Salud mental ¿Qué debemos tener en cuenta para volver al trabajo?

Publicidad

Cuando muchos se acostumbraban al teletrabajo y tenían ciertas rutinas para iniciar su jornada laboral, ahora vuelven los cambios con la reapertura económica y el regreso a la oficina. Conozca qué recomienda Nicolás Cadavid, psicólogo clínico y docente de la Universidad CES, para esta nueva fase

La primera realidad es que va a costar un poco ese regreso. El ser humano no es muy dado a los cambios y cuando llegan, tarda un poco de tiempo adaptarse. Algunos ya se habían acostumbrado al teletrabajo y se les demostró a las empresas que la medida funciona, una de las claves fue adaptar bien los espacios y mantener ciertas rutinas.

Rutinas que para quienes están deseosos de volver a la oficina serán importantes y que el cuerpo las interiorizará muy bien. “Desconectarse mientras se desplaza en el transporte público al trabajo y rituales con los compañeros como una conversación, tomar un café, hacer una pausa activa con ellos y almorzar juntos, con el debido distanciamiento, serán fundamentales, para una buena salud mental”, dice Nicolás Cadavid.

Publicidad

Al llegar a la empresa es muy posible que haya trabajo represado, tareas pendientes que no se pudieron llevar para la casa, que están esperando ser finalizadas.

“Sin duda habrá mucho por hacer. La recomendación es empezar con calma y parar en los momentos que tengamos que hacerlo. Parar con el fin de reestructurar el trabajo, para retomar los hábitos que teníamos antes, para programar de nuevo, para estirarnos, porque el cerebro no trabaja bajo estrés, no rinde así”. Agrega el experto en salud mental.

Este docente también insiste en mantener los hábitos de autocuidado, hacerlos rutinarios, y seguro nos cuidaremos y estaremos más tranquilos. “Si antes de salir de la casa, mirábamos si en los bolsillos o el bolso estaban las llaves, el celular y la billetera, ahora debemos percatarnos de cargar tapabocas, alcohol y antibacterial”. 

La razón que aduce se debe a que si se interiorizan esas acciones, no habrá ansiedad en el cerebro, ni alta preocupación de contagio, por no cargar estos objetos. “El cerebro va a funcionar igual. Si deja el tapabocas o el antibacterial, estará igual de preocupado como cuando deja el celular en casa”, explica Cadavid. 

Ahora, para quienes continuarán laborando desde el hogar. La recomendación es tener el mismo horario que tenía antes en la oficina. Despertar, desayunar, bañarse a la misma hora y encontrar un espacio adecuado para trabajar. Cuando esto no funciona, el cerebro se preocupa, no sabe por dónde empezar, y se la pasa apagando incendios constantemente”, señala este psicólogo clínico.  

Finalmente, consultado sobre la percepción de las personas de volver o no a la oficina, esto dijo: “en estudios de la OMS y de OTI y en charlas que tenemos con los empleados del CES y gente del común, uno percibe que un 70 % piden volver a la empresa una o dos veces a la semana, para ir tanteando la situación. El 20 % quiere que todo se restablezca. Y el 10% no quisiera volver por estrés y miedo a la enfermedad”.

Lea también:

Publicidad
Publicidad