Congestión en Los Balsos: ¿qué dice el supermercado?

Publicidad

Varios habitantes de la Loma de los Balsos se quejan por la congestión que hay en la calle 9 Sur con 29 D. Los administradores del supermercado La Vaquita hablaron sobre las responsabilidades que a ellos se atribuyen.

Sucede, casi sin excepción, todos los días al final de la tarde: una fila extensa de carros desciende o sube por la Loma de los Balsos sin mucha agilidad. Quienes necesitan moverse por ese espacio necesitan paciencia, cantidad suficiente de gasolina y calcular bien el tiempo. Esta situación se presenta desde hace varios meses y la solución no es clara. Varias personas de la comunidad han escrito a Vivir en El Poblado para manifestar su inquietud y solicitar soluciones a las autoridades.

Le puede interesar: En lomas Los Parra y Los Balsos inician nuevas obras de valorización en El Poblado

En las preguntas y opiniones formuladas hay un elemento común: el deseo de conocer las acciones ejecutadas al respecto por los propietarios del supermercado La Vaquita. Fernando Londoño es uno de los vecinos que ha seguido de cerca esta problemática. Con fotografías y videos ha hecho un seguimiento en los que se ven los camiones de mercancía que llegan hasta ese supermercado, una de las razones que, considera, influye en el tráfico. Y agrega: “el deprimido de la inferior con los Balsos nos costó plata a los residentes y se hizo para tener un buen flujo vehicular. Este flujo es vulnerado por los clientes que van a La Vaquita en la línea izquierda, sentido oriente – occidente y producen ‘tacos’. ¿La obra se hizo para beneficiar a quién?”, concluye.

“Escuchamos a la comunidad y hacemos todo lo posible para que haya buena convivencia y buen ambiente”

Darío Pérez, uno de los administradores de La Vaquita en  Los Balsos.
Darío Pérez, uno de los administradores de La Vaquita en Los Balsos.
Publicidad

César Alzate, otro vecino del lugar, afirma que el problema “se origina desde San Lucas, y es causado por alto flujo de vehículos que se dirigen hasta la transversal Intermedia”. Y amplía: “las obras por valorización de Fonvalmed fueron en beneficio de los habitantes de Envigado, especialmente para quienes hacen uso de la transversal Intermedia. Estoy seguro de que, si se hace el ensayo de cerrar por un mes el cruce en San Lucas, a la derecha, hacia la transversal Intermedia, inmediatamente se normaliza el flujo sobre la transversal Inferior y se acaba el caos vehicular al cual quedamos sometidos los vecinos de las lomas de Los González, Los Balsos y del Campestre, y que se genera desde San Lucas”.

Conversación y servicio

Cada día, antes del amanecer, Darío Pérez, administrador de La Vaquita en el sector de Los Balsos, llega hasta este lugar para supervisar su operación. Junto a su equipo logístico y a Mauricio Moreno y John Fredy Cardona, también administradores que lo acompañan en esta tarea, dice estar interesado en un funcionamiento tranquilo. Cuenta que para ello se ha fijado un horario limitado para descarga de mercancía y en lugares alternos a la vía principal.

Le puede interesar: Ciudadanos Científicos monitorean en bicicleta la calidad del aire y el ruido en el Aburrá

También explica que han capacitado a todo su personal para agilizar la atención en el almacén y en el estacionamiento. “Los proveedores y el personal ha recibido instrucciones para realizar su trabajo sin ruido, sin alarmas, de una forma ágil y tranquila”.
Adicionalmente, cuenta que han alquilado un espacio en el colegio Santa María del Rosario, que queda a unos pocos metros del supermercado, con el propósito de aumentar las opciones de estacionamiento y evitar cualquier posibilidad de congestión en la vía principal.

“Las personas que lleguen allí tienen la opción de un estacionamiento vigilado, amplio y cómodo”.

Diego Pérez dice que llegó hasta este trabajo después de trabajar durante casi dos décadas en una cadena de almacenes reconocida y después de pasar por otros sectores de la ciudad. Sobre esta experiencia cuenta que le gustaría dialogar más con los vecinos: “En la mayoría de los casos, y si hay una insatisfacción, la primera acción es llamar a la policía; generalmente son los agentes quienes nos informan la razón. Si los vecinos llegan hasta nosotros, vamos a abrir el espacio para una conversación y búsqueda de soluciones. También hay personas que llegan hasta aquí por temas ajenos a nosotros. Estamos para prestar un servicio a la comunidad: abastecimiento de alimentos y otros artículos. Estamos felices de poder hacerlo. También es importante que entiendan nuestra parte y vean nuestra voluntad de servicio”.

La Secretaría de Movilidad estudia la situación

Luego de ser contactada por Vivir en El Poblado, la Secretaría de Movilidad expresó que adelanta un estudio después de realizar una visita al lugar. Antes de dejar su cargo como secretario en esta dependencia, Carlos Cadena, experto en el tema, dijo que “como sociedad nos va mejor si diseñamos barrios para la movilidad peatonal, las bicicletas, el Metro o los buses. No hay espacio para vías nuevas”.

Publicidad
Publicidad