Publicidad

De zoológico a parque de conservación, el propósito de Aubad

Publicidad

Jorge lidera el proyecto de transformación del Parque Zoológico Santa Fe, que en la actualidad resguarda a 947 animales.

A la fauna le gusta verla libre y silvestre, en su hábitat natural. Cuando no es posible, procura que esté en un sitio que la conserve en las mejores condiciones posibles: esa es su apuesta con el Parque Zoológico Santa Fe, que si por él fuera, no llevaría más la palabra zoológico.

Le puede interesar:

Esta ha sido una de las tareas, desde el 2 de enero de este año, para Jorge Aubad, biólogo y zoólogo, con experiencias académicas y profesionales en Alemania, Perú, España y EE.UU. Desde su posición actual como gerente de la entidad lidera la transformación de este espacio ícono de Medellín, pero que tal y como ha acontecido en otros lugares del planeta, está migrando de ser un centro de exhibición y de “reclusión” a uno de conservación.

Esa es la idea que ha estado vendiendo en estos dos meses y medio, con respuesta positiva desde lo institucional. La Sociedad de Mejoras Públicas confió en Jorge para consolidar un proceso que ya presenta resultados visibles para los visitantes. Ante la salida de elefantes, jirafas y tigres no les han buscado reemplazo, y otros como leones y monos aulladores arriban tras ser rescatados de procesos de maltrato, abandono o tráfico de fauna, y en ocasiones son devueltos a su hábitat natural tras un proceso de rehabilitación.

Jorge tiene 53 años y desde muy joven le cogió cariño al Santa Fe. Admiraba el hecho de que en realidad fuese un parque donde el verde predomina y cuya vocación era la conservación.
De los animales del Santa Fe admira al grupo de serpientes, pero su preferido es un oso hormiguero al que saluda todos los días, por estar cerca de su oficina. Evita, eso sí, ponerles nombre, pues su intención es “no humanizarlos”.

Si bien es el líder de la transformación del parque, no se queda solo con los créditos, pues su equipo lo conforman 85 empleados que, como él, procuran que este espacio sea agradable para sus visitantes pero, en especial, para los animales que entre todos protegen.

Publicidad

Publicidad

Publicidad