“Tenemos apetito por cambiar el mundo”

Predium Grupo Inmobiliario
Un centro comercial especializado en marcas de salud es otra línea de proyectos de Predium. Son tres socios (David, Paulina y Juan José) que entre las obras que tendrán en desarrollo simultáneo generarán unos 800 empleos.

Recorrido de  Vivir en El Poblado por el mundo startup. Una página para inspirarse y para conectarse. Disruptivos con cuento. Y con caja.

Hoy: Predium Grupo Inmobiliario.

Acaban de entregar Click Clack, ubicado en la calle 10B con la 37, donde participaron en la gerencia del proyecto inmobiliario. Este hotel, que se promueve como el renovador de dinámicas en Medellín, es su segunda apertura. Y ya se apuntan en el cronograma de proyectos con Wake, un proyecto mixto por construir en la sede anterior del restaurante Piqueo -en la 35 con 10B-, y con El Cielo hotel boutique, con el sello de Juan Manuel Barrientos, en Astorga.

Publicidad

Son Predium, con una trayectoria naciente en el mercado, desde 2015; con un postulado que señala que “el diseño y la construcción desde el respeto por la comunidad y por la sostenibilidad valen la pena”; y con un espíritu, como dice Paulina Villa, de no dejar de ser un emprendimiento. “No nos vemos a futuro como un monstruo del desarrollo inmobiliario”, agrega.

El grupo lo completan Juan José Aramburo, de Inquietudes Inmobiliarias, y David Luján, de LJN. “Tenemos menos de 37 años, apertura mental y gran apetito por cambiar el mundo”, agrega.

El momento del turismo

Dos hoteles, además de Wake, que Predium presenta como un proyecto que marcará “un nuevo ecosistema”, para construir casi en simultánea, dan a entender el potencial de la ciudad en materia de turismo. Y Paulina Villa lo ratifica: “en Medellín están pasando cosas y no solo por el aumento de los viajeros, sino por el interés de inversionistas”. En la composición de los proyectos de Predium, los inversionistas extranjeros representan hasta el 15%.

El turismo descubrió a Medellín como un tesoro escondido. Hay aspectos negativos que no podemos negar, pero está ocurriendo que los mochileros que han venido divulgaron los atractivos de la ciudad y se está disparando la demanda”, explica Paulina.

Como ratificación de esa escena turística y el rol que Predium quiere jugar, además tienen una alianza con una cadena hotelera francesa, para la construcción de hostales de estilo de vida. Serán alrededor de diez y de dos mil camas en cinco ciudades, incluida Medellín.

 

El espíritu de tres socios

A todo lo positivo que les viene ocurriendo, Predium le atribuye como clave el desarrollo de proyectos con concepto y con rentas futuras de la operación definidas de antemano. “No vendemos ladrillos, estamos convencidos de la necesidad de generar valor para los inversionistas, a tal punto que en todos los desarrollos que estamos liderando nos vamos a quedar también como socios”, dice Paulina.

Pero en especial, complementa, hay un sello común en la disrupción, la pasión por el trabajo (“ponemos el corazón, sin importar el tamaño: igual si es una banca en un parque o un gran proyecto inmobiliario”,) y en el deseo de crear impacto positivo para la comunidad.

 

“Queremos conservar el espíritu de emprendimiento del desarrollo inmobiliario, el deseo
no es convertirnos en un monstruo del sector”.

 

¿Qué hacen mejor que los demás?

Vemos el mercado sin arrogancia y no vemos a las demás firmas como competidoras sino como aliadas. Si lo hacen bien, si sus proyectos generan ciudad, los queremos trabajando en equipo.

¿Dónde proyectan su futuro?

Como una empresa que no quiere dejar de ser un emprendimiento y que quiere generar impacto positivo para Medellín desde proyectos con contenido social y de sostenibilidad.

¿Cuál es el cliente ideal?

Manejamos el concepto friends and family en materia de inversionistas y hemos crecido con aportes extranjeros. Nos gusta que crean en nosotros, que sean rigurosos y comprometidos.

 

Por: Juan Felipe Quintero Arango / juan.quintero@vivirenelpoblado.com

Publicidad