En el Marco Fidel Suárez, las mascotas visitan a los pacientes para ayudar en su recuperación

Publicidad

El Hospital Marco Fidel Suárez, del norte del Valle de Aburrá, se convirtió en el primero en la subregión en destinar una zona especial para que los pacientes hospitalizados reciban la visita de sus mascotas.

Se trata de una estrategia que busca recuperar la salud física y garantizar el bienestar del usuario y su familia hasta su regreso a casa.

Le puede interesar: Las aves, fuente de inspiración

Publicidad

Según lo explicó el hospital en un comunicado, el proceso de hospitalización es un evento estresante tanto para el paciente como para el grupo familiar, ya que cambia su rutina diaria y lo sitúa en un ambiente desconocido, expuesto a situaciones de miedo por su diagnóstico, los procedimientos, dolor y separación de sus seres queridos, incluidos sus animales de compañía.

Ante esto, la visita de mascotas tiene una serie de beneficios terapéuticos en el ámbito psicológico y social durante ese proceso; disminuyendo la angustia, los signos de estrés, mejorando el estado de ánimo y alejando la sensación de ansiedad; incluso puede disminuir el estrés en los profesionales de la salud que acompañan este proceso.

“Acariciar a un animal favorece el aumento de ciertas hormonas como la oxitocina, la serotonina, la dopamina, las endorfinas, la prolactina y los neurolépticos, provocando sensación de bienestar y tranquilidad en el paciente”.

Lea: Medellín es origen cafetero

La visita tiene una duración aproximada de 30 minutos y el paciente cuenta con el acompañamiento del equipo psicosocial quienes fortalecen el vínculo emocional y garantizan el cumplimiento de los protocolos.

Publicidad
Publicidad