“Déjenos trabajar”: comerciantes de Provenza al gobernador de Antioquia

Publicidad

La vida nocturna en Medellín es la que más se ha visto afectada con las restricciones que llegaron con la pandemia por COVID-19. La gente salía a comer –todavía algunos lo hacen- después de las 7:00 p. m. y si se van a tomar algo o quieren rumbear –cuando se podía-, las 10:00 de la noche era el horario ideal.

Con las recientes restricciones producto del aumento en el número de contagios en Colombia, especialmente en Antioquia, que ocupa el no tan honroso segundo lugar, el Gobernador del departamento decretó nuevas medidas que preocupan a los empresarios del entretenimiento que, declaran, se encuentran quebrados.

Juanita Cobollo, líder del gremio de comerciantes de Provenza, le dice al gobernador Aníbal Gaviria, a través de Vivir en El Poblado, “déjenos trabajar”.

Publicidad

Le puede interesar:

Ya está bien de recortar los horarios, lo invitamos a que vaya a Provenza para que vea si allá es el problema de contagio y a que se dé una pasadita por la ciudad, que la recorra, para ver dónde es que se están presentando los problemas y si es el caso que sectoricen los sitios donde se puede o no estar”, suplica Cobollo.

Ayuda de la Secretaría de Desarrollo Económico

Cobollo resaltó el acompañamiento que han tenido los comerciantes de Provenza por parte de Alejandro Arias, secretario de Desarrollo Económico. “Hemos estado en contacto con el secretario Desarrollo Económico, él ha estado muy interesado en colaborarnos y en mirar cómo aumentar la economía y buscar estrategias para cuando salgamos de esta coyuntura”.

Sobre los alivios prometidos, aclara Juanita, “vienen supuestas ayudas del no pago de Industria y Comercio, pero más adelante habrá que pagar, entonces esas ayudas no sirven y lo importante es que nos dejen trabajar”.

Lea también:

Su solicitud es que los dejen abrir hasta las 12:00 p. m. como venía funcionando.

“Con estos horarios los bares no pueden abrir y si un comensal va a un restaurante le toca ’embutirse’ para estar a las 10 en la casa”, denuncia Cobollo y confiesa que con este sistema, los comerciantes alcanzan a vender un 25 % o un 30 % “entonces no es algo que sirva para que podamos salir de esta quiebra masiva que tenemos”.

¿Cuál es el panorama?

“Más negro no puede ser”, lamenta la líder del gremio de comerciantes de Provenza, “si cada fin de semana nos van a estar encerrando, poniendo el toque de queda y ley seca, entonces empaque y vámonos, no hay manera de recuperarnos”.

Publicidad
Publicidad