¿Cómo prevenir enfermedades respiratorias durante la temporada de lluvias?

Publicidad

4 recomendaciones para prevenir enfermedades respiratorias durante la temporada de lluvias

En tiempo de lluvias es importante que las personas atiendan las recomendaciones para prevenir enfermedades respiratorias. La epidemióloga Rita Almanza Payares, subsecretaria (e) de Salud Pública, dice cómo cuidar la salud en estos tiempos.

Le puede interesar: Medellín también declaró calamidad pública por las lluvias

La epidemióloga advirtió que están circulando virus que pueden afectar a niños, niñas y adultos mayores, también a embarazadas en Medellín.

Publicidad

Por lo anterior, Rita Almanza Payares entregó las siguientes recomendaciones:

  • Tener al día el calendario de vacunación.
  • Aumentar el consumo de frutas ricas en vitamina C, como la guayaba o los cítricos como la naranja.
  • Mantenerse abrigado evitando los cambios de temperatura.
  • Lavarse las manos para no pasar los virus de una persona a otra.

Sin embargo, la funcionaria dijo que ante la presencia de síntomas de la enfermedad respiratoria se recomienda usar el tapabocas en todo momento (incluso al interior de la vivienda). Así como también evitar las reuniones familiares, sociales, laborales, no viajar, ni asistir a cultos religiosos, espacios de esparcimiento o diversión.

Igualmente, para disminuir el riesgo de complicaciones y muerte por COVID19, es importante acudir a los puntos de vacunación de los centros de salud de la E.S.E Metrosalud o pedir una cita con la EPS para completar el esquema y aplicar el refuerzo según corresponda.

Lea: EPS SURA invita a completar esquemas de vacunación en sus IPS este 19 de noviembre

De igual forma, la población de 6 a 23 meses, las gestantes y adultos mayores de 60 años deben tener al día la vacunación contra la influenza, según las recomendaciones de la experta.

Y por edades específicas, las recomendaciones para evitar afecciones por IRA son:

  • Menores de seis meses: es necesario suministrarles leche materna al menos 10 veces al día. Si el bebé tiene más de seis meses debe comer alimentos recién preparados, de alto contenido nutricional y energético (frutas, verduras y carnes), además de leche materna. Los menores pueden tomar aromáticas o té para aliviar la tos y el dolor de garganta, si superan los dos años pueden ingerir miel. Es fundamental cubrir nariz y boca de niños y niñas cuando enfrenten cambios bruscos de temperatura.
  • Los adolescentes y adultos: deben estar atentos a síntomas como asfixia o dificultad para respirar (o incluso sensación de dificultad para respirar), dolor en el pecho al respirar o toser, decaimiento o cansancio excesivo y fiebre mayor de 38.5 grados centígrados por más de dos días.
  • Niños de 6 a 16 años: si presentan síntomas gripales no deben ir al jardín, escuela o colegio, se debe revisar la fiebre mayor de 38 grados centígrados, suministrar leche materna con más frecuencia a los lactantes, tomar únicamente los medicamentos formulados por el médico (en las dosis, horarios establecidos y por el tiempo indicado), limpiar con frecuencia la nariz dejándola libre de secreciones o aplicar suero fisiológico por las fosas nasales, usar el tapabocas y mantener el aislamiento por el tiempo necesario. Las señales de alarma en los niños son la respiración más rápida de lo normal, el hundimiento de las costillas al respirar, el vómito imparable, la somnolencia o no despertarse con facilidad, los ataques o convulsiones y la supuración o mal olor de oído.

Finalmente, para las personas de todas las edades se recomienda, además, no consumir o suministrar medicamentos, antibióticos o jarabes para la tos sin formulación médica, lavarse las manos después de tener contacto con secreciones o personas con gripa, así como ventilar diariamente la casa y habitación de los enfermos.

Atenciones de salud en la temporada

Las instituciones prestadoras de servicios de salud (IPS) reportaron un aumento del 49 % en las consultas (externas y por urgencias) por la Infección Respiratoria Aguda (IRA), con corte al 31 de octubre de 2022, al pasar de 413.315 en 2021 a 615.022 este año.

Sin embargo, las hospitalizaciones por esta patología disminuyeron 11 %, al pasar de 25.992 visitas a 23.161 (50 % de ellas en mayores de 60 años, seguido de menores de 1 año con el 17 %). Por otro lado, la hospitalización en unidades de cuidados intensivos (UCI) bajó 60 %.

Publicidad
Publicidad