El desafío que enfrenta EPM en los trabajos de reparación del Interceptor Oriental en la avenida Regional

Publicidad

Siguen sin fecha de finalización los trabajos para recuperar la movilidad en la avenida Regional, justo en el lugar en donde días atrás apareció un enorme hueco.

EPM informó que trabaja de manera permanente para concluir las obras, a la altura del Puente Horacio Toro en Medellín.

Le mpuede interesar: ¿Cómo avanza la reparación del hueco que apareció en la avenida Regional Norte?

Publicidad

El caudal de las aguas residuales que llega al Interceptor Oriental, en el punto del daño en la avenida Regional, se ha convertido en un desafío importante para el buen término de los trabajos de reparación de esta estructura del sistema de alcantarillado.

El desafío por el Interceptor Oriental

Durante este fin de semana que pasó, 13, 14 y 15 de agosto, las cuadrillas y el equipo de ingenieros de EPM desarrollan maniobras operativas necesarias para desviar el caudal del Interceptor Oriental, y reducir significativamente el flujo de agua residual que llega al sector, con el fin de poder adelantar la intervención en el terreno de manera segura. “

El ejemplo, es como si un ciudadano, en su casa, pretendiera reparar un daño en una manguera, sin cortar el flujo de agua. Para hacerlo tendría que cerrar la llave. La diferencia en este caso es que el flujo que llega al Interceptor, proveniente de hogares, comercios e industrial de gran parte del suroriente del Valle de Aburrá, oscila entre 1.000 y 4.000 litros de agua residual por segundo, dependiendo de la hora del día y la actividad que tengan los usuarios. Por esta razón, muchas de las obras solo se pueden hacer en horario nocturno o al amanecer cuando el Valle de Aburrá duerme. Pero si llueve fuerte, como ocurrió al amanecer el sábado pasado, también se deben parar las obras por seguridad de las cuadrillas”, explicó EPM en un comunicado.

El desafío que enfrenta EPM en los trabajos de reparación del Interceptor Oriental en la avenida Regional

Desviaciones de aguas residuales

Para disminuir el caudal de agua residual que viaja por el Interceptor Oriental, EPM ha tenido que ejecutar 19 desviaciones de las aguas residuales desde las instalaciones del Politécnico Jaime Isaza Cadavid, en el barrio El Poblado, hasta el sitio del daño después de la Plaza Minorista José María Villa de Medellín.

Lea: Se estrenó el nuevo puente de San Juan con la avenida 80, occidente de Medellín

Estos desvíos de caudal, en su mayoría, requieren de obras civiles especiales e instalación de equipos de bombeo de gran capacidad. Esta situación se suma al proceso de reparación que ha sido todo un reto de ingeniería en una infraestructura en plena operación.

Los trabajos que se desarrollan actualmente han requerido que EPM integre un grupo para hacer frente al daño, que demanda condiciones y equipos especiales con altas especificaciones técnicas. A la tubería de 1.400 milímetros fabricada en fibra de vidrio, llegada la semana pasada de Cartagena, se suma la gestión de materiales y equipos de Bogotá, que arribaron al sitio de obras durante el pasado fin de semana.

“Estos equipos traídos de la capital del país facilitarán la adecuación requerida en el punto de labores para garantizar condiciones seguras. EPM sigue concentrada con sus cuadrillas e ingenieros para superar la avería registrada en este tramo de la avenida Regional, culminar las obras y recuperar la movilidad en la vía”, se añadió en el comunicado de EPM.

Finalmente, el vicepresidente de Agua y Saneamiento de EPM, Santiago Ochoa Posada, explica cómo se avanza en la atención de la situación en el siguiente video:

Publicidad
Publicidad