La Rambla regresa para compartir el arte local

Publicidad

Sucede casi a diario. Una persona cercana pide apoyo para un “emprendimiento” o un negocio nuevo. Generalmente tiene que ver con una receta o un servicio.

Le puede interesar: Palermo Cultural, nuevo espacio que celebra, promueve y protege el arte

Es menos común que se trate de un tema cultural o de una creación artística; el número de estas iniciativas son escasas en Medellín. Tal vez por el esfuerzo que implica o por tratarse de un tema nuevo, aún. Uno de estos casos es La Rambla, una reunión de artistas creada por Maria Montoya con el propósito de difundir el arte local y compartirlo con otros. La edición número dos comenzará el primero de octubre y se realizará en las bodegas de Comfama que están localizadas en el Distrito Creativo del Perpetuo Socorro.

Publicidad

“Hicimos esta elección del lugar de exhibición, muy conscientes de conectarnos con los principios del Distrito que son la inclusión a las personas de espíritu creativo y tiene en cuenta valores como el respeto por los lazos de confianza, la sostenibilidad ecológica, social, cultural y económica, y la responsabilidad espacial”, dice María Montoya, su fundadora y directora.

María Montoya
María Montoya

La Rambla nació en mayo del 2020. La idea original fue crear una feria de arte digital en tiempos de pandemia, y empezó con algunos nombres. A medida que los días corrían, nombres nuevos se sumaban y se transformó en una exposición que se realizó en el centro comercial Oviedo en alianza principal con Leona – Gestión de Proyectos, A5 Arquitectura, y otros aliados que hicieron posible este sueño.

En esa oportunidad inicial recibieron la visita de más de 3 mil visitantes y se vendieron más de 90 obras, en un momento del mundo donde las consecuencias de la pandemia eran latentes en temas económicos y sociales.

Le puede interesar: Débora, detenida en Casablanca

Los tiempos distintos y cambiantes, no han sido un obstáculo: “partimos de la alegría que nos da unirnos, actuar en colectivo y liderar nuevas ideas que le agreguen valor al sector creativo y cultural de la ciudad y el país. La Rambla es vía y cauce, un camino que ha unido dos puntos del arte: espectador y creador. También es una corriente que empuja entre lo digital y lo presencial. Estas dualidades se hacen presentes para que, como avenida o corriente, todos la caminen en lo físico o en la virtualidad, como lo prefieran”, dice María Montoya

Alrededor del trópico

En esta segunda edición que se aproxima, la intención es proponer una reflexión alrededor del trópico, región en la que vivimos, y cuya geografía tiene influencia directa en los materiales usados, oficios, expresiones, cultura y prácticas. “No pensamos en una propuesta que pinte el trópico, lo que ya es. Ni que represente lo que ha sido. Tampoco que insinue desesperadamente respuestas a la incógnita que enfrentamos: ¿qué es el trópico? Este es más bien un ejercicio de apertura hacia nuevas miradas”, cuenta María Montoya.

La Rambla abrirá sus puertas el próximo primero de octubre después de varios meses de trabajo continuo e intenso. Los interesados en visitar la exhibición y en conocer el proceso pueden conocer más a través de su cuenta de Instagram

La Rambla tendrá como curadores invitados a Camilo Restrepo, arquitecto, y a Julián Posada y Helena Aguilar, diseñadores industriales. A ellos se unirán Santiago Jaramillo, arquitecto y fotógrafo, y Francisco Jaramillo, diseñador de producto. Una lista amplia de talentos destacados en joyería, arquitectura, fotografía y artes plásticas y visuales compartirán su arte con la ciudad. Por ahora y mientras llega el día, María Montoya y su equipo de colaboradores se encargan de pintar, alistar el lugar y recibir las obras que darán vida a esta segunda edición.

Publicidad
Publicidad