U. de A. invita a empresas a hacer pruebas de COVID-19 a sus empleados

Publicidad

El 7 de mayo algunas empresas de la construcción y del sector de la manufactura regresarán controladamente a trabajar. Es ideal que  hagan pruebas de COVID-19 a sus empleados.

El pasado 15 de abril, nueve laboratorios de la Universidad de Antioquia empezaron con la labor de analizar pruebas de COVID-19 realizadas en Medellín. El primer lote fueron 70 muestras recogidas en la Plaza Minorista después de que se anunciara su cierre por algunos caso de la enfermedad.

Un gran logro para la Alma Máter que reaccionó ante la pandemia ofreciendo sus conocimientos y capacidades para contribuir a la celeridad de los temas. El director de la Escuela de Microbiología de la Universidad Antioquia, Ricardo Velasco es el líder de este programa que reúne cerca de 50 profesionales entre docentes y personal administrativo. “Así ayudamos a materializar la labor responsabilidad social de la Universidad ante la ciudad, la región y el país”.

Según explica el profesor Velasco, “hoy una de las medidas más eficaces es hacer pruebas masivas y en Colombia es difícil que esto se dé”. Por eso, en la Universidad se unieron en un gran equipo grupos de investigación y laboratorios de prestación de servicios. “Vimos una debilidad, se estaban demorando ocho días para entregar resultados que pueden salir en cuatro horas“.

Le puede interesar

Publicidad

La Universidad tiene hoy la capacidad de analizar 250 muestras por día y esperan que este número crezca progresivamente. “Existe un cuello de botella en este momento y es la escasez de reactivos. Además, hay costos asociados que no podemos cubrir”, explica Velasco. A pesar de que tienen la capacidad de trabajar las 24 horas del día, siete días a la semana, necesitan asegurar los implementos de bioseguridad para el personal. “Un turno de ocho horas tiene un costo de 62.000 pesos solo en equipos básicos como mascarillas, gorros, gafas, entre otros”.

Ante el inminente regreso de varios sectores productivos, Velasco recomienda que las empresas hagan pruebas a sus trabajadores y para ello, existe la posibilidad de analizarlas en la misma Universidad. “Existen muestras que hacen parte de la red pública que son las que recogen las EPS y solo se toman después de que los pacientes cumplan ciertos síntomas. Pero hay muestras privadas que podemos analizar con un pago particular”. Las personas aún no han usado este servicio “y deberían hacerlo, sobre todo ahora, que varios sectores vuelven a trabajar”, concluye.

Publicidad
Publicidad