Publicidad

Al edificio Asensi se lo están llevando a pedazos: reportaje gráfico

Lonas rasgadas y tumbadas sobre el abundante rastrojo que cubre lo que queda de la fachada del edificio Asensi, en la loma del Padre Marianito, en El Poblado, es el panorama actual de la construcción.

No hay vigilancia. No hay portada o seguridad alguna. Llamamos y nadie responde. Quienes se meten sin permiso a la propiedad para desmantelarla se ocultan y por un momento dejan de hacer ruido y dar golpes de almadana.

Al rato, nuevos estruendos se escuchan en su interior. Caen vidrios y escombros, no es posible ver a nadie. Son intrusos que todas las semanas, en el día y en la noche, llegan al edificio para desmantelar lo que queda de Asensi, luego de su evacuación ocurrida en octubre de 2013 por problemas constructivos. El mismo fenómeno de Space y de Continental Towers

Publicidad

Una vecina del sector que pidió la reserva de su nombre por asuntos de seguridad, dijo a Vivir en El Poblado que siente mucha lástima “porque dañan las cosas y no les importa, porque lo que se pueden llevar bueno, lo sacan y lo venden y lo otro lo dejan tirado“.

También dijo la vecina de Asensi que “antes había un acompañamiento de la Policía y ya no”.

También le puede interesar:

Asensi no es el único destruido por el tiempo y por los delincuentes. Uno de los porteros de otro edificio del sector relató que todas las noches se siente ruido en Continental Towers, también construido por CDO y evacuado hace seis años.

“Ahí se siente mucho ruido, uno ve entrar gente, taxis, salen con cosas. No sé cómo manejará la Policía eso porque uno los llama y nos responden que ellos no pueden interceder“.

Según fuentes de la zona, personal de la secretaría de Seguridad de Medellín visitó el sector en los últimos días para verificar que los edificios evacuados no estuvieran habitados por los intrusos que están desmantelando las construcciones. No hallaron a nadie en su interior.

Publicidad

Publicidad

Publicidad