La tecnología que la pandemia nos dejó

Publicidad

Los avances en transición digital que Colombia tenía previstos para un lustro se acumularon en solo un año. La crisis sanitaria ocasionada por el COVID19, por supuesto, aceleró el cambio.

El código QR, ese extraño dibujo cuadrado lleno de líneas y arabescos, está viviendo su mejor momento. Fue creado hace 27 años, por la empresa japonesa Denso Wave Incorporated, la misma que había popularizado el código de barras, pero en 2020, gracias a la pandemia, se convirtió en un aditamento de uso cotidiano.

Le puede interesar: Todos estamos incluidos en el nuevo Sisbén IV, consulte su categoría

Y es que el QR (en inglés, quick response code, es decir, código de respuesta rápida) es también un código de barras, pero más sofisticado. Un código de barras bidimensional, para ser más exactos, que permite la interacción a través de un smartphone, y que lleva, generalmente a un sitio web o a otra información digital.

Publicidad

En el código de barras tradicional, la información está codificada solamente en una dirección; en los QR, la información está ubicada a lo ancho, y de arriba hacia abajo.

¿Qué ha aportado esta aplicación al mundo empresarial? Soluciones. Este tipo de gadgets tecnológicos hace parte de todo un sistema que se ha denominado fintech: la tecnología al servicio de las finanzas. Un sistema que abarca desde los pagos digitales con la ayuda del desarrollo de los teléfonos celulares, hasta la creación de los neobancos, es decir, entidades financieras que funcionan totalmente en línea.

Y en plena pandemia, las empresas fintech tuvieron su mejor año. Según el Informe Sectorial 2020 de Colombia Fintech (Fintank 2020), una asociación que reúne a 101 empresas y 31 entidades financieras del país que desarrollan negocios con la ayuda de la tecnología, en este año se evidenció una creciente demanda de servicios financieros digitales. Mientras otros sectores de la economía disminuyeron su planta de personal debido a la crisis sanitaria, en las empresas fintech, dice el informe, el crecimiento del número de empleados del año 2019 al año 2020 fue de cerca del 38 %. El crecimiento en el número de empresas, por otro lado, fue del 2 %.

Le puede interesar: Medellín me enamora, la estrategia para impulsar el turismo local

¿A qué se debe este comportamiento excepcional en 2020? Según la asociación, “se posicionaron las industrias basadas en tecnología, y, por supuesto, fintech no fue la excepción. Se evidenció una demanda creciente de servicios financieros digitales y esto probablemente generó la necesidad de fortalecer con recurso humano las capacidades empresariales para atender el mercado”.

¿Qué es el ecosistema fintech?

Según el Informe Sectorial Fintank 2020, la industria fintech colombiana es un ecosistema de 322 empresas, que generan más de 9 mil empleos. Los negocios fintech incluyen segmentos cercanos a las personas comunes y corrientes, como los pagos y créditos digitales y las finanzas empresariales; pero también conceptos y negocios de alta sofisticación, como los sistemas de ciberseguridad y big data, las plataformas de intercambio de criptoactivos, los temas de regulación y de identidad digital, los comparadores de seguros, y los neobancos, entre otros. Y el crowfounding, por ejemplo, más conocido entre nosotros como “hacer vaca”.

El segmento que tiene mayor número de empresas es el de crédito digital, que cuenta con el 30 % del mercado, seguido del segmento de pagos digitales, con un 26 %, y el de las finanzas empresariales, con un 13 %.

Las soluciones fintech han sido fundamentales para que muchos trabajadores independientes o pequeños empresarios tengan acceso a la tecnología que les ayuda a mejorar sus procesos, y, por ende, sus ingresos. Los expertos lo llaman “inclusión financiera”.

Así lo dice el Informe Tintank 2020: “La innovación de la industria fintech supera el uso y apropiación de la tecnología; la industria fintech tiene un foco orientado al usuario, el cual se evidencia con su capacidad y convicción de llegar a audiencias no tradicionales, permitiéndoles darse de alta con productos financieros a los que normalmente no accedían”.

Un cambio efectivo

En los medios de pago es donde más se evidencia el cambio de ritmo en la digitalización. Aunque el dinero en efectivo sigue teniendo fuerza en nuestro país, los usuarios están combinando todas las formas de pago. Los expertos lo denominan “convivencia o multiplicidad de medios”. En un estudio denominado X Edición del Informe de Tendencias en Medios de Pago, la empresa de estudios financieros Minsait Payments sentencia un futuro con mayoría cashless.

El estudio, publicado en enero de este año, es el resultado de 4.400 encuestas a la población bancaria de 11 países de Iberoamérica. Según sus datos, ocho de cada diez entrevistados considera que el fenómeno COVID19 “aceleró el proceso de abandono del dinero en efectivo, por su efecto en el cambio de hábitos de pago de la gente”. El 59 % de estas personas consideran que se trata de un proceso irreversible, mientras que el 21 % cree que es algo temporal. ¿Y qué implicaciones tienen estos cambios en sus negocios? El 65 % de las personas encuestadas lo ven como un aspecto positivo.

Le puede interesar: Estás a tiempo de pagar con el 5% de descuento el predial anual en Medellín

En Colombia, según el mismo estudio de Minsait Payments, el 61 % de la población redujo en el último año el manejo de efectivo al momento de pagar, mientras que el 57 % maneja billeteras virtuales. En general, la transición digital en nuestro país ha traído una mayor convivencia de medios de pago. La tarjeta débito sigue siendo la favorita, pero para pagos directos, no para el retiro de dinero en efectivo.

Y, de igual manera, se ha incrementado el comercio electrónico. Según el estudio, el 54 % de los colombianos encuestados aseguró realizar compras por internet al menos una vez al mes; el 76 % de ellos utilizó el teléfono celular para estas transacciones, lo que representa, según Minsait Payments, 7 puntos porcentuales por encima de la cifra de 2019.

Es, indudablemente, un momento de transición. ¿Cuál será el escenario pospandemia? En lo único en lo que los expertos fintech están de acuerdo es en que la transformación digital que las empresas y entidades financieras habían calculado para cinco años se logró en solo uno. Al igual que todas las rutinas de nuestras vidas cotidianas, hay cambios que, definitivamente, son irreversibles.

Glosario fintech

Crédito digital: créditos que se obtienen a través de medios totalmente digitales.
Pagos digitales: pasarelas de pagos, billeteras digitales, redes de corresponsalía digital, remesas y sociedades especializadas en depósitos electrónicos.
Finanzas empresariales: proveedores tecnológicos de facturación electrónica, servicios de pagos a terceros y gestión de cartera en línea: factoring y confirming,
PFM (Personal Finance Management) & wealthtech: empresas de educación y planeación financiera, roboadvisors y plataformas de negociación o inversiones.
Regtech: un tema de regulación y de identidad digital: ciberseguridad, big data, machine learning, gestión de compliance y riesgos.
Crypto & blockchain: plataformas de intercambio de criptoactivos, activos virtuales como medio de pago (criptopagos), valores o mercancías; blockchain as a service para servicios financieros.
Insurtech: comparadores de seguros, brokers digitales, apps de billeteras para seguros, seguros colectivos o P2P.
Neobancos: bancos digitales.
Crowdfunding: una financiación colaborativa, para apoyar proyectos empresariales, ciudadanos o personales.

Publicidad
Publicidad