Publicidad

“La zona se convirtió en ruinas y basurero”, propietario de Continental Towers

Vivió 10 meses en el piso 11, apartamento 1115. Invirtió los ahorros de su vida en una propiedad en el edificio Continental Towers, que al final fue evacuado por orden de las autoridades el 29 de octubre de 2013, 20 días después del colapso de Space.

Elkin Hernández relató a Vivir en El Poblado cómo cambió su vida luego de tener que evacuar la que había imaginado sería su vivienda por mucho tiempo.  “Yo le debo 137 millones de pesos a un banco”, reveló, y agregó que es muy doloroso porque “cómo puede ser que uno tenga una propiedad donde haya  perdido toda la plata, a la que debo plata y que hoy no valga nada”.

Elkin enfatizó en el dolor e indignación que le producen saber que esta es una tragedia que quedó atrás. “La tragedia Space prácticamente se le olvidó a todo el mundo, ahora la recuerdan porque están esos edificios desmantelados. Entonces la indolencia de las autoridades que no le prestan atención a eso está poniendo en riesgo la vida de las personas que pasa por ahí”, indicó, mientras añadió que “esos edificios (Asensi y Continental Towers) están en riesgo de colapso”.

También le puede interesar: Cuatro capturas por desmantelar el edificio Continental Towers

Publicidad

Han pasado siete años y Elkin y los otros 69 propietarios afectados continúan pagando administración y valorización. Injustamente, según calificó Hernández, pues “no sé cómo paga uno una valorización por algo que no vale nada, cuyo valor es cero”. El pago del predial se les congeló gracias al Concejo de Medellín.

Hoy le duele ver las ruinas de lo que un día soñó que fuera su hogar. “Todos esos edificios que están alrededor se han desvalorizado porque esa zona se convirtió en basurero, lleno de escombros y de edificios enfermos a punto de caerse”, manifiesta.  

Después de siete años, Asensi y Continental Towers están desmantelados. Los derrumbaron poco a poco, “todo lo que dejamos allá se lo están robando”, dijo Elkin precedido de un suspiro.

Lea también: Comunidad hastiada insiste: hay que demoler Continental Towers

Agrega que se robaron cocinas, vidrios de los balcones, aluminio, baños, sanitarios, pisos, madera, clósets, puertas, “todo se lo han robado”, contó Hernández. Ahora, “están tumbando adobes, sacando todo lo que quede, lo que pueden vender”, explicó.

“Allá dejamos todos los sueños, los ahorros de toda la vida y todo eso se lo robaron”

Aseguró el afectado que, a través de la administradora se han puesto denuncias por las personas que entran a desmantelar el edificio, “pero es que el robo es un delito menor, la Policía va los detiene y como es un delito excarcelable, cuando los sueltan, regresan a robar”.

Hace cuatro años Elkin volvió a prestar dinero y adquirió un apartamento. Teme que en octubre, cuando se vence el otrosí que firmó para congelar la deuda de su propiedad en Continental Towers, tenga que retomar el pago de ese crédito hipotecario. “Uno no puede pagar varios créditos a la vez, yo soy empleado asalariado. Me tocará vender este, abandonarlo, no sé qué va a pasar para poder pagar el otro”, detalló.

Artículo de interés: No tenemos vida ni de día ni de noche: vecinos de Continental Towers

Han sido siete años de luchas, de demandas, de pagos, “porque hemos pagado abogados, ingenieros, arquitectos, contadores, lo que sea para tener las pruebas que requiere la demanda”, explicó el afectado, y agregó que han pasado siete años de sus vidas exigiendo recuperar sus ahorros.

Para Elkin es muy doloroso que Medellín conserve Asensi y Continental, edificios “que se convirtieron en símbolos de la codicia. Más de 25 estructuras  que en el área metropolitana han resultado con afectaciones son símbolos de la codicia en esta ciudad”, detalló.

 “Yo tengo una marca en la frente, antes de Space era Elkin Hernández, después de Space, Asensi y Continental soy afectado por CDO y esa marca es imborrable”, concluyó.

Publicidad

Publicidad

Publicidad