¿Te gusta leer sin curadurías?

Publicidad

“Leo lo que me da la reverenda gana”, nos dice Esteban Carlos Mejía. Estos son sus recomendados del mes: desde clásicos y autores por descubrir, hasta poesía y conflicto.

¿Cómo lees tú? ¿Sigues un método? ¿Respetas un canon? ¿Confías en curadurías? ¿Canonizas obras y autores? ¿Piensas que los libreros son unos jíbaros descarados? Aunque las evidencias contradigan el refrán, en gustos no hay disgustos.

Yo leo por bibliomancia, es decir, como una “forma de adivinación que consiste en abrir un libro por una página al azar e interpretar lo que allí se dice”. Exagero para hacerme entender. En palabras menos formales, leo lo que me da la reverenda gana. No le hago caso a curadores ni a gurús ni a pedagogos ni a promotores de lectura. Sigo mi propio detector de m…, como aconsejaba el maltrecho y maltratado Ernest Hemingway. Y la paso requetebién.

Por Esteban Carlos Mejía
Por Esteban Carlos Mejía

¿No hay nada nuevo bajo el sol?

Sílaba Editores
Estanislao Zuleta
Agosto de 2019
194 páginas

Me contaron que en la Fiesta del Libro en Medellín uno de “los 25 secretos mejor guardados de América Latina” –en esnobismo, supongo-, dijo sin ponerse colorado que “ya no hace falta leer a Dostoievski”. Siquiera yo no estaba. Habría despachado al bocón a Siberia, como hicieron con el buen Fiódor Mijáilovich, pero no a trabajos forzados sino a leer, leer y leer. Despreciar los clásicos es la enfermedad infantil de los fanfarrones.
Leer a los clásicos es una recopilación de siete charlas de Estanislao Zuleta sobre Platón, Kafka, Flaubert, Goethe, Shakespeare, Cervantes, antiguallas que los escribidores de marketing no han gozado ni gozarán. Estas conferencias sirven de abrebocas al placer de volver a los orígenes. El compilador José Zuleta Ortiz señala con certeza que “la noción de tradición, que puede tener la connotación de constreñimiento es, en la formación intelectual, todo lo contrario: alas para ser a partir de ella”. Tal cual.

Clásicos y esenciales: una alegría sin igual

Sílaba Editores
Colección Allegro
Agosto de 2019

Para celebrar sus primeros diez años, Sílaba Editores lanza la colección Allegro, de libros clásicos y esenciales. Y arranca con dos joyas de la literatura universal: A nadie engaña el cielo, de la poetisa estadounidense Emily Dickinson, edición bilingüe con traducción de Efrén Giraldo y Camilo Arango (136 páginas), y Tres cuentos, de Gustave Flaubert, traducción y prólogo de Pablo Montoya (164 páginas).
Flaubert pensaba que era idiota y feo. Se pasó la vida entera luchando contra esa creencia. Ni la fama de Madame Bovary lo sacó del pozo. Tres cuentos, su obra más bien recibida por lectores y críticos, renace ahora con una versión concienzuda, felina, decantada por el talento y el oficio de Pablo Montoya, flaubertiano de Barrancabermeja, a orillas del Magdalena. Y los versos de la modosa Emily en A nadie engaña el cielo fluyen como inspiración y sosiego. ¿Quieres ser poeta? ¿Quieres leer poesía? Dickinson es la entrada a la creación ideal de belleza.

Palabras justas, miradas limpias

Asociación cultural
Luz Eugenia Sierra
Cuadernos #17, #18 y #19
Abril de 2019

Letra a Letra, la asociación cultural de Luz Eugenia Sierra, ha logrado la proeza de publicar, uno tras otro, tres cuadernos de tres poetas costeños.
Beatriz Vanegas Athías, de Majagual, Sucre, en su antología Naufragar en la orilla (Cuaderno # 17, 94 páginas) reúne poemas de sus obras desde el año 2000. Son versos directos, plenos de mujeres y amores, no exentos de ironía sobre lo machista, lo obsoleto, una cachetada a lo establecido.

Fernando Linero Montes, de Santa Marta, Magdalena, respira profundo en cada verso de En la corriente oscura de los días (Cuaderno # 18, 88 páginas). Joaquín Mattos Omar también es samario, pero se ha encariñado con Barranquilla de mil amores. Las viejas heridas y otros poemas (Cuaderno #19, 84 páginas) tiene el desparpajo de una poética sin ataduras, volátil, ecuánime. Sus versos más o menos burlescos y sus poemas en prosa refrescan el alma.

Saber hacer, saber vivir

Fundación Secretos Para Contar
Febrero de 2019
152 páginas
55 mil ejemplares

La Fundación Secretos Para Contar lo hace todo a la luz pública. Con tenacidad, vive “la aventura de crear, editar y llevar libros a los campesinos” de Antioquia. Entre 2005 y 2018, entregó 5.857.044 libros a familias campesinas y brindó 85.446 materiales didácticos (entre guías de talleres, audiocuentos y mapas veredales) a maestros urbanos y rurales en 116 municipios. Sus colecciones ya llevan 20 títulos. Más de 200.000 familias están en sus redes de lectura y han donado 2.197 anteojos a adultos que requieren mejorar la vista para poder leer. Es un trabajo colosal, generoso y bien hecho.
De la colección de este año hay un libro oportunísimo: Cuentos para desenredar enredos. Es un ameno y acertado manual para la resolución pacífica de conflictos, algo indispensable y urgente hoy en día. Nos enseña a dialogar y a escuchar, a ponernos en el lugar del otro. ¡Todo por la paz!

Dime dónde estás…

Editorial Lumen
Jhumpa Lahiri
Septiembre de 2019
136 páginas

Jhumpa Lahiri es una escritora británica de origen bengalí. En 1999, ganó el Premio Pulitzer en Estados Unidos con su colección de relatos El intérprete del dolor. Ahora vive en Roma y en abril de este año publicó Dove mi trovo, su primera novela en italiano. Con traducción de Celia Filipetto, Lumen acaba de lanzar la versión en español: Donde me encuentro.
Leer por primera vez a un autor es un reto, una osadía o una cita casi clandestina. En fin, es una afinidad electiva. Jhumpa me cautivó con una sola frase: “Siento mi pertenencia hacia unos pocos elementos: mi familia, mis hijos, mi marido, mis amigos, la literatura, el panteón de los escritores que más quiero”. Ahora la leo con la misma emoción con que se descubre a Alice Munro. ¡Directa y categórica!

El que viaja y lee, empata

Alianza Editorial
Juliana González-Rivera
Abril de 2019
272 páginas

En este mundo hay nómadas y sedentarios. Viajeros o turistas. Amantes del sillón de casa y de la silla de avión. La escritora medellinense Juliana González-Rivera, radicada en España, ha estudiado a cabalidad el sentido y el significado de viajar. Alianza Editorial lanza ahora en Colombia La invención del viaje, una “historia de los relatos que cuentan el mundo”.
Es una combinación de literatura viajera y dromomanía, esa impúdica obsesión de trasladarse de un lugar a otro sin motivo ni razón, sin descanso ni aflicción. Dan ganas de entrar sin salir. Mejor dicho, viajar sin dejar de leer. Una travesía emocionante, codo a codo con Dante Alighieri o Marco Polo. ¡Bon voyage!

Publicidad