ABC de las medidas para salvar a las MiPymes del COVID-19

Publicidad

El pasado jueves 9 de abril el presidente de Colombia, Iván Duque, anunció un paquete de medidas que pretenden salvar a las MiPymes en un momento complejo causado por la pandemia de COVID-19.

A pesar de que el gobierno nacional anunció que lanzaría una serie de decretos para salvar las MiPymes aún existe incertidumbre. En redes sociales se lee constantemente la misma historia: pequeños empresarios que se acercan a los bancos a pedir dinero del que ha entregado el estado y, en la mayoría de los casos, la respuesta es negativa.

Nicolás Jaramillo Trujillo, director jurídico de Núcleo Jurídico firma de abogados especialista en derecho de la empresa, explica que a pesar de que el gobierno haya dicho que va a prestar dinero para financiar las nóminas de las MiPymes, en la realidad los trámites y desembolos no son tan sencillos. “El gobierno tomó unas reservas de entes territoriales y le prestó el dinero a los bancos, pero estos tienen una serie de requisitos para hacer los préstamos”, explica el experto. De ese modo, hay un círculo vicioso porque los bancos pedirán garantías y flujo de caja y los empresarios, debido a la coyuntura actual, no puede ofrecer ninguno de los dos. “Esto hace que la situación sea muy difícil”, agrega Jaramillo.

Es complejo, entonces, intentar entender la realidad actual de las MiPymes porque el riesgo que toman los bancos al prestar para pagar las nóminas es alto: “no sabemos si dentro de tres meses, estas tengan una actividad económica vigente”.

Le puede interesar

Publicidad

Por otro lado, el presidente Duque también informó que las garantías del Fondo Nacional de Garantías subirían al 80 %, con el fin de agilizar los desembolsos. “Sin embargo, esa medida quiere decir que los bancos tendrían que asumir el 20 % en caso de que no haya pagos, y eso sigue siendo un gran riesgo”.

Y si para las MiPymes el panorama es oscuro, los independientes están llenos de incertidumbres. Aunque el presidente Duque anunció que los decretos que reglamentarían estas decisiones estarían listos a principios de esta semana, estos aún no se han publicado. “Los independientes esperamos que, por ejemplo, nos permitan no pagar pensiones los próximos meses, pero eso no es seguro aún ni para independientes ni para empresarios”, agrega Nicolás.

El asunto preocupante es que al finalizar la crisis, se espera que el 30 % de la población mundial esté sin trabajo. “En Colombia se esperarían medidas menos ortodoxas, como por ejemplo, garantizar un renta universal, que se supenda el pago de parafiscales, se congelen contratos de arrendamientos de locales que no estén funcionando y que incluso, que el estado pague los servicios públicos de los estratos 1, 2 y 3 y que financie los de los 4, 5 y 6; que se permita la suspensión de contratos: si hoy se despiden cinco trabajadores, es muy seguro que en seis meses puedan contratarse dos”, concluye Nicolás Jaramillo, aclarando que estos recursos deberían venir de préstamos a organismos multilaterales.

Por: Juan Pablo Tettay De Fex / [email protected]

Publicidad
Publicidad