Radiografía a la situación de la primera infancia en Medellín, en 2021

Publicidad

En un nuevo informe del grupo Medellín Cómo Vamos se midieron las condiciones sociales y económicas de los niños y las niñas de la ciudad y este estudio concluyó que “la primera infancia en Medellín está en riesgo”.

Algunas deficiencias en su atención son las principales causas para que se dé este indicador negativo para la población de los menores de edad que se encuentran entre los cero y cinco años en Medellín

Le puede interesar: Temporada de matrículas en los colegios públicos de Medellín

Publicidad

En esta nueva radiografía a la situación de la primera infancia en la ciudad, que lleva por nombre “¿Cómo va la primera infancia en Medellín?”, y que contiene las estadísticas de 2021, se consignan los resultados en temas como la desnutrición infantil, la atención del programa Buen Comienzo y la pobreza multidimensional, entre otros.

“Descuidar a la primera infancia en el presente pone en riesgo su futuro y el de la ciudad”, dice el informe.

Desnutrición de la primera infancia

En el informe se detalla que “más niños y niñas sufren de desnutrición crónica o están en riesgo de padecerla en Medellín”. De este indicador, se destacan las siguientes conclusiones:

  • En 2021, el 7.8 % de los niños y niñas que asistieron al control de crecimiento y desarrollo tenía desnutrición crónica, la más alta en ocho años.
  • Cada vez menos bebés son alimentados con leche materna en sus primeros seis meses de vida. Esto podría ser un indicio de una problemática aún más grave que lo que nos muestran los datos.
  • En 2021 se registró la mayor proporción de bajo peso al nacer en los últimos ocho años.
  • En Medellín disminuyó la vacunación en menores de un año. La vacunación evita enfermedades, discapacidades y defunciones por enfermedades prevenibles como el sarampión y la viruela

Buen Comienzo

Según Medellín Cómo vamos, el programa bandera para la atención a la primera infancia en Medellín, Buen Comienzo, “cuenta con más plata pero con menos niños y madres atendidos”.

Lea: Valle de Aburrá ya tiene tres Ciudades del Aprendizaje

Luis Fernando Agudelo, director Medellín Cómo Vamos, indicó que, aunque el gobierno de Daniel Quintero Calle le inyectó en el último año una millonaria cantidad de dinero para sostener la atención en todas las comunas y corregimientos, Buen Comienzo hoy en día ha reducido su capacidad de atención.

La atención del programa se ha comportado en los últimos tiempos así:

  • En el año 2019: Buen Comienzo contó con $162.000 millones y atendió a 97.000 beneficiarios.
  • En el año 2021: Buen Comienzo contó con $200.000 millones y se atendieron a 93.000 beneficiarios.

De lo anterior, el informe detalla que el programa Buen Comienzo no ha logrado recuperar el número de madres gestantes y lactantes atendidas frente a lo alcanzado antes de la pandemia: en 2021 se dejaron de atender 3.523 madres respecto al 2019.

El director de Medellín Cómo Vamos consideró que Buen Comienzo debe ampliar su cobertura para contribuir a eliminar las brechas en la atención de la primera infancia, pues en este informe se logró evidenciar que “hoy tenemos un número creciente de niños, niñas y madres venezolanas que han entrado al programa y, además, las familias desplazadas que llegan a Medellín”.

También, se alerta en el documento que durante la emergencia sanitaria que generó la propagación de COVID19 se habrían descuidado los sectores donde hay “menor proporción en la atención” de Buen Comienzo. Y es por esto que zonas como La Candelaria, La América y Robledo se registró un incremento en la pobreza multidimensional.

Publicidad
Publicidad