Las obras de Federico

Por Juan Carlos Franco
Por Juan Carlos Franco / Francamente / direccion@vivirenelpoblado.com

Publicidad

Muy positivas las aceras en El Poblado, ganancia para la calidad de vida, al igual que las intervenciones en el Centro, hoy mucho más agradable y seguro para el peatón y para la cultura.

Aprovechando estos últimos días de Federico, bien vale la pena hacer un breve recuento de ejecutorias y frustraciones en lo referente a infraestructura vial y peatonal en El Poblado y Medellín. ¿Vivimos hoy mejor que hace cuatro años?

Publicidad

Los proyectos de Valorización de El Poblado, no ideados por esta administración sino por las dos anteriores, avanzaron. Aunque más lento de lo planeado. Obvio, encontraron los consabidos problemas legales y de redes subterráneas. Y también por la decisión, entendible, de no ejecutar intercambios viales críticos de manera simultánea.

Algunos proyectos demostraron los problemas que señalamos desde el comienzo: estrechos, poco ambiciosos, de diseño extraño y trabajando a plena capacidad desde su inauguración. Habrían estado bien para el tráfico de hace 10 años, tal vez.

 

Le puede interesar:

Otros, en cambio, sorprendieron por su buen diseño y ejecución y en especial por su muy positivo efecto sobre su zona de influencia. Como la Loma de Los Parra, en buena hora extendida hasta Las Vegas.

Resta ver qué pasará con la ampliación de la 34, hoy en construcción. Muy interesante. Pero, aun si su ejecución es impecable, implicará que más y más vehículos deban atravesar Provenza, una de las zonas más congestionadas de El Poblado. Cuando tal vez deberíamos estar haciendo lo contrario, volver peatonal ese espacio.

Muy positivas las nuevas aceras en El Poblado. Ganancia importante para la calidad de vida.

Positiva la segunda calzada de la Distribuidora en el Sur, pronto en servicio. Negativa la falta de definición sobre la Regional Norte, que se veía importante en el programa de Federico.

Positiva la influencia del Túnel de Oriente sobre el tráfico de Las Palmas. Aun así, Los Balsos colapsa todas las tardes bajando. Gracias al nudo perpetuo de San Lucas.

Altamente positivas las nuevas intervenciones en el Centro, hoy mucho más agradable y seguro para el peatón y para la cultura. Y lo que viene para Prado es formidable. Sí, se está recuperando el día del Centro. Pero la noche, esa se ve cada vez más perdida…
Positivos los nuevos metrocables, en especial el de El Picacho, de próxima apertura. Pocas obras contribuyen tanto a reducir la desigualdad como llevar el sistema metro a las comunas más encumbradas.

La respuesta es sí. Vivimos un poco mejor que hace cuatro años. Gracias, Federico. Y bienvenido, Daniel.

************
Para terminar 2019, un gran reconocimiento a Andrés Escobar Uribe, hijo de El Poblado. Sin su liderazgo claro y sereno, en medio de múltiples restricciones y barras bravas, no habría sido posible sacar adelante el Metro de Bogotá. ¡Bravo!
¡Feliz Navidad!

Publicidad