Miguel Warren o la reivindicación de los millennials

por Daniella Hernández
Por Daniella Hernández / Gastroglam / director@vivirenelpoblado.com

Publicidad

Con 25 años, que equivalen a las carreras completas de muchos reputados chefs, ha demostrado que no hay tal cosa como “ser demasiado joven” para dominar nuestra compleja gastronomía.

En la primera edición de Bogotá Madrid Fusión conocimos al joven chef paisa que salió encumbrado como la próxima promesa de la cocina colombiana.

Ya muchos de ustedes conocen a Miguel Warren, chef de Barcal, lugar que guarda una de las propuestas de cocina colombiana contemporánea más interesantes. Yo hasta la semana pasada solo lo conocía de fama, porque lo he visto bastante en redes sociales y he escuchado hablar de él entre conocedores de la gastronomía. Pude entender mejor su historia gracias a su ponencia en Bogotá Madrid Fusión, festival donde además recibió el premio cocinero revelación de Colombia.

Con apenas 25 años, que equivalen a las carreras completas de muchos reputados chefs, ha demostrado que no hay tal cosa como “ser demasiado joven” para dominar nuestra compleja gastronomía. Miguel no solo hace eso sino que la pone en valor a través de la protección y difusión de nuestros productos, todo un golpe para quienes subestiman a millennials y centennials acusándolos de perezosos o poco informados.

Miguel presentó la ponencia En búsqueda de la alta cocina colombiana e inició con un minidocumental al estilo de la serie Chef’s Table, de Netflix. En este, el cocinero confiesa con algo de timidez que cuando era niño para él era más importante el calendario de pesca que el escolar y podía ausentarse hasta tres meses de clase. Continuó su conversatorio cocinando en vivo dos platos de acento amazónico, una región que conoce bien porque la visita desde niño.

Se disputó el premio de cocinero revelación con otros cinco talentos nacionales: la chef Jennifer Rodríguez, de Mestizo (en Mesitas del Colegio, Cundinamarca), la única mujer de la selección; el dúo conformado por Jaime David Rodríguez y Sebastián Pinzón, de Celele (en Cartagena); Alex Nessim, de Pica (en Cali) y John Herrera, de Nariño. Se trata de una selección esperanzadora de cocineros menores de 35 años en cuyas manos está el posicionamiento de nuestra mesa. Y ellos no son los únicos, de acuerdo con José Carlos Capel, crítico gastronómico de El País de España y presidente de Bogotá Madrid Fusión: en lista quedaron los nominados del próximo año.

Ahora queda por ver qué hará Miguel Warren con este reconocimiento, que no es nada menor y ha abierto puertas a quienes lo han recogido desde 2003, cuando se empezó a entregar en España. Seguramente lo aprovechará como plataforma para dar a conocer a la gente, que es para él, el capital más importante en la despensa colombiana.

Publicidad