¿Para estar más tiempo con la familia?

Por Juan Carlos Franco
Por Juan Carlos Franco / Francamente / direccion@vivirenelpoblado.com

En 2010, la ejecución del Proyecto de Valorización de El Poblado prometía “vías menos congestionadas, para estar más tiempo con la familia”. ¡Qué ingenuidad!

En diciembre de 2010, hace casi 11 años, esta columna se enfocó en analizar el lema de la campaña con que entonces se promovía el nuevo proyecto de Valorización del Poblado.
“Vías menos congestionadas, para estar más tiempo con la familia”, rezaban las múltiples piezas publicitarias con que la alcaldía de Alonso nos motivaba a los ciudadanos de El Poblado a apoyar tan insigne obra. Y, por supuesto, a pagar con prontitud y disciplina.


La idea original era que, gracias a una serie de ampliaciones y nuevos cruces, nuestras vías se iban a descongestionar y llegaríamos más rápido a nuestros destinos. Menos tacos, menos contaminación, y, por consiguiente, mayor valor de nuestras propiedades. Y lo mejor, ¡más tiempo para disfrutar en familia!

Le puede interesar: Muy, muy Poquito. Muy, muy Tarde


Usando una muy discutible fórmula, la alcaldía siguiente (Aníbal) definió en cuánto aumentaría el valor comercial de cada predio. Y listo, todos a pagar.


La columna de 2010, como decía, ironizaba sobre esa promesa de estar más tiempo con la familia. Aceptaba que sí, que pasaríamos más tiempo juntos, en familia… solo que detenidos en los trancones. O que nos quedaríamos juntos en casa para evitar la congestión, el ruido y la polución que, solo por estas obras, no se irían de nuestras vías.
Ya en 2021 vemos que estas predicciones no están lejos de la realidad; incluso se quedaron cortas. Casi todas las obras del proyecto ya están entregadas y operando. Pero El Poblado cada vez está más colapsado. Por la razón, más que evidente, de que la cantidad de vehículos ha aumentado aún más rápido de lo que se temía.
Obvio que las obras había que hacerlas, pero, en el mejor de los casos -no contando algunas muy mal diseñadas-, serían meros paliativos que solo dilatarían un poco el inminente colapso vial.

Le puede interesar: Avanzar para quedar más atrás


¿Vías despejadas? Qué ingenuidad…
Y ahora esta alcaldía, que por pandemia ha tenido mucho más tiempo que cualquier otra para pensar sus estrategias, nos sorprende con un pico y placa tímido, que solo saca de circulación el 10 % del tráfico.

Quizás no genere compra de más vehículos como el anterior esquema, pero Daniel muy pronto concluirá que no es suficiente, que con el 90 % de vehículos el ahogo será casi el mismo. Y entonces recurrirá a 2 números diarios. Y luego más. Y luego… ¿qué?
Pues es obvio que, excluyendo pandemia, nada ha cambiado que motive a los conductores -en especial a tantos que viajan en solitario- a que hagan menos viajes, o más cortos, o a que usen el transporte público.

Que disfrute en familia su tiempo en el trancón… ¡cada vez será mayor!