Publicidad

Así les fue a Oviedo y La Frontera en su primer día de reapertura segura

Publicidad

Comerciantes expectantes, aforos controlados, la mayoría de clientes sin descargar la aplicación CoronApp y otros molestos porque les pedían algunos datos que consideran sensibles: así fue el panorama que se vio el lunes festivo 25 de mayo en Oviedo y La Frontera, en la primera jornada del plan piloto de reapertura segura de centros comerciales en Medellín

Ambos establecimientos, junto al Gran Plaza, fueron escogidos por el alcalde Daniel Quintero para probar, durante una semana, los protocolos de bioseguridad que permitan la reactivación económica de estos espacios, antes de la apertura formal de todos los centros comerciales del país, autorizada por el Gobierno nacional a partir del 1 de junio. 

Juan Esteban Pérez, gerente de Oviedo, entregó un balance “positivo”, con visitantes que acataron las medidas implementadas en todos los pasillos y locales del establecimiento. “Los comerciantes estaban animados y reportaron un buen balance en transacciones comerciales. El aforo cumplió las directrices del Gobierno nacional“. 

Publicidad

En Oviedo abrieron 211 locales, que dan empleo a cerca de 1.200 personas. Sara Montoya, coordinadora de zona de Tennis, estaba expectante por la respuesta que tendrían de los clientes, para lo cual se prepararon con apoyo del centro comercial. 

Según el centro comercial, este lunes 25 acudieron entre 5.000 y 6.000 clientes, en comparación con los 22.000 que en promedio lo visitan en un festivo corriente.

La Frontera, con sello verde favorable

Por su parte, Valentina Londoño, gerente de La Frontera Mall, aseguró que el lunes recibieron a 450 visitantes, un aforo promedio para un día festivo en este complejo cuya oferta de servicios tiene más acogida en los días hábiles. 

“Ya tenemos más locales abiertos: peluquerías para adultos, la sastrería, el coworking, la burbuja de flores, las cafeterías que siguen trabajando a domicilio o para llevar“, señaló Londoño.

Una novedad que reportó la gerente de La Frontera es que muy pocos clientes descargaron la aplicación CoronApp para ingresar el establecimiento. De los 450 visitantes, no más de 10 la tenían en su dispositivo, indicó. Esto demora el proceso de ingreso porque el personal del mall tiene que registrarlos manualmente. 

Esta es una instrucción de la Alcaldía, no nos la inventamos nosotros. Hay gente que se molesta, algunas personas son reacias a darnos sus datos, nos dicen que hubo una tutela sobre el tema. Pero debemos acatar las órdenes: no pueden entrar si no tienen pico y cédula, si son mayores de 70 años, si vienen con niños y si se niegan al registro completo“, señaló Londoño. 

Este martes, La Frontera recibió el sello verde de la Secretaría de Salud de Medellín, que dio el concepto favorable al protocolo de bioseguridad aplicado por el establecimiento. 

Lea también:

 

Publicidad

Publicidad

Publicidad