¿Cómo cuidar a la población más vulnerable en época de lluvias?

Publicidad

Niños y adultos mayores, población en riesgo ante las lluvias, que incrementan las IRA –Infecciones Respiratorias Agudas-.

No obstante, reforzar las medidas para disminuir el riesgo de infecciones respiratorias, la forma de cuidar a la población más vulnerable en época de lluvias.

También lea: Antioquia define medidas para enfrentar la temporada de lluvias

Publicidad

Iván Cárdenas, subdirector de Enfermedades Transmisibles del Ministerio de Salud, indicó que durante la temporada de lluvias hay que reforzar los cuidados y las medidas de prevención, principalmente, en niños menores de cinco años, adultos mayores de 60, personas con antecedentes de enfermedades pulmonares crónicas, con inmunosupresión y mujeres embarazadas. La mayoría de estas infecciones como el resfriado común son leves, pero dependiendo del estado general de la persona pueden complicarse y convertirse en neumonía si no son tratadas a tiempo”. 

Y es que según el Ideam –Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales- durante los meses de abril, mayo y junio de 2022 se prevén volúmenes de lluvia por encima de los promedios históricos. Esta variación puede propiciar el aumento de las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA), como el resfriado, la gripa y otras enfermedades más complicadas como la neumonía, que son causadas por virus respiratorios diferentes al COVID19.

Para disminuir el riesgo de enfermarse por otros virus respiratorios, se debe tener en cuenta:

  • Mantener el uso de tapabocas en lugares cerrados, especialmente en
  • jardines, colegios, centros geriátricos.
  • Ante la presencia de cualquier síntoma respiratorio, se debe usar el
  • tapabocas en espacios abiertos y cerrados y se debe permanecer aislado evitando contagiar a los demás.
  • Sigue siendo fundamental el lavado frecuente de manos con agua y jabón, así como la limpieza y desinfección de los espacios.
  • Evitar cambios bruscos de temperatura, cubrir boca y nariz al pasar a espacios muy fríos, mantener a los niños abrigados del frío y la lluvia.
  • Ante sintomatología severa como: dificultad para respirar, fiebre (mayor a 38 grados) que no pasa en 2 días, dolor o ruidos en el pecho o expectoraciones de color amarillo o con sangre, se debe consultar por urgencias. 

Le puede interesar: Gestión del Riesgo de Envigado entrega recomendaciones por temporada de lluvias

Dudas frecuentes

¿Cómo evitar que el niño o adulto mayor se enferme?

  • Verificar el estado de vacunación y de aseguramiento de niños y adulto.
  • Intensificar el lavado de manos de niños, adultos mayores y
  • cuidadores.
  • Evitar el contacto con personas que tengan gripa o tos.
  • Evitar la presencia de humo en la vivienda.
  • Facilitar la ventilación, limpieza e iluminación de la vivienda y jardines, manteniendo los espacios limpios.

¿Cómo cuidar al niño o adulto mayor si está enfermo?

  • En lo posible no lo envíe al jardín, escuela o colegio.
  • Refuerze el lavado de manos.
  • Si la temperatura corporal es superior a 38.5 °C, trate la fiebre con
  • paños de agua tibia en las zonas de mayor concentración de calor
  • (axilas e ingle), no se automedique.
  • Aumentar frecuencia de líquidos y dar alimentos en porciones
  • pequeñas, con mayor frecuencia.
  • Si toma leche materna, suministrar con más frecuencia.
  • Después de las comidas, mantenga al niño o niña sentado por lo
  • menos durante 30 minutos.
  • Dele los medicamentos que fueron formulados por el médico, en la
  • dosis y horarios establecidos y por el tiempo indicado.

Lea: Evite incidentes vehiculares en la primera temporada de lluvias de 2022

¿Cuándo consultar al médico?

Generalmente las gripas se pueden atender en casa con los cuidados

necesarios; pero si usted o algún familiar presenta alguno de estos síntomas, acuda al médico de inmediato cuando:

Menores de dos meses

  • Respira más rápido de lo normal.
  • Disminuye el apetito o presenta fiebre así sea en una sola
  • oportunidad.
  • Le silba el pecho o le suena el pecho al respirar.
  • Está muy somnoliento o no despierta con facilidad.
  • Presenta ataques o convulsiones.

Mayores de dos meses

  • Presenta fiebre de más de 38.5°C por más de tres días de difícil
  • control.
  • Permanece decaído cuando baja la fiebre.
  • Respira más rápido de lo normal.
  • Se le hunden las costillas al respirar.
  • Le silba el pecho o le suena el pecho al respirar.
  • No puede comer ni beber nada o vomita todo.
  • Está muy somnoliento o no despierta con facilidad.
  • Presenta ataques o convulsiones.

En edad escolar, adolescentes y adultos mayores

  • Presenta asfixia o dificultad para respirar.
  • Dolor de pecho al respirar o toser.
  • Decaimiento o cansancio excesivo.
  • Fiebre mayor de 38,5 °C de más de tres días de evolución de difícil
  • control.
  • Presenta expectoración amarilla o con pintas de sangre.
Publicidad
Publicidad