Guía para reconocer los caracoles nativos e invasores y actuar correctamente

Publicidad

La maqueta didáctica “Caracoles Invasores en el Valle de Aburrá” permite aprender un poco más sobre dichas especies. Fue publicada por el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, en alianza con la Sociedad de Mejoras Públicas a través del Parque de la Conservación.

El propósito es generar pedagogía frente a la presencia de los caracoles invasores en el Valle de Aburrá.

Le puede interesar: El parque de la Conservación: nuevo nombre, nueva ruta

Publicidad

Diferenciar estas dos especies de caracoles invasores es de vital importancia porque pueden generar enfermedades a los humanos y a algunos animales como la meningoencefalitis eosinofílica (sistema nervioso central) e ileocolitis eosinofílica (sistema gastrointestinal), debido al contacto directo o indirecto con caracoles portadores de los nemátodos del género Angiostrongylus.

¿Cómo reconocerlos y actuar correctamente?

El documento aporta las características fenotípicas de los caracoles invasores caracol africano (Achatina fulica) y caracol de jardín (Helix aspersa), sus ciclos de vida, sus diferencias y relaciona algunas acciones para la prevención, control y manejo desde el concepto de salud ambiental para la región.

Fabián Arias Acevedo, integrante de la Unidad de Gestión del Riesgo del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, explica en el siguiente video las diferencias entre los caracoles nativos e invasores y qué hacer si se observan en lugares del Valle de Aburrá.

De igual manera, incluye una breve lista de los caracoles nativos con sus historias de vida, con el fin de buscar su correcta identificación por parte de la ciudadanía y diferenciación con los caracoles invasores.

Asimismo, la protección de los caracoles nativos garantiza el equilibrio ecosistémico por sus múltiples funciones, como el reciclaje de nutrientes (consumiendo materia orgánica fresca o en descomposición para convertirla en suelo), y ser fuente de alimento para la fauna nativa, entre otros.

Presencia de caracoles nativos e invasores en el Valle de Aburrá

Desde el año 2017, aproximadamente, 7.000 ciudadanos, entre funcionarios de administraciones municipales, empresas privadas, estudiantes, padres de familia, docentes y población en general, han sido sensibilizados sobre la presencia de los caracoles nativos e invasores en el Valle de Aburrá.

Así mismo, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá ha identificado 206 barrios con presencia de dichas especies en los diez municipios, de las cuales, 136 corresponden a barrios de Medellín.

Lea: La abeja, por qué hay que cuidarla

Arias Acevedo explicó que los caracoles invasores tienen una alta tasa de reproducción y su control depende de las mismas acciones de los ciudadanos, puesto que estos habitan en lugares con mayor depósito de residuos sólidos, al igual que cerca al río Aburrá y sus afluentes.

El Área Metropolitana del Valle de Aburrá invita a la ciudadanía a reportar la presencia de caracoles invasores en el teléfono: 3856000 o en el correo electrónico [email protected], donde los ciudadanos podrán compartir información de ubicación de avistamiento, la fotografía del caracol, con el fin de que el equipo técnico de la Subdirección Ambiental pueda identificar si se trata de caracol invasor o nativo y se atienda la solicitud, de acuerdo con los requerimientos establecidos.

Publicidad
Publicidad