Publicidad

Hospitales de El Poblado, con diagnóstico optimista

Publicidad

Por restringir sus servicios para darles prioridad a pacientes con COVID-19, la facturación en abril cayó entre 50 % y 70 %. Directivas esperan que en mayo el panorama mejore.

El oxígeno se nos está acabando”, dijo el jueves 7 de mayo el presidente de San Vicente Fundación, Mauricio Tamayo. Ese día, trece hospitales de Antioquia compartieron su angustia por la situación financiera que enfrentan desde marzo, ya que por instrucción del Gobierno nacional debieron restringir sus servicios para darles prioridad a pacientes con COVID-19; pero estos no están llegando, “y solo nos pagan por paciente atendido”, explica el doctor Andrés Aguirre, director general del Hospital Pablo Tobón Uribe.

En una situación paradójica, las buenas noticias en salud para la población no lo son para el estado financiero de los hospitales. Hasta el lunes 11 de mayo, en Antioquia había diez pacientes hospitalizados con el virus, cuatro en UCI y seis en hospitalización general. En el departamento hay disponibles hoy 434 camas UCI –antes de marzo eran 332–, lo cual significa que hay 430 camas desocupadas, que además no generan ingresos.

Publicidad

Hospitales y clínicas con sede en El Poblado –Las Vegas, El Rosario y la Medellín– no son ajenas a esta crisis, pese a esto mantienen optimismo de que en mayo la situación mejore, debido a las medidas adoptadas por el Gobierno, que les han permitido habilitar algunos de sus servicios.

Le puede interesar:


Clínica Las Vegas

“Tuvimos en abril un 70 % menos de facturación”

Juan Carlos Posada, gerente general de la Clínica Las Vegas, señaló a Vivir en El Poblado que en abril la reducción de la facturación fue del 70 %, que contrastó con el incremento del 10 % al 15 % en costos operativos.

Con una inversión propia, Las Vegas amplió su capacidad de camas UCI, de 7 a 14, con la posibilidad de subir a 21. Esto no ha sido necesario aún por la baja ocupación, pero la Clínica le pidió apoyo financiero a la Alcaldía.

También ha tenido que asumir costos como la adquisición de elementos de protección personal y el transporte de los empleados, entre otros.

“Cuando a alguien se le reducen los ingresos en un 70 %, es un golpe. Pero eso pareciera que va a cambiar a partir de hoy –en referencia al lunes 11 de mayo–, porque ya hemos recibido de las EPS, las pólizas y prepagadas una serie de recomendaciones que nos hacen creer que podremos aumentar nuestra ocupación”, comentó Posada. El 65 % de los ingresos de Las Vegas depende de los pacientes que provienen de EPS, que acatando instrucciones restringieron el redireccionamiento de sus afiliados a hospitales y clínicas.

Mauricio Alzate, director médico de la Clínica, precisó que en estos dos meses no han cerrado la atención ambulatoria, con prioridad para pacientes con traumas o riesgos vitales. “Siguiendo los lineamientos del Ministerio de Salud, hemos entrenado al 60 % de los médicos en telemedicina para ampliar la cobertura del servicio de consulta externa”. Pero aún tienen restricciones para atender cirugías plásticas y odontología, entre otros servicios que representan ingresos importantes, para Las Vegas y las demás instituciones.


Clínica Medellín

“En El Poblado nos ha dado duro”

La Clínica Medellín ha concentrado la atención de COVID-19 en su sede de la calle 30, ya que allí cuenta con la Unidad de Cuidados Intensivos. Por tanto, la restricción de los servicios, por instrucción del Gobierno, afectó la operación en su sede de El Poblado, contó su gerente, Jorge Henao.

En esta ofrecen hospitalización para cirugías selectivas y ambulatorias, que se han reducido en esta contingencia de casi dos meses.

Sin embargo, ante la amenaza –su facturación se redujo en un 50 % y la ocupación de sus camas Unidad de Cuidados Intensivos no supera el mismo porcentaje– surgió una oportunidad de convertir la sede El Poblado en una “clínica limpia”, preparándose para el desescalamiento gradual que se está dando en el sector salud.

“Allí no hemos tenido pacientes COVID-19, y si llegan tenemos todos los protocolos para su traslado a la sede de la calle 30. Lo que hicimos fue aislar la sede El Poblado, hemos hecho simulacros y pruebas con los servicios de cirugía y hospitalización, para ser una clínica segura y con protocolos rigurosos que les dan tranquilidad tanto a los pacientes como a los aseguradores”, expresó Henao.


Clínica El Rosario

“Sin ingresos, más el endeudamiento, eso hace mella”

Fáiver Ramírez, director médico de la Clínica El Rosario, precisó que la entidad ha sentido el impacto económico de la suspensión de los servicios de consulta externa o cirugía programada, para que “todos los recursos humanos y logísticos estuvieran disponibles para atender la emergencia”.

Esos ingresos, en sus palabras, se han perdido porque esos pacientes no fueron reemplazados y “el número de pacientes que esperábamos nunca llegó en la cantidad suficiente”.

La Clínica El Rosario, en el momento, tiene habilitados todos los servicios ambulatorios como hospitalarios, siempre teniendo presente que no se vea comprometida la capacidad de atender la demanda de pacientes bien con casos probables o ya confirmados de COVID-19.

Publicidad

Publicidad

Últimas noticias

Aún no inician las pruebas COVID-19 en estación Poblado del metro

Cuidar y proteger la vida de los trabajadores del sector formal como del informal es el principal objetivo que se busca con...
COVID-19 en Medellín este 8 de julio

Registro de casos de COVID-19 en Medellín este 8 de julio

El comportamiento de casos de COVID-19 en Medellín para este 8 de julio, según el portal web MEData de la Alcaldía de Medellín, es de...
Cierre de la vía de Arenales hacia La Catedral para deportistas

Incumplimiento de medidas cierra el paso de deportistas hacia La Catedral

Si lo suyo es montar en bicicleta, correr o caminar y su ruta preferida es la vía hacia La Catedral y hace...

Publicidad