El Parque de la Conservación le dio un hogar a la felina albina rescatada en Amalfi

Publicidad

Una pequeña felina albina que había sido rescatada en noviembre pasado en Amalfi por las autoridades ambientales de ese municipio, y que había sido entregada al equipo de fauna silvestre del convenio entre el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Corantioquia y la Universidad CES, fue recibida el 23 de diciembre por el Parque de la Conservación de Medellín, donde tendrá una vida sana y segura.

Se trata del primer caso registrado en Colombia de un felino silvestre albino (hembra), de ojos rojos y pelaje completamente blanco. Por ahora se desconoce su especie, aunque se cree que se trata de un yaguarundí (Puma yagouaroundi), uno de los pequeños felinos que habitan en el territorio antioqueño.

Publicidad

Desde el momento de su llegada a las instalaciones de la CVZ de la Universidad CES, se determinó que tenía graves problemas de salud, que fueron superados satisfactoriamente. En la mañana del jueves 23 de diciembre, las autoridades ambientales, orientadas por la Resolución 2064 de 2010, hicieron entrega del individuo al Parque de la Conservación.

Un hogar seguro

La felina albina vivirá permanente en el Parque de la Conservación, ya que en este espacio se le brindará bienestar durante su vida.

Si bien el objetivo misional del convenio de fauna silvestre entre el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Corantioquia y la Universidad CES es hacer posible que los animales silvestres vivan en libertad, en el caso de esta felina albina, debido a sus condiciones de salud y readaptación, no será posible devolverla a su hábitat natural.

Como sucede con todos los individuos recuperados, el equipo de biólogos y médicos veterinarios del convenio realizó una evaluación técnica para determinar si dicho individuo podría desarrollar su vida normal y cumplir todas las funciones biológicas. El análisis y la respuesta fue que, dada su mutación genética insólita, posiblemente no sobreviviría por sí misma en el medio silvestre. 

La felina ha nacido despojada de su coloración natural, por lo que se le dificulta camuflarse en su entorno. Esto la hace más vulnerable a sus depredadores, y disminuye su habilidad para cazar. Al no producir melanina, la piel es vulnerable a los rayos dañinos del sol y puede desarrollar quemaduras solares y cáncer de piel.

Su condición la hace más susceptible, además, a problemas de visión, pues sus ojos carecen de la protección natural del iris y son por lo tanto, muy sensibles a la luz. Esto hace que no pueda desplazarse de forma segura en su entorno, y que se le dificulte hallar y atrapar sus presas.

Al ser el albinismo un gen recesivo, la felina puede estar expresando también otras mutaciones dañinas en su cuerpo que la hacen vulnerable a las enfermedades y los desafíos propios del medio natural. 

Las instituciones de conservación como los zoológicos, bioparques y, en este caso, el Parque de la Conservación, son de gran importancia porque cuentan con el personal capacitado y poseen el conocimiento especializado para brindarles bienestar y darles a los individuos una segunda oportunidad. 


El Área Metropolitana, Corantioquia y la Universidades CES, continuarán trabajando por el cuidado de la fauna silvestre en la región. Para ello, es importante resaltar que, el equipo de profesionales que integra dicho convenio, seguirá rescatando fauna silvestre en situaciones de maltrato o peligro y, fortalecerá las estrategias de conservación para brindarle atención, acompañamiento y rehabilitación a cada uno de los individuos que sean atendidos. 

Publicidad
Publicidad