Publicidad

Gobierno facilita la terminación unilateral de contratos de arrendamiento comercial

Publicidad

El Gobierno nacional expidió este jueves 4 de junio el Decreto 797, en el cual adoptó medidas transitorias que tienen impacto en los arrendamientos de locales comerciales, que ofrece facilidades a bares, discotecas, gimnasios y otros sectores que se han visto afectados con la crisis económica que ha generado la pandemia de la COVID-19. 

Para los establecimientos que han restringido su operación temporalmente, vamos a permitir la terminación unilateral de contratos de arrendamiento, con principios como acuerdos previos”, señaló el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo.

El arrendatario, según la norma, estará obligado a pagar el valor correspondiente a un tercio de la cláusula penal pactada en el contrato, “sin que proceda cualquier otra penalidad, multa o sanción a título de indemnización, proveniente de la ley o de acuerdos entre las partes”.

Publicidad

La medida cobija a quienes a partir del 1 de junio de 2020, por el aislamiento social preventivo obligatorio, se encuentran en la imposibilidad de ejercer su actividad económica.

El Decreto estipula que los arrendatarios de locales comerciales podrán terminar unilateralmente su contrato de arrendamiento, hasta el 31 de agosto de 2020

Para que el arrendatario pueda terminar unilateralmente el contrato deberá estar al día con el arrendamiento y los servicios públicos, así como con sus demás obligaciones hasta la fecha de terminación del contrato.

¿Quiénes son beneficiados por el Decreto?

  • Bares, discotecas, billares, casinos, bingos y terminales de juego de video
  • Gimnasios, piscinas, spa, sauna, turco, balnearios, canchas deportivas, parques de atracciones mecánicas y parques infantiles
  • Cines y teatros
  • Servicios religiosos que impliquen aglomeraciones
  • Alojamiento y servicios de comida
  • Eventos de carácter público o privado que impliquen aglomeración de personas

Federico Estrada, director de la Lonja de Propiedad Raíz de Medellín, dijo que “después de conocer el decreto, reiteramos la importancia de lograr acuerdos entre arrendatarios y arrendadores por medio de las inmobiliarias”.

“Desconsuelo y pesimismo”

La medida no cayó bien en algunos empresarios de los sectores mencionados en el Decreto. Así lo señaló Luis Guillermo Orjuela, presidente de la Corporación Zona Rosa, en el Parque Lleras.

“Los empresarios lo reciben con un total desconsuelo y pesimismo. Si bien es cierto que trata de ayudar a los arrendatarios con establecimiento comercial, después del funesto Decreto 579 que nos condenó a pagar arriendos con los establecimientos cerrados, luego de tres meses sale este nuevo decreto que nos dice que se pueden terminar los contratos de manera unilateral pero pagando una tercera parte de la penalidad. Inaudito cuando ya pagamos tres meses con los negocios cerrados por orden del Gobierno”, dijo.

Lea también

Publicidad

Publicidad

Publicidad