Publicidad

Esteban Carlos Mejía

¿Leer sin mapas? ¡Cómo se le ocurre!


/ Esteban Carlos Mejía
Papá Google, con sus Google Maps, es ahora mi regocijo, mi cómplice, mi lazarillo en los territorios siempre infinitos de la ficción literaria

Lectores en fiesta


/ Esteban Carlos Mejía
En una provincia que ama al lucro por encima de todas las cosas, la 8a Fiesta del Libro y la Cultura es, en verdad, una isla

Iguales pero distintos


/ Esteban Carlos Mejía
Leer, increíble pero cierto, no nos hace iguales

Los sueños que soñamos…

Los sueños que soñamos...
/ Esteban Carlos Mejía
... son la materia prima de la ficción que inventamos

De Boyacá en los campos

De Boyacá en los campos
/ Esteban Carlos Mejía
Y a propósito de gases lacrimógenos

Ay, ¿y yo qué debo leer?

Ay, ¿y yo qué debo leer?
/ Esteban Carlos Mejía
“¡Pues lee lo que te dé la p... gana”

En las antípodas…

En las antípodas...
/ Esteban Carlos Mejía
Costello va y mueve la cabeza sólo un pelo hacia la izquierda, y dice: ‘Los hombres duros no bailan’

Hasta siempre, mi camarada del alma

Hasta siempre, mi camarada del alma
/ Esteban Carlos Mejía
Adelante iba Rodrigo, jefazo desde siempre, y al volante este servidor, con el pase vencido

¿Y tú, qué estás leyendo?

¿Y tú, qué estás leyendo?
/ Esteban Carlos Mejía
Dicho con exageración, leer es un goce onanista. O casi, no se vayan a enojar conmigo los puros y castos de esta comarca

Smiley, espejo de espías

Smiley, espejo de espías
/ Esteban Carlos Mejía
Sorry, my dear, para mí, leer ficción es la más placentera pérdida de tiempo

Triste, solitario y final

Triste, solitario y final
/ Esteban Carlos Mejía
La vida de Chandler, según sus propias palabras, fue “más bien desdichada”

García Márquez, maestro de lectura

García Márquez, maestro de lectura
/ Esteban Carlos Mejía
Después, ya famoso, nos enseñó a leer a ficcionarios de otras lenguas

Aquí y ahora

Aquí y ahora
/ Esteban Carlos Mejía
Y entonces uno, ignorante e ingenuo como siempre, escribía al escondido, se acordaba del compromiso

Tom Ripley o el poder del mal

Tom Ripley o el poder del mal
/ Esteban Carlos Mejía
Con sus finos modales, su buen gusto y su malignidad, Tom Ripley anida en mi alma con pernicioso beneplácito

Breve declaración de amor a la ficción

Breve declaración de amor a la ficción
/ Esteban Carlos Mejía
Leer ficción es un buen camino para la salvación del alma

La paciencia del francotirador

La paciencia del francotirador
/ Esteban Carlos Mejía
La novela policíaca no es tan intrascendente ni tan frívola como algunos piensan

¿Qué tiene Cartagena que no tenga Medellín?

¿Qué tiene Cartagena que no tenga Medellín?
/ Esteban Carlos Mejía
Sin modestia les digo que la charla estuvo jugosas

Leer de todo sin ley ni moral

Leer de todo sin ley ni moral
/ Esteban Carlos Mejía
Los maniqueos, excretores de moralina, creen que hay lecturas buenas y lecturas malas

La gimnasia de la lectura

La gimnasia de la lectura
/ Esteban Carlos Mejía
No es cierto, como se ufanan algunos agoreros, que cada vez leamos menos

A leer lo que te dé la gana

A leer lo que te dé la gana
/ Esteban Carlos Mejía
En lecturas, la única norma es que no hay normas

Sin etiquetas, por favor

Sin etiquetas, por favor
/ Esteban Carlos Mejía
Yo leo por placer. Yo leo por amor. ¿Y ustedes?

Al revés es mejor

Al revés es mejor
/ Esteban Carlos Mejía
A mi modo de ver las cosas, la literatura es la forma superior de la ficción. Es lo contrario de hic et nunc

Síntesis de una nueva conciencia

Síntesis de una nueva conciencia
/ Esteban Carlos Mejía
La sintergética es una creación colectiva, orientada por el doctor Jorge Carvajal, verdadero maestro, “un ser de luz”. Su aceptación ha sido paulatina, in crescendo. Divulga valores esenciales para la humanidad: paz, amor, libertad

A los hijos, amor, respeto y apoyo

A los hijos, amor, respeto y apoyo
/ Esteban Carlos Mejía
Al final de la charla siento una buena vibración que se podría resumir con un aforismo de Goethe: “El amor de los padres vuelve invulnerables a los hijos”

Medellín y nosotros, los escritores

Medellín y nosotros, los escritores
/ Esteban Carlos Mejía
En cada uno la literatura se ha reflejado a su manera

Con la depresión no se juega

Con la depresión no se juega
/ Esteban Carlos Mejía
Aún perdura la vergüenza a consultar al psiquiatra

Maqroll, el magiero

Maqroll, el magiero
/ Esteban Carlos Mejía
El doctor Tiberio Álvarez nos embelesó con su simpatía, inteligencia y habilidad. ¡Salud y larga vida!

¡No más bullying!

¡No más bullying!
/ Esteban Carlos Mejía
Los espectadores son el punto clave del bullying

Ser lo que somos

Ser lo que somos
/ Esteban Carlos Mejía
Hay personas con luz propia, no seres iluminados con poderes extraterrestres, gente que resplandece

Vivir entre el caos y el equilibrio

Vivir entre el caos y el equilibrio
/ Esteban Carlos Mejía
La vida es irregular, imperfecta, inestable, ¡bipolar! La vida es hermosa

Víctor Gaviria, el traído

Víctor Gaviria, el traído
/ Esteban Carlos Mejía
Y ya para despedirse, aceptó su pavor a filmar

¡A criar hijos en paz y sin culpa!

¡A criar hijos en paz y sin culpa!
/ Esteban Carlos Mejía
Suena a perogrullada, pero para ser buenos papás hay que ser buenos papás

Cambio yo y cambia mi mundo

“Cambio yo y cambia mi mundo”
/ Esteban Carlos Mejía
“Basta con que nosotros cambiemos para que cambie lo que está a nuestro alrededor”

La fe, sin duda, se nos dará

La fe, sin duda, se nos dará
/ Esteban Carlos Mejía
Durante casi cuarenta minutos, el padre Yepes nos contó detalles estremecedores

¿Conócete a ti mismo?

¿Conócete a ti mismo?
/ Esteban Carlos Mejía
Al escuchar a Juan Sebastián se siente una mezcla de curiosidad y esperanza

Cocinar con amor

Cocinar con amor
/ Esteban Carlos Mejía
Éramos más de 100 personas y no parecíamos en un conversatorio de Vivir en El Poblado y el Centro Comercial Santafé

Yo constelo…

Yo constelo...
/ Esteban Carlos Mejía
... tú constelas, todos constelamos

30 – 60 – 90: la medida de las verdaderas reinas

30 – 60 – 90: la medida de las verdaderas reinas
/ Esteban Carlos Mejía
“Las medidas perfectas no son 90 – 60 – 90, como las reinas de belleza, sino 30 – 60 – 90”

Hay que confiar en el camino

Hay que confiar en el camino
/ Esteban Carlos Mejía
“La espiritualidad es la experiencia divina en cada persona. Y la Navidad es la época más propicia para cultivar el espíritu”

El sibaritismo nos hará libres

El sibaritismo nos hará libres
/ Esteban Carlos Mejía
“Comer bien, sin remordimiento, sin afán. Los sibaritas no son ni ricos ni pobres, son sibaritas...”

Y la moda nos domina sin dominarnos

Y la moda nos domina sin dominarnos
/ Esteban Carlos Mejía
Es un ciclo aparentemente infatigable: algo se pone in, lo consumimos hasta volverlo out

¿El cartel de la dopamina?

¿El cartel de la dopamina?
/ Esteban Carlos Mejía
Los carteles de dopamina serían más poderosos e indestructibles que los cartelitos de las drogas, si no se enojan con la exageración

Icono del periodismo independiente

Icono del periodismo independiente
/ Esteban Carlos Mejía
Este periódico está listo para ser lo que ya de hecho es: un gran periódico de ciudad

Lo importante es tocarse

Lo importante es tocarse
/ Esteban Carlos Mejía
¡Tocarse! Ni más ni menos: el contacto es el lenguaje más profundo

El que quiera creer, que crea

El que quiera creer, que crea
/ Esteban Carlos Mejía
Aunque las dudas más atroces e inescrupulosas me atormentaron durante la charla, terminé por ceder a su persuasión

De las adicciones, líbrenos nuestra voluntad

De las adicciones, líbrenos nuestra voluntad
/ Esteban Carlos Mejía
Divagaciones sobre el tema del pasado conversatorio de Vivir en El Poblado y el centro comercial Santafé Medellín: Deseos, placeres y adicciones

¿Volver a enamorarse?

¿Volver a enamorarse?
/ Esteban Carlos Mejía
En cierta ocasión, no sin sarcasmo, el buenazo de Alexandre Dumas (hijo) se quejó de las hieles de la vida.

A la China con Gaby

A la China con Gaby
/ Esteban Carlos Mejía
Este es el recuento del primero de los conversatorios que seguirán realizando todos los jueves de 6 a 8 pm. Vivir en El Poblado y el Centro Comercial Santafé