Inician cierres parciales nocturnos en Las Palmas, a la altura del Intercontinental

Publicidad

Iniciaron los trabajos para estabilizar el terreno en la avenida Las Palmas, a la altura del hotel Intercontinental, en donde un movimiento en masa afecta el pavimento y dificulta la movilidad vehicular.

Lea: Las nueve estaciones con wifi gratuito en el Metro de Medellín

Por estos trabajos, que se prevén irán hasta finales de este 2022, se harán cierres parciales nocturnos en la avenida Las Palmas, aunque permanecerá un carril habilitado por cada calzada.

Publicidad

Los cierres parciales nocturnos en la avenida Las Palmas se harán a partir de las 9:00 p.m. y hasta las 4:00 a.m., cada día, hasta finalizar los arreglos.

Luis Fernando Vanegas, el comandante de Tránsito de la Secretaría de Movilidad, contó que para mitigar el impacto que genera el cierre parcial de la Avenida Las Palmas, en la calle 16 entre la diagonal 25 y carrera 30, las personas pueden tomar vías alternas como la Loma de los Balsos y la vía Loreto, en el horario nocturno de las obras.

“Desde la Secretaría de Movilidad se estarán brindando reportes continuos a la ciudadanía a través de los canales oficiales @sttmed con el fin de garantizar las condiciones de seguridad para todos los actores viales”, dijo el comandante de Tránsito.

La Urgencia Manifiesta

Por su parte, Natalia Urrego Arias, secretaria de Infraestructura Física de Medellín, contó que para la intervención en el sitio fue necesaria la declaratoria de Urgencia Manifiesta, figura que permite disponer de recursos económicos de manera inmediata.

Las dos principales acciones a ejecutarse en la avenida Las Palmas, a la altura del Intercontinental, son:

Reforzamiento de la cobertura de la quebrada Yerbabuena, la cual cruza justo por debajo de la zona afectada.

Construcción de drenajes para evacuar las aguas que puedan estar represadas y, con ello, darle mayor estabilidad al terreno.

Además, en la avenida Las Palmas será necesario actualizar los estudios y diseños que se tienen de 2004, y que ya han perdido vigencia, máxime con la norma de sismorresistencia que rige desde el año 2010.

Publicidad
Publicidad