“El Alcalde, por tapar escándalos, está dando comunicados acelerados”: Daniel Duque

Publicidad

Así se manifestó Daniel Duque, concejal de Medellín, sobre las medidas económicas adoptadas ayer por el alcalde Daniel Quintero y sus pares del área metropolitana. 

A la medida le hace reparos, sugerencias y críticas. Se alegra porque los empresarios puedan tener sus negocios abiertos, pero califica que hubo apresuramiento y que además se utilizó como “elemento distractor”. 

¿Qué no le convence de las medidas de reapertura económica que dictaron este lunes los alcaldes del Aburrá?

“Eso no es un plan de reactivación económica. Es un cronograma tentativo de apertura de la economía. No tiene avales del Gobierno nacional. Además, no se discutió con el Gobernador. Nuestro diputado Camilo Calle ayer confirmó en llamada directa con el Gobernador, que efectivamente no se le había consultado este cronograma”. 

¿Qué consideraciones entonces debió incluir el plan de reactivación económica?

“Decir cuántos empleos va a generar, cómo va a combatir el desempleo juvenil. Cómo lo hará con personas mayores de 50 años, cómo hará para que la reactivación económica abarque el tema ecológico y la generación de empleos verdes, cómo vamos a hacer para reactivar la empresas, qué alivios tributarios se les van a brindar. El paquete de medidas cuánto va a costar, cuánto va a poner el Municipio, nos vamos a endeudar con eso, o qué. Entonces vemos más esto como un anuncio y no como un plan”.

¿Qué tanto le preocupa que el proceso se haya dado de esa manera?

Publicidad

“Me preocupa mucho, primero, porque es un anuncio descoordinado, sin el acompañamiento del Gobierno nacional y el departamental. Segundo, que no tiene mayor fondo, que no tiene asuntos programáticos, como los que acabo de mencionar. Tercero, no parece tener mucho acompañamiento de los gremios, que este 24 de agosto, en la presentación del plan, brillaron por su ausencia”.

Pero hubo gremios presentes.

“No estuvieron la Andi, Proantioquia, las cámaras de comercio. De los 34 asociados al Comité Intergremial que hay en Medellín, había menos de diez presentes y muchos estaban allí porque estaban pendientes de que la Administración les prestara atención en sus peticiones como Asobares y el Tour Gastrónomico”.      

¿Es entonces una medida improvisada?

“Creo que sí, luce improvisada. El alcalde menciona que va a abrir la economía, justo en medio de un escándalo, que mostraba que había personas que hemos sido críticas de la administración, que al parecer estábamos siendo seguidos por la empresa Selecta Consulting Group, respecto a nuestras opiniones, y eso dejó un manto de duda. Entonces mientras estaba el alcalde tratando de apagar ese incendio, sale con el globo al aire de que va a reactivar la economía, y lo que muestra es que no era un plan, y sí que, a lo mejor, necesitaba cambiar el foco de atención”.

¿Cuáles otros puntos del plan le generan dudas?

“Hay cosas que me pregunto, por ejemplo: ¿cómo van a tener las empresas trabajando a las madres cabezas de hogar, si en estos momentos los niños no están estudiando, y no tienen con quién dejarlos?. Queda un montón de preguntas”.

¿Cómo evalúa la desarticulación entre la Alcaldía y la Gobernación?

“Es preocupante, porque si las dos autoridades de Medellín y del departamento no se están poniendo de acuerdo, no están coordinando, tienen cifras distintas, pues eso deja un montón de dudas. Y lo mínimo que se espera en medio de una pandemia es que coordinen, lleguen a una misma dirección. Pero vemos que el Alcalde por tapar un escándalo, está dando comunicados acelerados sin la previa conversación con el Gobernador”.

¿Por qué en sus señalamientos incluye a Julián Bedoya, Mauricio Parodi, Juan Diego Echavarría y Julián Peinado?

“Me parece lamentable, porque esa política tradicional es la que nos ha tenido en el atraso y el olvido. Es la que ha logrado que esta ciudad en algunos momentos se estanque. Y esa política tradicional en los últimos 20 años había estado alejada del poder. Desde la Alcaldía de Luis Pérez esa gente que está representada ahí, no había tenido cabida en las decisiones de esta ciudad”.

¿Qué futuro le ve entonces a la medida de reactivación?

“Yo espero que salga de la mejor manera, le deseo los mayores éxitos al alcalde, quiero que a Medellín le vaya bien. Esta es una situación difícil por la pandemia, y ojalá no se salga de control. Pero insisto, me parece improvisada”.

¿Si pudiera sentarse con Daniel Quintero y hacerle un ajuste a este plan de reactivación, cuál sería su propuesta?

“Yo no tengo la receta mágica, pero sí sé que la Alcaldía debe reunirse con todos los sectores, recuperar la confianza perdida con tantas decisiones erráticas, como las de EPM y Ruta N, y luego de recomponer esa confianza sentarnos a reconstruir la agenda para que Medellín se reactive de manera segura, para volver a tener empleo y cuidar nuestra naturaleza. Que el Alcalde escuche y deje la arrogancia”.

También le puede interesar

Publicidad
Publicidad