Más de 60 empresas buscan a la U. de A. para hacer pruebas antivirales de productos contra COVID-19

Publicidad

La noticia llegó el lunes 6 de abril. El Grupo de Inmunovirología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia anunció que la investigación que venía desarrollando sobre el SARS-Cov2 permitió el aislamiento en un laboratorio del virus causante del coronavirus.

Un gran logro que involucra a un equipo de 10 a 12 personas, aunque solo dos son empleados de la Universidad. Los demás son estudiantes de maestría y doctorado que han trabajado hasta 70 horas a la semana corriendo contra el tiempo. Es un avance para la ciencia en el país. Hablamos con María Teresa Rugeles, directora del grupo.

¿Qué importancia tiene este avance para el desarrollo científico de Colombia en el contexto regional?

“Es un desarrollo muy importante. Sobre todo con la velocidad que logramos hacerlo. Eso demuestra el desarrollo científico que ha logrado este país, porque rápidamente pudimos desarrollar la metodología para poder aislar el virus. Muchos ya nos han dicho que otros países lo habían logrado, países como China, Estados Unidos, Canadá, Australia… ¡Ya nos estamos comparando con potencias mundiales! Eso implica que lo que hicimos es importante”.

Le puede interesar:

¿Y cuál es la importancia de tener el virus?

Publicidad

“El virus al que nos estamos enfrentando es completamente nuevo, tiene algunos familiares que han causado otras epidemias como la del SARS y la del MERS en 2012, pero estamos viendo un comportamiento diferente. Tiene una capacidad infecciosa mucho más grande; por eso se ha diseminado tan rápidamente y tiene una tasa de mortalidad más alta. Es un virus que está cambiando mucho, poco conocemos de él. El poderlo tener nosotros, la cepa que está circulando en Medellín, nos va a permitir hacer muchos análisis“.

¿Qué tipo de análisis?

“Uno ve que por redes sociales hay una cantidad de información de medicamentos que podrían servir para combatir el virus. Ahora tenemos la capacidad de ver, al menos en el laboratorio, si funcionan o no. Esos experimentos se podrían hacer en otra parte, pero todos los países han sido afectados por la pandemia y cada uno tiene sus propios afanes. No nos beneficia que saquen un medicamento en otra parte al cual no tengamos acceso. Lo que tenemos que hacer son experimentos con cosas que puedan ser aplicables“.

¿Qué viene entonces?

“Tenemos que gastarnos un tiempo para poder cultivar en forma masiva el virus, porque una cosa es tenerlo aislado en un tubo de ensayo, otra es tener la cantidad de virus que necesitamos para hacer experimentos. Hoy tenemos más de 60 solicitudes de emprendedeores y grandes empresas de este país que quieren que probemos la eficacia de sus productos en la capacidad de inhibir el virus”

¿Qué tipo de productos?

“Productos que vienen de plantas, productos para la desinfección de superficies, para la desinfección de la ropa, para hacer aspersión sobre las persona para saber si se pueden descontaminar. Son muchos desarrollos y para ellos va a ser mucho más fácil que nosotros hagamos las pruebas a que tengan que irse a otra parte del mundo para que certifiquen que tienen actividad anti SARS-Cov2. Esperamos en tres semanas poder empezar a evaluar esos productos”.

Desde el punto de vista de la cooperación y la financiación, ¿qué necesitan?

“Como grupo rápidamente desarrollaremos las pruebas antivirales porque ya tenemos trayectoria: certificamos productos para Familia, por ejemplo. La ventaja que tenemos es un virus que crece rápido, y eso facilita las cosas. La situación económica es bastante compleja porque la Universidad de Antioquia está en dos coyunturas: la primera, el diagnóstico. Tenemos ya semanas trabajando en el desarrollo de la prueba, lo único que nos falta es la habilitación final del INS. Estamos casi listos y se espera que a principios de esta semana se pueda apoyar el diagnóstico en Medellín. Y ahora, nosotros tenemos el virus y también necesitamos apoyo”.

Le puede interesar:

¿Y entonces?

“Los grupos de investigación hemos hecho un esfuerzo para tener un mínimo para poder arrancar. Tenemos recursos propios para iniciar los ensayos antivirales. Ya la Universidad nos anunció apoyo en personal. Pero esto hay que hacerlo sostenible, confiamos en que los recursos vengan de las empresas que nos compran el servicio y así poder sostenernos en el tiempo. Esperamos que apenas empecemos a mostrar resultados la empresa privada se nos una“.

Usted lidera uno de tantos equipos que trabajan hoy por ayudar a controlar la pandemia. ¿Cómo ve ese aporte que se ha hecho como sociedad?

Es lo más positivo para rescatar en este momento. La gran mayoría de personas que sentimos que podíamos aportar algo al control de esta pandemia lo estamos haciendo. No ha sido fácil para nadie. En nuestro caso, somos 10 a 12 personas involucradas y solo dos somos empleados de la Universidad de Antioquia. De resto son estudiantes de maestría y doctorado que tienen sueldos de estudiantes. Todo el mundo se despojó del materialismo y todo el mundo está aportando. Creo es que gracias a la solidaridad que podremos contar la historia. Si no es juntos no somo capaces de salir de esta“.

Por: Juan Pablo Tettay De Fex / juan.tettay@vivirenelpoblado.com

Publicidad
Publicidad