La historia de la primera felina albina de Colombia

Publicidad

Hallada en Amalfi, Nordeste Antioqueño, la primera felina albina de Colombia es toda una luchadora, su historia de vida lo demuestra.

El pasado 12 de noviembre de 2021 se registró en Colombia el primer caso en Colombia de un felino silvestre albino.

Publicidad

Se trata de una hembra infantil rescatada, con el diagnóstico “albina completa, de 440 gramos, ojos rojos y pelaje blanco”.

Este caso es extremadamente inusual; de acuerdo con el primer diagnóstico, su mutación genética es muy insólita en la vida silvestre, ya que los individuos que la poseen, por lo general, no sobreviven lo suficiente para reproducirse. 

Desde el primer momento de su rescate, su pronóstico ha sido reservado.

Las luchas médicas de esta felina albina

Durante los primeros días se observaba que el animal, del que aún se desconoce su especie, tenía muy buen apetito, pero no excretaba y tenía ciertas dificultades para respirar.

El 18 de noviembre la felina realizó su primera deposición y se le tomó muestra para análisis coprológico, lo que arrojó como resultado la detección de una carga parasitaria, por lo cual, se inició el proceso correspondiente de desparasitación.

El sábado 20 de noviembre la felina albina tuvo complicaciones en su salud, un síndrome respiratorio agudo. Fue atendida en el Centro de Veterinaria y Zootecnia de la Universidad CES, por especialistas en neumología, gastroenterología, endocrinología e imagenología.

Tras varios días complejos en su salud fue mejorando positivamente y el jueves 2 de diciembre se le dio de alta, volviendo al cuidado del equipo de fauna silvestre. Sin embargo, continúa con pronóstico reservado.​

También se le realizaron pruebas genéticas para determinar su identidad.

Carlos Madrid, médico veterinario, explica el actual estado de salud de la felina albina.

Cabe destacar, la atención y cuidado de esta felina ha estado a cargo de un grupo de médicos veterinarios entre el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Corantioquia y la Universidad CES.

Azulejo (El Poblado)_Santiago Mejía Dugand

Lea También: ¡A pajarear!

Todo lo anterior demuestra que no han sido días fáciles para la felina silvestre albina rescatada en el municipio de Amalfi, ni para el equipo que la cuida; pero, también es evidente que ella es toda una luchadora.

Publicidad
Publicidad