Enka y sus filamentos reciclados, con corazón olímpico

Publicidad

Con su nueva planta de procesado de botellas PET en Girardota, Enka duplicará este año su producción de hilos reciclados para una industria textil cada vez más preocupada por la sostenibilidad.

En Colombiatex de Las Américas es difícil encontrar un proveedor de insumos para la industria textil y confección que no pondere las bondades eco sostenibles de sus productos y servicios, lo que está muy bien.

Algo más complicado es hallar un expositor que tenga tanta experiencia en el tema como la firma antioqueña Enka, que en esta versión presentó nuevas opciones de filamentos hechos a partir de botellas de PET recicladas, así como estos mismos filamentos tratados con aditivos que aceleran el proceso de biodegradación del poliéster, otra tendencia en auge.

Publicidad

Tanto unos como otros se obtienen gracias a la recuperación y tratamiento de tres millones diarios de botellas PET en la planta girardoteña de Enka, la cual, finalizando este año y luego de una inversión de US$40 millones, podrá procesar seis millones de esos mismos envases, incluyendo tapas y etiquetas.

La planta de reciclaje PET de Enka, en Girardota, es la mayor de Suramérica y con su futura ampliación será una de las 5 más grandes del mundo.

Jorge Andrés López de Mesa, Vicepresidente de Ventas de Enka, explicó que con estos productos “podemos hacer que se haga moda sostenible, con responsabilidad ambiental y social”, mencionando la generación de recursos para decenas de miles de recuperadores que nutren sus acopios de botellas PET en 900 municipios colombianos.

“A partir de este desecho desarrollamos materia prima de gran calidad para productos de alto valor agregado, como las camisas de nuestro equipo olímpico. Es decir, prendas hechas con nuestras fibras recicladas, prendas destinadas a deportistas de alto desempeño, que necesitan altísima calidad”.

Enka y sus filamentos reciclados, con corazón olímpico

De todas las botellas PET procesadas en Girardota se obtiene una resina que en su mayoría (2/3) se destina a fabricar nuevas botellas para gaseosas, aguas o jugos. El tercio restante se destina para los hilos o filamentos reciclados de alta calidad y valor agregado que son utilizados por la industria textil para fabricar telas destinadas a ropa deportiva, trajes de baño, ropa hogar, uniformes médicos y otros tejidos especializados como los geotextiles.

Colombiatex 2022, la industria textil y confección se encuentra de nuevo

Lea también: Colombiatex 2022, la industria textil y confección se encuentra de nuevo

“Con las tapas y etiquetas de las botellas producimos polipropileno y poliestireno destinado a la industria del empaque y la elaboración de cordeles. Nuestra apuesta es por una economía circular, que no haya desechos y todo se pueda volver a aprovechar. Lo estamos haciendo, aprovechando 100% de cada botella recuperada”, puntualizó López de Mesa.

Publicidad
Publicidad