Recompensa de $10 millones por información de los responsables de daños en las esculturas de Botero

Publicidad

Nueve de las 23 esculturas del maestro Fernando Botero, ubicadas en la plazoleta del Museo de Antioquia, fueron vandalizadas la noche del domingo 13 de diciembre por personas que no han sido aún identificadas por las autoridades.

En un hecho inexplicable, las esculturas fueron impregnadas con un pigmento en polvo que, al contacto con el agua, se transforma en una sustancia azul o rosada.

Según informó el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, este martes 15 de diciembre, la sustancia con la que impregnaron las obras de arte “no sale con agua, mancho el piso, el pedestal y los bronces. La restauración será costosa. Es el segundo acto de vandalismo en el año contra la obra de Fernando Botero, contra el arte en la ciudad”.

Publicidad

Según informó a Vivir en El Poblado la directora del Museo de Antioquia, María del Rosario Escobar, los expertos de la entidad están evaluando el daño que sufrieron las esculturas, ya que no es posible aún saber si tienen afectaciones en la pátina.

“Es un hecho lamentable, ya que se trata de un atentado contra un patrimonio nacional, que es de todos. Ya presentamos la denuncia ante la Alcaldía de Medellín y estamos preparando el reporte correspondiente al Ministerio de Cultura”.

Quintero anunció que habrá una recompensa de $10 millones a quienes ayuden a judicializar a los responsables.

Le puede interesar:

Publicidad
Publicidad