Por COVID-19, misas y Semana Santa a puerta cerrada

Publicidad

Las medidas de prevención del contagio del COVID-19 aplican en todos los espacios. La Arquidiócesis de Medellín anunció esta semana nuevas dinámicas en la celebración de los oficios religiosos cotidianos y de Semana Santa. Los más importantes, tanto la celebración de la misa dominical, como de las procesiones y rituales de la semana mayor se harán a puerta cerrada. A continuación, algunas de las decisiones:

  • Mientras dure la emergencia solo se llevará comunión únicamente a los enfermos más graves quienes serán atendidos directamente por los sacerdotes.
  • Los templos no se cierran pero solo algunas horas del día, para que las personas asistan a orar individualmente.
  • Las eucaristías, se celebrarán a puerta cerrada mientras dure la emergencia, se celebran por las intenciones de todos, con un pequeño grupo de personas que cada párroco determinará y sin superar de ninguna manera el número permitido por las autoridades.
  • Matrimonios y exequias se celebrarán a puerta cerrada y con un mínimo y reducidísimo número de personas asistentes.
  • Las personas mayores de 70 años no podrán ser invitadas a estos pequeños grupos que asisten a las eucaristías, matrimonios y exequias.

Más información sobre el coronavirus:

Sobre Semana Santa:

  • La misa crismal no contará con asistencia más que de los sacerdotes, sin fieles laicos.
  • El triduo pascual se celebrará en cada parroquia a puerta cerrada y por medios virtuales, con un pequeño grupo de fieles que no exceda lo permitido por las autoridades.
  • Quedan prohibidas las procesiones.
  • Se suspenden las expresiones externas, visitas a monumentos o sepulcros.

Para los fieles, el canal TeleVID realizará del 5 al 12 de abril la Semana Santa del Recogimiento.

Cambiará la palabra procesión por la de contemplación. Los tradicionales pasos procesionales no caminarán por las calles de Medellín. En cambio se detendrán en parajes similares a los de la antigua Judea, para que la cámara recree la composición de lugar y entre la oración y la meditación el televidente o cibernauta pueda virtualmente acompañar ahora sí al Cristo solitario con su cruz. Igual como fue el triste cortejo sin aglomeraciones, el Santo Sepulcro quedará inmóvil para la veneración. Y así sucesivamente, entre viacrucis y prendimiento con la recreación visual del Monte de los Olivos.

Publicidad

Además, gracias a la televisión e interner, los fieles ingresarán al claustro de puertas cerradas, para que en soledad virtual bajo el interior de la inmensa Catedral Metropolitana vivan con el Arzobispo de la ciudad de Medellín los principales eventos litúrgicos de la Semana Mayor.

sugerencias de las autoridades de salud y evitan salir de casa para evitar la propagación del contagio por coronavirus. No pueden frecuentar parques ni espacios públicos donde haya otras personas. Sus hijos no asisten al colegio desde esta semana y para ella y su esposo, un desarrollador de software que también labora en el hogar, no ha sido fácil su manejo mientras pasa la emergencia.

Publicidad
Publicidad