Emprendedores paisas necesitan financiación para producir máscaras

Publicidad

Cinco emprendedores se unieron para producir dispositivos de respiración para que el personal médico enfrente la pandemia de COVID-19 en Colombia. Las máscaras EasyCO.

En menos de ochos días, un grupo de cinco emprendedores pertenecientes a la Andi del Futuro lograron fabricar una máscara de respiración que podrá hacer más seguro el trabajo del personal médico en las clínicas y hospitales.

Inspirados en un emprendimiento italiano, tomaron las máscaras Easybreath fabricadas por la marca deportiva Decathlon y las transformaron en dispositivos que harán más seguro el trabajo de los médicos y enfermeras. “Ellos son los soldados en primera línea y por la experiencia de otros países, sabemos que muchos se contagian con el Covid-19”, explica Carlos Mejía, gerente de Iconnection, una startup fundada en 2014 que desarrolla cargadores inteligentes para celulares, lockers inteligentes, pantallas publicitarias e interactivas, tótems digitales, soluciones Wi-Fi, entre otros.

Mascara EasyCO dispositivos de respiración para que el personal médico enfrente la pandemia de COVID-19 en

Publicidad

A través de un trabajo de networking, terminaron uniéndose a otras empresas buscando realizar un emprendimiento social que fuera útil. “No nos conocíamos , nos unieron las ganas de ayudar”, explica Mejía. Así nació EasyCO.

Las máscaras parten del producto de Decathlon al que se le agregan unas válvulas impresas en 3D lo que permite una aislación completa. Junto a Iconnection Techmedia, que se encarga del diseño con la asesoría del Sena; Itamotos que se ha encargado de diseñar las válvulas; TodocApp, una aplicación dirigida a los médicos; Duarte Morales Consultores, una firma de abogados en Bogotá encargada del relacionamiento de alto nivel; Claiente e IDdigitales.

Hoy han hecho pruebas en la Clínica Bolivariana pues una de las grandes preocupaciones de Decathlon era la reinhalación de dióxido de carbono, pues las máscaras están diseñadas para ambientes húmedos. “Después de las pruebas, se comprobó nivel de CO2 en la sangre de los médicos y se revisaron variables de signos vitales con resultados satisfactorios”.

Le puede interesar:

El prototipo está listo. Solo falta empezar la producción. Para ello, este grupo de emprendedores trabaja en la consecución de recursos que les permita escalar la producción y que, además, les dé la posibilidad de adquirir las máscaras en Decathlon. “Aún estamos haciendo gestiones para que esta empresa se vincule de alguna forma con el proyecto”, explica Mejía.

Por lo pronto, están realizando la Mascaratón, una iniciativa para que cualquier persona pueda hacer sus aportes a través de una transferencia bancaria. El enlace es este: https://bit.ly/3e1Sksu. Además, las personas que tengan máscaras Easybreathe pronto podrán donarlas en puntos ubicados en almacenes de cadena.

Las máscaras de EasyCo son mucho más eficientes que las mascarillas N95 ya que protejen ojos, nariz y bocas, su flitro puede durar una semana y la estructura no se gasta siempre y cuando haya buenos procesos de desinfección. “Nuestro techo son todas las máscaras que tenga Decathlon, esperamos poder producir entre 1.000 y 1.500”. Lo mejor es que ninguno de los componentes es difícil de conseguir, por lo que se hace frente a la escasez de las N95.

Por Juan Pablo Tettay De Fex / [email protected]

Publicidad
Publicidad