Hagan su tarea

Publicidad

Un mensaje a los “tomadores de decisiones” del país, para recordarles que tienen una gran responsabilidad frente a los temas de Desarrollo Sostenible.

Recientemente leí una frase de Daniella Tilbury –académica y experta en Educación para el Desarrollo Sostenible– que decía: “la educación nos enseña a comprender el mundo; pero también debería enseñarnos a transformarlo”.

Le puede interesar: Desmotoriza tu corazón

En este momento estoy en mi clase de Desarrollo Sostenible. En este curso participan estudiantes de diferentes programas, lo que permite la necesaria mirada interdisciplinar a la sostenibilidad. Estamos en medio de una actividad que le alegraría a Tilbury: buscamos educar a los tomadores de decisiones, enseñarles a transformar el mundo en uno más sostenible. Conversamos sobre unas lecturas que se aproximan a la situación socioambiental en Colombia y el mundo (dos informes de la WWF: el informe Colombia Viva, del 2017; y el informe Planeta Vivo, del 2016), así como sobre algunos temas vistos durante las diez semanas de clase que llevamos. Hablamos, por ejemplo, sobre un principio esencial de la sostenibilidad: la participación (que se expresa de diferentes maneras, una de ellas, cómo no, el ejercicio del derecho al voto).

Publicidad

Pero como adquirir información no es suficiente, sino que se necesita contextualización y reflexión para reconocer la complejidad de nuestra realidad, y después extraer datos importantes de los reportes ya mencionados, dimos paso a una discusión en grupos sobre qué mensajes clave deberían escuchar los “tomadores de decisiones” del país, considerando que soplan vientos electorales. Señalamos que todas las personas “tomamos decisiones”, pero reconocimos que hay responsabilidades diferenciadas: quienes más incidencia tienen, cargan también con una responsabilidad mayor frente a la transformación que el país y el mundo necesitan. El ejercicio fue tan fructífero que esta columna se queda corta para expresar todas las ideas… pero aquí va un resumen de tres puntos. Se pide, aconseja, exige, sugiere, propone:
Superar el negacionismo y escuchar los mensajes que entrega la ciencia: no se puede seguir ignorando que el modelo actual de desarrollo es insostenible. No es aceptable un sistema socioeconómico que se desarrolle a costo del deterioro de los sistemas de soporte de la vida.

Le puede interesar: ¿Para dónde va la educación?

Generar una legislación realmente efectiva para la sostenibilidad, que incluya con fuerza la variable ecológica y que cuente con mecanismos de incentivos y ejecución fuertes (se hizo referencia específica a asuntos como la correcta gestión de las áreas protegidas del país, el impulso a las energías renovables y al uso de plásticos).

Desfinanciar la guerra: invertir recursos en finalizar el conflicto de una manera pacífica, para reactivar la economía en zonas rurales (con un esquema de agricultura sostenible) y creando nuevas oportunidades de trabajo.

Mis estudiantes hicieron su tarea. Tomadores de decisiones: ¡hagan ustedes la suya!

Publicidad
Publicidad