El campeón de La Chacona

Publicidad

En los barrios más tradicionales de El Poblado, donde perviven comunidades conformadas mayoritariamente por las familias de los primeros pobladores (aquellos que antecedieron por mucho el desarrollo inmobiliario de nuestras lomas), también llega la promoción del deporte, la recreación y la actividad física, de la mano de los profesionales del Inder Medellín y apoyados por los líderes comunales.

Le puede interesar: Falleció nuestro campeón de La Chacona, William Molina

Es el caso de La Chacona, un barrio segmentado por una hilera de casas situadas en el largo rectángulo flanqueado por las quebradas Moná Sanín, La Presidenta y, claro está, La Chacona.

Publicidad

Allí, en medio de una topografía un tanto agreste a la que se accede luego de transitar la transversal Superior, se encuentra la cancha polideportiva, el principal escenario del deporte y la vida comunitaria.

María Estela Molina es la presidenta de su JAC desde 2016 y agradece el trabajo que se hace, entre otros públicos, con los grupos formativos de microfútbol y las cuadras recreativas.

También el respaldo que ha permitido que los niños y jóvenes de La Chacona participen en los muy variados eventos deportivos y recreativos que programa el instituto, financiados gracias al presupuesto participativo.

La madre de la actual presidenta, doña Rosa María Chalarca, quien falleció el mes pasado, también dirigió la JAC de La Chacona durante 12 años, de 1990 a 2002, lapso en el cual vivió de primera mano la creación del Inder y su arribo al territorio con su oferta institucional. Allí los funcionarios encontraron un terreno abonado por otro ejemplo de vida, el de don William de Jesús Molina, viudo de doña Rosa y padre de María Estela.

Incapacitado desde hace dos años por una enfermedad para practicar y competir en el ciclismo y el atletismo que practicó con éxito durante más de cuatro décadas, don William ahora es llevado a la cancha polideportiva de su barrio en silla de ruedas.

“Aprovecha para darle varias vueltas y él es feliz”.

Le puede interesar: “Lo que más forma en la vida es el ejemplo”

El 30 de octubre cumplirá 80 años, de los cuales invirtió cuatro para presidir también la JAC (de 2012 a 2016) y casi todo el resto para fomentar el deporte con su ejemplo y gestión social.

Su casa está llena de repisas abarrotadas de medallas, trofeos y placas. Muchas fotos levantando sus brazos victoriosos en competencias locales, departamentales y nacionales.

Hizo parte de la Liga de Atletismo durante 13 años y en la de ciclismo, otros 8. Entrenador de muchas generaciones, incluso ayudó al campeón mundial Santiago Botero cuando practicaba por las transversales. Sin duda, otro campeón de la vida. Mil gracias, don William Molina.

Publicidad
Publicidad