Comunidad de Envigado se solidariza con los más necesitados

Publicidad

Cala duro el mensaje entre la ciudadanía, además de cuidarse de la expansión del coronavirus en nuestros entornos, la ayuda a los más necesitados también se multiplica. Así lo demostró la comunidad de la Unidad Residencial Corazón de Envigado, en el barrio San Rafael

De manera genuina, en la tarde del miércoles 8 de abril se instaló una mesa con víveres de primera necesidad y no perecederos para las familias más necesitadas del conjunto residencial y para sus mascotas. Como si fuera una bola de nieve esa ayuda creció de manera rápida en un par de minutos. 

Esta es la otra cara de la contingencia, una de autocuidado, pero a su vez, la de cuidar al que nos rodea.
Esta es la otra cara de la contingencia, una de autocuidado, pero a su vez, la de cuidar al que nos rodea.

Publicidad

Allí se podían observar toda clase de granos, algunas verduras, papel higiénico, aceite, enlatados y cuido para perros y para gatos

“¡Las pequeñas acciones son las que cambian el mundo!”, rezaba uno de los carteles que acompañaban la noble campaña. Bajo el nombre de la Mesa de la Confianza, este acto generoso llama a la solidaridad con el lema: “si te falta cógelo, si te sobra dona”.

También le puede interesar:

Estas pequeñas acciones han ido creciendo después del aislamiento obligatorio preventivo que determinaron las autoridades nacionales. 

Los actos solidarios que se han dado ha conocer por parte de algunos ciudadanos han demostrado la otra cara de la contingencia, una de autocuidado, pero a su vez, la de cuidar al que nos rodea.

Por: José Fernando Serna

Publicidad
Publicidad