Brasil en Colombiatex, a retomar el ritmo de los negocios

Publicidad

Con 22 empresas de la cadena textil confección, el gigante suramericano trajo una de las delegaciones más grandes, aunque en pre pandemia vinieron más y con mejores expectativas comerciales.

Dentro del programa de internacionalización Texbrasil, en los últimos 20 años han venido a Colombiatex de La Américas decenas de firmas brasileñas dedicadas a la producción de insumos para cerrar negocios con el resto de la cadena textil y de confección en Colombia y América Latina.

Publicidad

La versión 34 de Colombiatex no es la excepción y de nuevo esta habitual presencia brasileña es liderada por Lilian Kaddissi, gerente ejecutiva de la Asociación Brasileña de la Industria Textil y Confección (ABIT), quien agradeció el regreso de la presencialidad. “Estamos muy acostumbrados a la energía de Colombiatex, muchos negocios, mucha gente. El contacto presencial es muy importante, ver los productos, tocar las telas”.

Kaddissi explicó que el programa Texbrasil posibilita que pequeñas empresas brasileñas puedan acceder a mercados internacionales tan importantes como Colombia, el tercer destino de sus exportaciones globales en la cadena textil confección, con el 8.5% de las ventas.

US$ 6.5 millones son las ventas esperadas de Brasil durante Colombiatex; menos de los US$8.2 millones en 2020, pero bastante más de los US$1.8 de la edición virtual de 2021

“El 90% de nuestros asociados son pequeñas empresas, de un universo de 25 mil unidades de negocio. La gran mayoría de lo que se produce se consume en el mercado brasileño y solamente el 1% se exporta; con Texbrasil ayudamos a que esos números mejoren, con ayuda de la estatal la Agencia Brasileña de Promoción de Exportaciones e Inversiones” (ApexBrasil, una suerte de Procolombia).

Berlan, Canatiba, EKO, Cataguases, Santista Jeanswear, Cedro Textil, Coltex, Covolan, Dalila Textil, Diklatex, Paranatex, Salotex, Kalimo, Sancris, Santaconstancia, Santana Textiles, Santanense, Spa Textil, Textil J. Serrano y Linhas Triché son algunas de estas empresas especializadas en telas en malla, telas de todo tipo, encajes, hilos, que se unen a otras grandes históricas como Vicunha y su denim, que ha estado presente, con ésta, en 33 de las 34 versiones de Colombiatex.

Desde diciembre de 2017, el comercio de insumos para la industria textil y confección entre Colombia y Brasil tiene cero aranceles. “El tratado de libre comercio está, es perfecto; lo único que se necesita es mejorar los números, los negocios”, agregó la directiva de ABIT, quien compartió algunas cifras interesantes. 

“En 2017 exportábamos a Colombia US$30 millones y el año pasado logramos US$80 millones. Y ese crecimiento también se dio de Colombia a Brasil, con crecimientos de 187% desde la firma del tratado. En 2020 compramos US$25 millones y esperamos la cifra final de 2021, que creemos no bajará de US$35 millones”.

Señaló que existe un amplio espacio para el crecimiento de este intercambio, toda vez que Brasil solo está exportando el 1% de lo que produce y Colombia apenas vende a los brasileños el 0.4% de todo lo que exporta en esta cadena productiva. 

También se están estudiando posibles inversiones en Colombia por parte de empresarios brasileños. “Nosotros no tenemos plantas fabriles aquí, desde donde podríamos exportar a Estados Unidos porque Colombia sí tiene tratado con ellos. Sabemos que firmas como Vicunha están pensando en esa posibilidad”.

.

Publicidad
Publicidad