¿Qué podría detonar un tercer pico de COVID-19 en Antioquia?

Publicidad

Durante febrero se han presentado las cifras más bajas de nuevos contagios por COVID-19 en Colombia, y por consiguiente Antioquia, desde que comenzó la pandemia por Coronavirus. Cada día el número de contagios no supera los mil casos.

Le puede interesar: Aumenta en Colombia la confianza en la vacuna, según encuesta del DANE

No osbtante, las UCI continúan, tanto en el departamento como en Medellín, por encima del 70 % de ocupación. Antioquia reportó una ocupación del 71.50 % hasta este viernes 26 de febrero y Medellín, 75.47 %.

Publicidad

Marta Londoño, epidemióloga de la Secretaría Seccional de Salud de Antioquia, le dijo a Vivir en El Poblado que “tenemos que entender que estamos en una pandemia y una pandemia no termina en seco, porque es necesario que tengamos una inmunidad de las personas de cerca del 60 %”.

De acuerdo con Londoño, “para que realmente baje la incidencia del contagio, dicha situación se da por dos razones: cuando se ha infectado mucha gente o cuando tenemos las vacunas, entonces ni lo uno ni lo otro”.

La libertad en la movilidad, asegura Londoño, se da principalmente entre las personas activas laboralmente. “La mayoría de estas personas son asintomáticas y si se infectan, no consultan y como no sienten enfermedad, no pasa nada”, explicó la epidemióloga de la Secretaría Seccional de Salud de Antioquia.

Los síntomas, detalló Londoño, los presentan las personas que tienen condiciones crónicas, “los adultos mayores son las personas más vulnerables”, recalca y recuerda que “todavía tenemos a muchos de ellos con bastantes restricciones en los hogares”.

Le puede interesar: ¿Cómo están las cifras de COVID-19 en Antioquia?

El adulto mayor, dice Londoño, “tiene temores, preocupaciones, mientras que el adulto joven no tiene tantas y por eso ellos tienen mayor movilidad”. 

Otro de los factores por los que puede haber disminuido la cifra de contagios, analiza la experta, tiene que ver con que “no estamos haciendo las pruebas necesarias, ni nosotros las hacemos ni ellos buscan hacérselas”.

Por tal razón, dijo Londoño, es necesario impulsar la necesidad de hacer todos los días más pruebas, para que la gente entienda que hay que identificar a las personas infectadas. A la vez, reiteró, que si las personas de 60 años con condición crónica tienen alto riesgo de contagio, las de 80 y más tienen, además de condición crónica, edad, lo que constituye dos vulnerabilidades”. Por eso recomendó Londoño “tener nuestros adultos mayores guardaditos en casa” para disminuir la ocupación de camas UCI y también el riesgo de fallecer”.

¿Qué podría detonar un tercer pico en Antioquia?

Londoño enfatizó en que no es una predicción, pero advirtió que entre más movimiento de la población mayor riesgo. “¿Qué viene? Semana Santa”, sentenció. 

“Después de Navidad y Año Nuevo dijimos que íbamos a tener mucha mortalidad y numerosos nuevos casos, porque la gente fue a reunirse con su familia, la que no vio durante todo el año. Se vieron en las velitas, luego el 24, el 31 y el puente de Reyes, y ese fue el gran pico que tuvimos con tantas personas hospitalizadas y fallecidas”, dijo Marta Londoño.

La preocupación, puntualizó la epidemióloga, es que en Semana Santa los que más se movilizan a los templos son los adultos mayores. “Ese es el temor, que se infecten y aumente el número de casos. Los jóvenes se van a la playa y los adultos mayores se van a las iglesias”.

Le puede interesar: Esta es la importancia de actualizar sus datos para la vacunación contra la COVID-19

Publicidad
Publicidad