“Brotherhood”, un rodaje histórico

Publicidad

Este rodaje que se realiza actualmente en Medellín y alrededores, es el más grande en la historia de la ciudad. FilMedellín, (Comisión Fílmica) se encarga de ayudar a que esta historia suceda. Para esto, cerrarán la autopista sur, el 29 y 30 de junio, durante todo el día.

Llevan 4 meses en conversaciones y preparativos. Todas las semanas hay reuniones a las que llegan agentes de tránsito, policías, gente que sabe de cine, personas que trabajan en la Alcaldía. Todos trabajan para una historia de ficción que pasará a la historia de la ciudad por su tamaño y las implicaciones de las escenas. Hablamos de Brotherhood, una comedia francesa “en clave de acción, que se emitirá después a través de la plataforma de Amazon, y tendrá a Medellín como protagonista”.

Le puede interesar: Movilizarse en bicicleta para ir a estudiar, una estrategia educativa en Antioquia

Desde entonces, Juan David Orozco, coordinador de la Comisión Fílmica de Medellín, y Alejandro Arias, secretario económico de Medellín, atienden llamadas o escriben textos para responder preguntas o dar soluciones a muchas situaciones que aparecen, y que, en algunos casos, no tienen precedente. Una de ellas será el cierre total de la autopista sur, el próximo miércoles 29 de junio, y el jueves 30, y durante todo el día. En esas fechas se filmarán escenas de acción que implican riesgos y movimiento. En el rodaje participa Dynamo, una de las productoras más importantes de Iberoamérica, y que ya estuvo involucrada en la filmación de Barry Seal: solo en América, protagonizada por Tom Cruise, y que también pasó por Medellín.

dice Juan David Orozco, coordinador de la Comisión Fílmica de Medellín.
Juan David Orozco, coordinador de la Comisión Fílmica de Medellín.

“Nos interesa apoyar todas las producciones. No importa la nacionalidad ni el presupuesto”, dice Juan David Orozco, coordinador de la Comisión Fílmica de Medellín.

Publicidad

Juan David Orozco trabaja por estos días en convencer a quienes aún dudan sobre la razón de trabajar en un rodaje así: “Este es el más grande que se ha hecho en Medellín. Por su logística, por los tiempos. También es el que más recursos económicos dejará a la ciudad”.
Al mismo tiempo explica que se trata de un voto de confianza porque, debido a acuerdos de confidencialidad, y para proteger el desarrollo y difusión posterior de la producción, no conocen el guión definitivo (hay varios); y la información que tienen sobre el director o los actores debe permanecer en reserva, para evitar atrasos en la grabación.

Otra cultura, beneficiar la ciudad

Juan David Orozco habla de la intención que tiene él y su equipo de apoyar todas las producciones. Y explica que para obtener permisos, no es necesario tener influencias, cambiar la información o el curso de los trámites, de alguna forma.

Lea: Seguirá lloviendo y se sentirá más frío de lo normal, ¿qué han dicho las entidades meteorológicas?

Resalta la importancia de la confianza, en este proceso: “Hay personas que creen que deben ser extranjeras, para obtener nuestro apoyo. O que deben ocultar información para tenerlo. También hay algunos que creen que tener una celebridad en el reparto, facilita el proceso. Y no es así”.

La Comisión Fílmica es una de las estrategias de la Secretaría de Desarrollo Económico de la Alcaldía de Medellín. El propósito es apoyar todas las producciones audiovisuales y atraer recursos, historias y turistas a la ciudad.
La Comisión Fílmica es una de las estrategias de la Secretaría de Desarrollo Económico de la Alcaldía de Medellín. El propósito es apoyar todas las producciones audiovisuales y atraer recursos, historias y turistas a la ciudad.

También agrega la libertad que existe para apoyar las historias, más allá de su contenido. No importa si tienen que ver sobre un momento de éxito o de oscuridad en Medellín: “Todas las historias son valiosas y las apoyamos. No hay veto ni censura. Todo este proceso se trata de una apertura cultural”.

$4.300 millones de pesos en ganancias dejará a la ciudad el rodaje de esta película.

Al igual que el resto de personas que lo acompañan, está interesado en que Medellín se convierta en una ciudad donde sea fácil rodar largometrajes, de forma más frecuente, al igual que ocurre con los videoclips, un formato que se produce con más intensidad. Al aire libre y también en estudio.

Un sueño futuro, y para el que trabajan actualmente, es lograr que a Medellín llegue turismo cinematográfico, ese que ya se ve en ciudades como Nueva York o Londres, y que tiene que ver con la visita de personas que van a un destino para estar en las locaciones vistas en una película determinada. El rodaje de Brotherhood será una oportunidad para esto.

Publicidad
Publicidad