y a la muerte) sin apellidarse Jolie

Ay Bangladesh

Ay Bangladesh
/ Etcétera. Adriana Mejía
Da ganas de no cambiarse la piyama

Tambalean las coronas

Tambalean las coronas
/ Etcétera. Adriana Mejía
Las cortes cuestan más al pueblo de lo que lo benefician

Con los nobel de punta

Con los nobel de punta
/ Etcétera. Adriana Mejía
No puede llamarse literatura a un texto que no consigue cambiarte en algo la vida

¿Quién da más?

¿Quién da más?
/ Etcétera. Adriana Mejía
La porno violencia vende, el negocio está servido

En modo innovador

En modo innovador
/ Etcétera. Adriana Mejía
La sociedad, ocupada en hacer plata, es muy culpable del deterioro que echó raíces en valles y laderas

Como pompas de jabón

Como pompas de jabón
/ Etcétera. Adriana Mejía
Demasiados lobos arrebatándose la gloria terrenal

LLavanderas de festival

Lavanderas de festival
/ Etcétera. Adriana Mejía
Me volvió la misma sensación de que de los pies a la cabeza soy puro y adolorido estómago

Las letras que respiro

Las letras que respiro
/ Etcétera. Adriana Mejía
El aporte de Schami a la literatura y a la comprensión del mundo está asegurado

Tacones cercanos

Tacones cercanos
/ Etcétera. Adriana Mejía
Colombia debería estar de fiesta con este acto de reparación, pero no

 

Perro es perro

Perro es perro
/ Etcétera. Adriana Mejía
Hay que convivir con ellos para saber que, más allá de su aspecto físico y de sus reacciones instintivas, son individuos inteligentes

“¡Oh, ahí va”!

“¡Oh, ahí va”!
/ Etcétera. Adriana Mejía
Siempre va a ser más rápido, fácil y efectivo coger por el atajo

A la caja, libros

A la caja, libros
/ Etcétera. Adriana Mejía
Con la lectura, el sabor es lo primero; el saber llega por añadidura>

Flipando en colores

Flipando en colores
/ Etcétera. Adriana Mejía
La peor parte del paseo, la única jarta, es el trayecto Medellín-Pintada

Mi amiga, Fulanita

Mi amiga, Fulanita
/ Etcétera. Adriana Mejía
“Despegamos a tiempo, con gente hasta de un solo ojo, como diría mi mamá”

Turistas de pelo tieso

Turistas de pelo tieso
/ Etcétera. Adriana Mejía
Me refiero a ciertos mochileros que asaltan, como langostas, ciertos hostales de garaje de esos que se dan silvestres en la Comuna 14

Dónde andarán nuestros mozos

¿Dónde andarán nuestros mozos?
/ Etcétera. Adriana Mejía
Sfeir-Younis encarna uno de esos escasos eslabones que unen los dos mundos: el del espíritu y el de la materia