Del primero de diciembre al 17 de enero, Antioquia reportó 70 quemados con pólvora

Publicidad

Con 70 lesionados con pólvora en Antioquia, el departamento se ubicó en tercer lugar después de Valle (80 casos) y Nariño (77 casos). La vigilancia se intensificó desde el primero de diciembre de 2020 hasta el 17 de enero de 2021.

Según informaron este miércoles 20 de enero desde la Secretaría Seccional de Salud de Antioquia, esta cifra representa un 30 % menos respecto a la temporada anterior, en la que se presentaron 100 casos.

Natalia Montoya Palacio, gerente de salud pública de la Secretaría Seccional de Salud de Antioquia, dijo que “tuvimos un balance satisfactorio. Tuvimos subregiones como el Magdalena Medio que no reportó casos y otras con disminución del 50 % y del 70 %. Oriente que, históricamente, siempre ha ocupado el segundo lugar tuvo una disminución del 50 %, Occidente tuvo una disminución del 75 % y Norte del 50 %”.

Publicidad

Le puede interesar:

Durante este último periodo de vigilancia, Medellín fue el municipio que mayor número de lesionados con pólvora registro con 24 casos, aportando el 34 % del total de afectados.

En Antioquia el 37 % de los casos se presentaron en menores de 18 años. Según determinaron fuentes oficiales, la población de los 19 a los 44 sigue siendo la de mayor afectación, pues para este período de vigilancia aportó el 49 % de los lesionados, es decir, 34 casos.

Desde la Secretaría Seccional de Salud de Antioquia detallaron que para 2020-2021 los hombres aportaron el mayor número de lesionados con 60 casos y que los artefactos más usados fueron papeletas, tacos y voladores los que, a su vez, provocaron las afectaciones más graves. De estas últimas, las quemaduras fueron las más predominantes: 66 casos.

Lea también:

“Históricamente, existen unas fechas con más alto índice de lesionados, entre las que se cuentan Año Nuevo que, para este período, reportó 12 casos; seguidas del 8 y el 25 de diciembre, días en los que se registraron 8 lesionados, para cada una de ellas”, explicó la gerente de salud pública.

La funcionaria resaltó que predomina la manipulación de estos artefactos explosivos bajo el efecto de sustancias psicoactivas, lo que resulta en una “combinación altamente peligrosa para la integridad de las personas”.

Publicidad
Publicidad