Cosmoschools: empieza el viaje de unos colegios distintos

Publicidad

Comfama presentó ayer sus centros de experiencias con los que buscará transformar la educación, en Antioquia. A través de una conversación y un concierto de Filarmed que tuvo el apoyo del Parque Explora y consistió en un viaje por el espacio, comienza un capítulo nuevo.

Hace más de dos años, en ese tiempo previo a la pandemia, Juan Manuel Restrepo, responsable de Educación, en Comfama, invitó a muchas personas a conversar con él. En continentes variados, escuchó hablar de educación, hizo preguntas, miró con atención escuelas y colegios. 

Llegó hasta otros países para visitar 50 proyectos educativos y entender cómo aprenden otros, cómo enseñan, qué hacen. Después de reunir toda la información guardada y entender qué había de valioso en ellos, para Antioquia y otras regiones de Colombia, comenzó a andar un camino junto a su equipo para volver un sueño posible: crear los Colegios Comfama, los mismos que ayer cambiaron su nombre por otro que revela la esencia. 

Publicidad

Desde ayer se llaman Cosmoschools.  Este hecho, simple para unos, y lleno de significado para otros, se convirtió en el motivo de reunión, este martes 9 de marzo, en la Universidad de Medellín. David Escobar, director de Comfama lo explicó ante un auditorio lleno de niños, mentores e invitados que los han acompañado en el proceso: “el lanzamiento de nuestro nombre es una semilla más para el proyecto inmerso que es transformar la educación, en Colombia”. Respecto a la palabra Cosmo dijo que la escogieron porque además de su belleza e inspiración cuenta lo que significa esta propuesta: una que incluye el interés hacia el universo, los saberes contenidos en él, y a los que se llegará a través del juego, la creatividad, la imaginación, el cuerpo y otras formas de pensamiento. 

A propósito de esta palabra, recordó a Carl Sagan, el astrónomo y astrofísico que tanto lo estudió y dijo: “el cosmos es todo lo que fue y lo que alguna vez será”. 

David Escobar también agregó: “llevamos cinco años construyendo el sueño de los colegios Cosmo Schools. En la primera etapa estuvimos aprendiendo, explorando y conociendo. En la segunda, lanzamos el proyecto con el nombre de Colegios Comfama. Nuestros colegios son un espacio para la inspiración, la conexión, la exploración, la pregunta, el cuerpo, el espíritu, el desarrollo de la mente. A esto se suman los idiomas, la música, y la tecnología. Es un movimiento que creemos va a transformar la vida de muchos exploradores, como llamamos a nuestros estudiantes, y de sus familias”.

A su voz se sumó la de Melissa Alvarez, la rectora de Cosmoschools y quien con emoción evidente mencionó el interés de este lugar por la neurociencia, y la construcción colectiva de una propuesta educativa que busca llegar pronto a otras regiones del departamento. También recordó esos aprendizajes reunidos en puntos diversos del mundo y que les ha permitido ver la educación de otra forma.

Juan Manuel Restrepo, responsable de Educación en Comfama, mencionó la importancia que tienen las preguntas como parte del aprendizaje y agradeció el trabajo conjunto de los equipos de Comfama y de las instituciones que los han acompañado y guiado en este viaje que ayer recibió su nombre y en el que el Cosmos, es y será el protagonista.

Un viaje al futuro

Después de visitar estos centros de experiencia y de escuchar a la gente de Comfama las diferencias que trae Cosmos a nuestro entorno se centran en varios puntos: es una opción accesible a personas de todos los lugares (las tarifas se fijan de acuerdo con el salario y tipo de afiliación), los horarios se ajustan a los biorritmos: el horario de la mañana comienza a las 8 a.m. y el de la tarde a la 1:00 p.m (estos horarios pueden variar un poco dependiendo del curso). A esto se suma un aprendizaje basado en proyectos donde los horarios son flexibles y donde las respuestas a unas preguntas y el desarrollo de habilidades variadas se logran sin necesidad de acudir a una nota. La decoración de cada centro es amable con el medio ambiente y minimalista para evitar distracciones y enfocar la atención. El aprendizaje se realiza en los centros de experiencia y fuera de ellos también. Hace varias semanas estuvieron en lugares como el Teatro Pablo Tobón o Palermo Cultural.

Entre los cambios que trae Cosmoschools también está la atención y énfasis que se da al lenguaje: “las palabras tienen poder”, dijo, al respecto, David Escobar. Por esta razón aquí no se habla de estudiantes ni de alumnos sino de exploradores; los mismos que pueden ir a estudiar con ropa, en lugar de un uniforme. La palabra docente o profesor se cambia por mentor, y los llamados logros u objetivos se cambian por momentos de aprendizaje. La idea es generar entusiasmo, inspirar y crear un cambio, a partir de las palabras, los conceptos y significados.

Un movimiento que busca tocar a toda Colombia

Este movimiento educativo que dio origen a Cosmoschools nació en el 2017, y tiene sedes en Rionegro, Bello y Envigado. Está presente en Medellín, en los barrios Colombia, Hospital San Vicente Fundación, Belén La Palma, Perpetuo Socorro, y Robledo. El primer centro de experiencia surgió en Belló, con 10 niños, en el 2020. Actualmente cuenta con 1.300 niñas, niños y jóvenes. Su modelo educativo cuenta con el apoyo de Parque Explora, la Universidad EAFIT, la Gobernación de Antioquia y Cantoalegre. A ellos se suman asesores y conocedores variados, en el tema de educación.

Publicidad
Publicidad